Medio de Comunicación Independiente. | Informar con veracidad, criticidad y profesionalismo

Gobernabilidad y poblaciones específicas: talón de Aquiles de cárceles tlaxcaltecas

Apizaco, Tlaxcala. En el diagnóstico nacional de supervisión penitenciaria realizado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), los centros penitenciarios de Tlaxcala fueron calificados con un promedio de  6.99. El cereso ubicado en  la capital del estado tuvo un 6.85 mientras que el de Apizaco tuvo 7.13.

De entre todas las calificaciones, el centro penitenciario de Apizaco recibió una menor nota en el indicador de gobernabilidad, lo anterior porque la CNDH concluyó que no hay suficiente personal de seguridad y custodia, falta ubicar a los sancionados en el lugar adecuado, hay poco control de seguridad y de los servicios.

Mientras que el de Tlaxcala tuvo menor calificación en el concepto de requerimientos específicos el cual hace referencia a la condición de adultos mayores, personas indígenas, con discapacidad, VIH SIDA o la población homosexual.

Destaca que en este último recinto, las dietas de los adultos mayores son un tema pendiente, asimismo, la atención a personas con discapacidad mental, como también la atención médica para internos con VIH SIDA, además de la creación de programas para la prevención de adicciones.

El documento, consecuencia del monitoreo del año 2017, no sería la primer publicación que apunta un escenario no favorecedor a las personas en detención, pues el Informe especial de la CNDH sobre el estado que guardan los derechos humanos de las mujeres internas en centros de reclusión de la República Mexicana, advirtió que el centro de readaptación social de Apizaco: “carece de servicio médico en el área femenil”.

Lo anterior, contravendría el “Diagnostico Nacional de Supervisión Penitenciaria” a nivel estatal de México Evalúa, el cual posicionó a Tlaxcala en el tercer lugar durante el periodo de 2011 a 2015 en las entidades con mejores evaluaciones del sistema penitenciario, pues obtuvo una calificación de 7.49 puntos, tan sólo detrás de Aguascalientes y  Guanajuato.

Cabe apuntar que la sobrepoblación carcelaria no es ningún problema en la entidad ya que el reporte de visita de la CNDH, llevada a cabo en abril, en el centro de detención de Apizaco había una capacidad de 474 hombres y 82 mujeres, es decir, un total de 556, pero sólo albergó a un total de 361, por lo que no rebasó su capacidad.

Tampoco el de Tlaxcala tiene ese problema pues su capacidad asciende a 472 personas y la CNDH sólo registro que tenía 288 presos. Incluso, en la radiografía de PENSAR laboratorio de ideas, se calificó con cero sobrepoblación carcelaria al estado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *