Tlaxcala, Tlax. Este miércoles el congreso del Estado, a través del Diputado Rafael Ortega Blancas, entrego el apoyo del Fondo para el Fortalecimiento al Campo en el distrito IV, con un total de 450 paquetes de herramientas a campesinos y 16 tractores, sin embargo esta entrega de apoyos es menor a lo entregado en 2018.

Durante el discurso de entrega el legislador se congratuló por poder apoyar a sus paisanos, en específico a los campesinos del distrito IV, pues ellos son, dijo, “personas que se esfuerzan día a día para llevar el sustento a sus hogares”.

En contra parte al apoyo y al discurso emitido este año, durante el 2018 para noviembre ya se habían entregado un total de 38.7 mdp en apoyos a productores del campo tlaxcalteca, lo que equivalió a 287 proyectos agrícolas; de los cuales, 87 fueron bodegas, 146 implementos, dos proyectos de material vegetativo, dos sistemas de riego y 50 tractores, esto según datos la secretaría de Fomento Agropecuario (SEFOA).

Referente a la entrega de apoyos este año, es importante resaltar que en los demás distritos también se han entregado apoyos a campesinos; sin embargo, estos no rebasan los 20 mdp, lo que representa una disminución de más de 10 millones menos que en 2018.

Sumado a la baja en el apoyo al sector campesino y agropecuario, se suman los problemas que ya se han presentado con la entrega del apoyo del Fomento para el Fortalecimiento al Campo, como el suscitado en Texoloc, donde los beneficiados acusaron de recibir animales en malas condiciones, así como el retraso en el pago de créditos a campesinos en varios municipios del Estado.

El Diputado Rafael Ortega reconoció que es una gran responsabilidad ser representante popular, por lo que afirmó que desde que arribó al Congreso del Estado, “no ha dejado de trabajar para mejorar las condiciones de vida de los tlaxcaltecas”.

Sin embargo, la realidad del campo es diferente, ya que la producción del campo se ha visto perjudicada y reducida considerablemente en los últimos años, mientras que el sector ganadero en el Estado se ha mantenido rezagado, condiciones que desde la entrada de la nueva legislatura no se han corregido.