• Pese a mayoría de mujeres en congreso, no se han garantizado derechos a favor de las tlaxcaltecas
  • Diputados hacen uso de argumentos moralistas y cargados de misoginia con tendencias religiosas

Tlaxcala, Tlax. Durante el conversatorio “Avances y pendientes del derecho a decidir de las mujeres”, académicas y activistas tanto de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), la Secretaría de Salud y la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), cuestionaron el actuar de los representantes de la legislatura en el estado.

Ahí, señalaron que permanece la falta de voluntad política pues, aunque la actual diputación se compone en su mayoría por un partido de izquierda, es decir, por Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), así como el 60% de sus integrantes son mujeres, aún hay resistencia para legislar sobre el aborto.

La activista Herminia Hernández Jiménez indicó que los servidores públicos requieren capacitarse, sobre todo las legisladoras cuyos discursos están manchados por prejuicios, machismo y conductas patriarcales repitiendo patrones anteponiendo moralidades e incluso creencias religiosas.

“Yo espero que, la fracción de Morena, de las mujeres que están en el legislativo que en breve se pueda legalizar el aborto”, subrayó.

En su oportunidad María del Rosario Texis Zúñiga señaló que pese a dicha mayoría, no se ha garantizado el derecho a decidir de las mujeres, pues a la fecha no se ve un avance real; añadió que, si bien se han hecho propuestas respecto a la despenalización del aborto, esta se hizo más por interés político y por ganar popularidad.

Lo anterior en referencia a la propuesta hecha por el ex perredista Miguel Ángel Covarrubias Cervantes quien, según la representante de Ddeser, no generó cabildeo con las organizaciones que han trabajado en el tema de aborto en Tlaxcala. “Mientras más iniciativas dé, mejor”, fue la respuesta que recibieron del legislador.

Asimismo, enfatizó que el diputado José Luis Garrido Cruz, del local Partido Encuentro Social (PEST), antepone tendencias cristianas, providosas y antiderechos derivado de sus antecedentes como pastor en una iglesia cristiana.

Texis Zúñiga enfatizó que el señalamiento que Garrido Cruz hizo, durante la sesión ordinaria del pasado 1 de octubre donde se aprobó una reforma al código civil sobre la identidad sexogenérica, pues de manera irónica intento frenar dicha aprobación argumentando que, con esta modificación, puede cambiar su nombre de Luis a “Luisa” con fines electorales, está “cargado de ignorancia, prejuicios, moral retrógada y de misoginia”, por lo que el legislador, dijo, no promueve los derechos, él violenta los derechos de todas las personas.