Tlaxcala, Tlax. La producción del campo en Tlaxcala este 2019 ha tenido su rendimiento más pequeño de la historia con apenas 4.34 toneladas por hectárea, lo que representa más de 2 toneladas menos por hectárea que en 2018 y cerca de 4 toneladas menos que en 2017.

Según la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) en su Resumen Nacional de Intención de Siembra (RNIS), cada año desde el 2000 se siembran en promedio 120 mil hectáreas de grano básico en todo el Estado, sin embargo este 2019 el rendimiento esperado se ha reducido considerablemente.

En 2018 el rendimiento del grano básico era en promedio de 6.38 toneladas por hectárea, mientras que en 2017 fue de casi 8 toneladas, de acuerdo a SAGARPA uno de los principales factores para la baja en el rendimiento, es por el temporal ya que las lluvias se retrasaron hasta por 2 meses, además, de que las lluvias fueron esporádicas.

Otro factor registrado en el RNIS son el número considerable de hectáreas que este año no fueron sembradas, calculando que el 20% de las hectáreas con producción en el año pasado, este 2019 no fueron trabajadas.

De acuerdo al Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) los municipios de Ixtenco, San Jose Teacalco, Nativitas, Ixtacuixtla y Tepetitla de Lardizábal fueron los que más presentaron bajas en su producción, a pesar de tener capo de riego, mientras que los municipios de Españita, El Carmen Tequexquitla y Tlaxco fueron los más fueron afectados por tener campo de temporal.

De los últimos años los que presentaron los menores rendimientos por hectárea fueron 2004, 2005, 2015, 2016 y 2017, teniendo una producción de entre 7 y 8 toneladas.

Una de las principales afectación que trae consigo la baja producción de semillas, es el incremento de precios derivado a la escases de la materia prima de la mayoría de alimentos en la zona centro del País, lo que también provoca que el grano consumido sea de exportación generando un costo mayor.