Tlaxcala, Tlax. Integrantes de la Asociación de Minusválidos de Tlaxcala, presididos por Felipe Castillo Pérez, solicitaron audiencia en Palacio de Gobierno para exigir que sea destinado mayor recurso a las necesidades de las personas con discapacidad en el estado.

Castillo Pérez indicó que, a pesar de la existencia del Instituto Tlaxcalteca para Personas con Discapacidad (ITPCD), dirigió por María del Carmen Mazarrasa Corona, este no funciona ya que el beneficio es para pocas personas e indicó que la funcionaria: “ya no tiene la capacidad necesaria para dirigir ese instituto”.

El activista señaló que suman alrededor de 50 mil personas en el estado que tienen alguna discapacidad y que no cuentan con el apoyo gubernamental.

Los ahí reunidos pidieron que se cumplan las promesas hechas a las personas con discapacidad ya que, los trámites para el acceso a los apoyos (bastones, sillas de ruedas, camas especiales o cualquier otro medio de ayuda), son extensos y no son entregados.

Informaron que, tanto en el ITPCD como en el Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), los apoyos no son entregados, lo que ha afectado a familiares de las personas discapacitadas pues hay casos de decesos por no haber obtenido el respaldo de las instituciones.

De ahí que solicitaron audiencia con el Secretario de Gobierno de Tlaxcala, lo mismo se hará en el Senado de la República, para que sean cumplidas las promesas hechas a la comunidad de personas discapacitadas a un año de espera de la entrega de apoyos.

Por igual pidieron a familiares de discapacitados que no dejen en abandono a quienes necesitan de ellos así como denunciaron la falta de cultura al cuidado e integración de personas discapacitadas a la vida social y familiar.

Anunciaron que iniciarán un movimiento social para que las autoridades respondan a favor de las personas discapacitadas.