Tlaxcala es un lugar rico en historia, cultura, tradiciones, flora, fauna, buena comida y muchas grandes artesanías, por lo que en esta ocasión te traemos 6 datos interesantes de los bastones fabricados la comunidad de Tizatlán, reconocidos a nivel nacional pos su forma tan artesanal de tallarlos.

1.- La etimología de Tizatlán es un vocablo de origen náhuatl que significa Lugar de la tiza, hasta hace algunos años se explotaban algunos yacimientos de este material, mismo que era utilizado entre otras cosas para pulir y sacar brillo a distintos objetos de metal, plata y oro, para limpiarlos de cualquier suciedad, los dejaba de excelente calidad, derivado de eso y de las técnicas de tallado fue como comenzaron a incursionar en el tallado de maderas de una forma más delicada y creativa.

2.- En San Esteban Tizatlán familias enteras dedican toda su vida, generación tras generación, a la talla de madera, no solo para elaborar los tradicionales bastoncillos con ramas descortezadas, sino también teponaxtles, bastones de mano, juegos de ajedrez de ejércitos prehispánicos y múltiples objetos útiles y decorativos de gran belleza.

3.-Las principales materiales utilizadas para la fabricación de los bastones, se obtienen de materia prima obtenida en la región de varas y madera del tlaxistle y ahuehuete, mientras que para el tallado se utilizan diferentes materiales y herramientas, logrando culminar un ejemplar hasta en 1 año.

4.- Se calcula que los primeros bastones realizados fueron realizados después de la llegada de los españoles, cuando se introdujo la carpintería a la región, sumado a las artesanías y materiales ya existentes se mejoró la técnica, por lo que en la época colonial fue cuando se popularizo su fabricación.

5-Los bastones de Tizatlán han logrado a travesar fronteras llegando a lugares como España, donde se venden principalmente en las fiestas taurina, ya que una gran parte de los tallados son con temáticas taurinas y de carnaval, además, este año el Papa Francisco recibió por parte del gobierno de Tlaxcala un bastón de mando fabricado en Tizatlán.

6.-Uno de los datos más tristes sobre la fabricación de esta artesanía tiene que ver con la casi desaparición del árbol de Tlaxistle, ya que su sobre explotación ha provocado que casi desaparezca del Estado, y lo peor de todo es que según los pobladores la tala y extinción del árbol ha sido generada en su mayoría por empresas y grupos diferentes a los fabricantes, asi como a los incendios descontrolados, lo cual no solo perjudica a la naturaleza, sino a los artesanos locales.