Tlaxcala, Tlax. A 5 años de los lamentables acontecimientos ocurridos en Iguala Guerrero, donde ocurrió la desaparición forzada de 43 jóvenes estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, entre ellos, Cesar Manuel González Hernández, originario del Municipio de Huamantla, Tlaxcala; las organizaciones impulsoras de la Iniciativa Popular contra la Trata de Mujeres y Niñas nos solidarizamos con los padres y madres de los 43 estudiantes en la búsqueda de verdad y justicia.

El 26 de septiembre de 2014 un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, como cada año, acudió a Iguala Guerrero para tomar autobuses con el fin de trasladarse a la Ciudad de México y participar en la conmemoración del 2 de octubre. Sin embargo, a diferencia de otros años, no les permitieron el libre tránsito ya que la Policía Municipal e integrantes de organizaciones criminales, dispararon en repetidas ocasiones para detener el avance de los cinco autobuses, producto de esa violencia, desaparecieron de manera forzada a 43 estudiantes y se asesinaron a 3 más, uno de ellos con clara muestra de tortura.

Desde ese día y hasta ahora los padres y madres de los 43 estudiantes han recorrido un largo, doloroso e interminable camino en la búsqueda de sus hijos, de la verdad y en la exigencia de justicia.

Reconocemos la perseverancia de los padres y madres quienes, a través de su lucha, han visibilizado las graves violaciones a los derechos humanos en este caso y en todos los casos de las personas desaparecidas, han mostrado la impunidad con la que actuó el gobierno de la administración federal anterior. Su lucha se ha convertido en una luz de esperanza para todas las familias que buscan a sus personas desaparecidas.

Reconocemos el trabajo profesional, arduo y solidario de las organizaciones de derechos humanos que acompañan a los padres y madres de los 43 en la búsqueda de verdad y justicia.

Es preocupante que a pesar de que el gobierno de la actual administración federal muestra voluntad política para esclarecer el caso, hasta la fecha no hay avances sustanciales que permitan conocer en dónde están los 43.

Por lo anterior nos pronunciamos por:

1) Que la Comisión para la verdad y acceso a la justicia establezca bases sólidas en el proceso de investigación que les dé resultados tangibles a los padres y madres sobre el paradero de sus hijos y que se conozca la verdad y se haga justicia.
2) Que la Fiscalía General, el Ejército Mexicano y la Secretaría de Seguridad Pública aporten la información relevante que poseen para el esclarecimiento de los hechos. 3) Hacemos un llamado a la sociedad para seguir acompañando y solidarizándonos con los padres y madres de los 43 haciendo nuestras sus exigencias.

Atentamente

Organizaciones de la Iniciativa Popular contra la Trata de Mujeres y niñas: Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C., Centro de Economía Social Julián Garcés A. C., Centro de Desarrollo Educativo Zacatelco, 1,2,3 por ti, por mí y por todos A.C., Centro de Atención a la Familia Migrante Indígena (CAFAMI), Comité de Derechos Humanos “Luis Munive y Escobar “de Atlihuetzian, Comité de Derechos Humanos “Los Jicotes” de Xicohtzinco, Comité de Derechos Humanos Nueva Vida a la Luz del Evangelio de San Juan Huactzinco, Pastoral Social de Santo Toribio Xicohtzinco, Coordinadora por un Atoyac con Vida, Organización Democrática Bases Populares A.C. y Red de jóvenes hacia la Igualdad de Género.