Powered by JS Network Solutions

Deportación masiva y agresiones a derechos humanos, el panorama de los dreamers después de DACA Featured

Tlaxcala, Tlax. Pese a la eliminación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) -por sus siglas en inglés-, encabezada por la Casa Blanca, las y los dreamers tienen claro que no negociarán con la militarización de la frontera norte de México.

Desde la campaña electoral de 2016, Donald Trump había enfocado parte su discurso en la militarización de la frontera sur de Estados Unidos (EU), territorio fronterizo con México. Ya como presidente, Trump insistió en la construcción del muro en la frontera con México, el establecimiento de al menos 10.000 agentes migratorios, leyes más estrictas para regular el asilo y eliminación de fondos federales a las llamadas ciudades santuario.

Lo anterior fue la propuesta, del entonces candidato a la presidencia de EU, para negociar la estancia de 800 000 inmigrantes que llegaron a Estados Unidos durante su infancia, y que se encontraban bajo la protección del DACA hasta el pasado 5 de septiembre, día que Trump colocó como fecha límite para poner fin al programa fecha límite; así como para hallar un remplazo a la acción ejecutiva con una medida legislativa, que debería consolidarse en un plazo de seis meses, pues DACA quedará completamente desmantelado en marzo de 2018.

En entrevista para Escenario Tlaxcala, Antonio Alarcón, dreamer e integrante de la organización Make The Road New York, compartió que “a pesar de que para nosotros es importante mantener el diálogo con los congresistas, no negociaremos la militarización de la frontera, eso sería darle la espalda a nuestra gente, a nuestras familias y a nosotros mismos”.

Antonio Alarcón tiene 23 años y es originario de Veracruz, tiene doce años viviendo en New York, donde creció con su madre, padre y un hermano. Todo cambió en 2012, cuando su abuela falleció y su familia decidió regresar a México; él les propuso quedarse, pues “aquí hay mejores condiciones para trabajar y desarrollarse, y me quedé a estudiar como se los prometí el día que ellos regresaron a México; tengo una promesa que cumplir”.

Sobres los efectos del discurso Trump, Antonio expresó que “a mí no me ha tocado vivir discriminación o agresiones por ser mexicano. Es una realidad que ahora varios grupos se sienten más respaldados y las agresiones son más evidentes: es muy común que se señale al mexicano como frijolero, porque piensan que solo comemos frijoles. Algo que sí pasa con las micro agresiones; por ejemplo, cuando te presentas como mexicano la gente te dice que eres muy ´blanquito para serlo´. Señalamientos así son muy comunes”.

 

La lucha de los dreamers en Nueva York

La eliminación del DACA ha planteado nuevos retos a la lucha de las y los dreamers, uno de ellos ha sido el registro para la ampliación de permisos que encabezó el Departamento de Seguridad Interior de EU. El proceso administrativo que implica la posible ampliación de permisos para los llegados en la infancia tuvo una duración de un mes, a partir del 5 de septiembre. Al concluir, el 5 de octubre, dejó a 21 mil dreamers fuera del proceso.

Frente a estas acciones los dreamers se han reunido con congresistas aliados para poder mantener sus demandas en lo público. Alarcón plantea que “actualmente hay represión por parte del gobierno, y pues pensamos que tenemos 3 meses de acción para evitar nuestra deportación, estamos trabajando en eso con algunos congresistas y en las redes de todo el país; lo que tenemos muy claro es que aunque esas negaciones son muy importantes no negociaremos la militarización de la frontera”.

New York es una de las ciudades con más dreamers, lo que les ha permitido avanzar en sus objetivos, como conseguir fondos para abogados que llevan sus casos, avanzar en leyes progresistas y hacer posicionamientos públicos. Esto les ha permitido ampliar su red de aliados.

Los dreamers tienen claro que no basta con mantenerse visibles, saben que prepararse es fundamental. “Decidí estudiar cine porque me gusta, me apasiona; y ciencias políticas porque el cambio ocurre dentro de la política y debemos ser parte de ese cambio”, continuó Antonio.  

Alarcón forma parte de Make The Road New York , organización política que tiene alrededor de 20 mil miembros con los que se ha generado una dinámica de resistencia y procesos organizativos, no solo en el tema migratorio, también en cuestiones de género, cambio climático, racismo y grupos LGBTTTI.

Sin embargo, no todo ha sido positivo en la lucha por permanecer en EU, debido a que muchos dreamers han tenido repercusiones en su salud emocional y psicológica por el constante miedo a la deportación. Según Efe Antonio E. Puente, presidente de la Asociación Americana de Psicología, (APA, por sus siglas en inglés), la suspensión de la Acción Diferida (DACA) dejará un daño psicológico a corto y largo plazo a unos jóvenes indocumentados que podrían experimentar tristeza, frustración, enojo y depresión al sentirse rechazados por un país que consideran como suyo.

