Tlaxcala, Tlax. Tlaxcala es uno de los principales promotores de la tauromaquia en México, además de ser un Estado que lo considéralo como Patrimonio Cultural Inmaterial, sin embargo, durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) podría quedar prohibida toda corrida de toros en el país, pero antes tendría que someterse a una consulta ciudadana.

En 28 Estados aun esta permitidas las corridas de toros y solo 4 lo tienen considerado como maltrato animal, Sonora, Guerrero, Coahuila y Quintana Roo son los que en sus leyes las corridas de toros se encuentran consideradas como formas de maltrato hacia los animales.

Mientras que para entidades como Tlaxcala, Hidalgo, Guanajuato, Michoacán, Querétaro y Zacatecas consideran esta actividad como Patrimonio Cultural Inmaterial, de ahí que durante sexenios pasados como en diferentes legislaturas se ha vuelto un tema polémico y que muchos han preferido evitar, como lo sucedido en la más reciente ley de protección animal en el Estado.

Sin embargo, esta mañana AMLO en su ya común informe mañanero, se mencionó referente al tema y aunque no tomó una postura sobre si las corridas de toros es una forma de maltrato animal, si mencionó que “es un tema polémico, por lo que la gente debe participar para llegar a una decisión”.

El mandatario de México dijo que es necesario la reforma del artículo 35 constitucional para que los ciudadanos tengan las posibilidades de elegir sobre qué temas opinar y que su voz sea plasmada en leyes y reglamentos reales.

Además, agregó que las corridas de toros son un tema que “no lo deben tratar solo la autoridades, sino que son temas en los que deben decidir los ciudadanos”, además de señalar que las condiciones de los estados referente al tema son distintas por lo que no se debe tomar a la ligera.

Para las legislaturas donde ha quedado prohibido las corridas de toros es porque consideran maltrato, a todo acto indigno e irrespetuoso encontrar de los animales; elementos que quedaron fuera en las más recientes leyes que protegen a los animales en Tlaxcala.

Tan solo en 2018 en dos ocasiones grupos pro-animales se manifestaron en contra de que no se prohibieran las corridas de toros en las leyes que en ese entonces se encontraban vigentes, mientras que en este 2019 con la más reciente aprobación de ley, también hubo una manifestación al respecto.