Tlaxcala, Tlax. Han pasado dos años desde la emisión de la recomendación 10/2017 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), a los gobiernos de Tlaxcala y Puebla donde se solicita la conformación de acciones para frenar el ecocidio e impacto a la cuenca del río Atoyac-Zahuapan, una de las comandas es la conformación de un grupo Interdisciplinario que integre a dependencias federales, estatales y organizaciones de la sociedad civil, sin embargo, esto no se ha cumplido.

Así lo declaró Alejandra Méndez Serrano, directora de la asociación civil ” Centro Fray Julián Garcés, Derechos Humanos y Desarrollo Local” (CFJG), quien afirmó que, si bien los gobiernos de Puebla (encabezado por Miguel Barbosa Huerta), Tlaxcala (dirigido por Marco Antonio Mena Rodríguez), así como los ayuntamientos de Tlaxcala (encabezado por Anabell Ávalos Zempoalteca), y Puebla (cuya titularidad recae en Claudia Rivera Vivanco), realizaron convenios de colaboración para el saneamiento y recuperación del río, al ser acciones aisladas, no se cumplirá con el objetivo.

“Lo que la recomendación establece es la participación de la sociedad civil, nosotros (CFJG) habíamos pedido la participación: no se nos convocó, no se nos comentó. Lo que se requiere es una articulación de acciones e interinstitucional. De todas las acciones que se han anunciado para responder a la recomendación, es la que puede avanzar “, empero han pasado 2 años y a la fecha la autoridad continúa ignorando a la sociedad civil.

La activista señaló que habrá que esperar para saber los efectos que tendrá la conformación de dichos convenios de colaboración, así como advirtió que tanto la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ayuntamientos como Tepetitla, Nativitas, Ixtacuixtla incluso los poblanos Huejotzingo y Texmelucan han realizado acciones han realizado acciones para el saneamiento del río, estas son hechas por separado, quedándose “cortas” para la magnitud del trabajo que se requiere en pro de la cuenca.

Méndez Serrano esclareció que, si bien no han sido incluidos en un grupo interinstitucional, las organizaciones estarán al pendiente de lo que surja de los convenios de colaboración entre los gobiernos, así como aportarán información y vigilarán las acciones que se realicen.

Precisó que, con la firma del convenio de colaboración entre el CFJG y la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), se podrán realizar proyectos de investigación transdisciplinaria y con las comunidades para avanzar en la resolución de la contaminación al río.

Esclareció que las organizaciones también han informado a las dependencias y autoridades federales y estatales las diversas investigaciones realizadas en conjunto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Institutos de biomédica, entre otras, de las cuales no hubo respuesta alguna.

Manifestó que, con la llegada de la nueva administración federal, si bien habrá que iniciar desde cero para informar los avances de las investigaciones, se percibe mayor disponibilidad, sensibilidad para trabajar y dialogar a favor de la cuenca del río Atoyac – Zahuapan.