El riesgo a su salud incrementa debido a que el gobierno de los Estados Unidos cuenta con una base de datos con información personal de los dreamers y sus familias, por lo que la demanda de protección de dichos datos se ha convertido en una de las más fuertes.

 

¿Qué pasará en caso de deportación en EU?

De acuerdo con un estudio realizado por el Center for American Progress la eliminación del DACA provocará una pérdida de más de 460.300 millones de dólares para el Producto Interno Bruto (PIB) de EU en la próxima década. Lo anterior debido a que la eliminación del DACA desembocaría en la deportación de 685.000 trabajadores.

El estudio destaca que de los 787.580 mil dreamers, el 46 % está actualmente estudiando, de ellos, un 83 % también trabaja y el 6% iniciaron un negocio. En total, el 91 % de los beneficiarios de DACA actualmente está trabajando, una cifra que aumenta a un 93 % entre aquellos mayores de 25 años, según datos del mismo documento.

El programa también ha tenido un efecto positivo en sueldos, pues el salario medio de los dreamers se ha incrementado en un 69 % al pasar de 10,29 dólares por hora a 17,46. Después de recibir DACA, los jóvenes experimentaron importantes mejoras laborales: un 54 % consiguió un empleo que encaja mejor con su formación, mientras que otro 56 % accedió a un puesto con mejores beneficios sociales, como por ejemplo cobertura médica.

Las pérdidas económicas de la deportación son algunas de las razones por las que los congresistas han valorado mantener el tema en la agenda, aunque parece que no será en los próximos meses que la discusión acabe, pues se esperaba que en diciembre pudieran tener una propuesta, sin embargo eso no ha pasado.

Dreamers y México

“Si regresamos a nuestro país, sabemos que las cosas no serán sencillas, pues solo en Ciudad de México hay algunas políticas claras para nosotros, pero en el resto del país no tenemos muchas posibilidades de desarrollarnos. El gobierno mexicano no hace mucho por nosotros, y eso es una experiencia que tenemos con ‘los otros dreamers’ que fueron deportados hace algunos años”.

Destaca que durante 2013 hubo una deportación masiva de por lo menos 2 millones de mexicanos, muchos de ellos dreamers que han tenido muchas dificultades para integrarse a la dinámica social, particularmente al sistema educativo y laboral, según datos del Instituto Nacional de Migración (INM).

Los mexicanos representan el 79 por ciento de los 787 mil 580 beneficiados de DACA, de acuerdo con las cifras de la Oficina de Ciudadanía y Servicios Migratorios (USCIS- por sus siglas en inglés), por lo que se vuelve un tema relevante en la agenda nacional y binacional.

Aunque el gobierno mexicano ha colocado el tema en la agenda pública, al menos discursivamente, la realidad es que las acciones planteadas para la recepción de dreamers en caso de una deportación masiva son insuficientes, afirmó en entrevista para BBC Mundo, Sergio Tamai, fundador de Ángeles sin Fronteras, una organización que ayuda a las personas retornadas en Tijuana y Mexicali. Un ejemplo es que no basta el dinero para atender a los deportados en ciudades fronterizas –donde miles se quedan cada año-; otro, es la reducción del presupuesto para atender a los deportados el próximo año que se trata de 270 millones de pesos, 30 por ciento menos que en 2016.

Entre las acciones que ha tomado el gobierno mexicano para atender la posible devolución de los dreamers destaca la propuesta de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES); el Programa Universitario Emergente Nacional para la Terminación de los Estudios Superiores (PUENTES), que desarrolló en vinculación con la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) y la Secretaria de Educación Pública (SEP).

PUENTES, tiene el objetivo de acercar a los jóvenes estudiantes mexicanos que viven y estudian en los EU que deseen incorporarse a las instituciones de educación superior mexicanas, las facilidades para que puedan concluir sus estudios en las modalidades escolarizadas y no escolarizadas.  La estrategia se vio fortalecida con la reforma a la Ley de Educación, promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto.

A estas acciones se sumó el Programa de Financiamiento Estratégico para la Inclusión Financiera a Dreamers, que entró en vigencia el 07 de septiembre de 2017 y que encabeza el INM.

Sin embargo, el estudio “Migración y empleo. Reinserción de los migrantes de retorno al mercado laboral nacional mexicano”, plantea que los deportados enfrentan grandes retos. Según el estudio, el 75% de los deportados tiene problemas para encontrar empleo en su país, y una de las razones es que los empresarios no los contratan porque creen que sus expectativas de salario son como las que tenían en EU y porque la forma de desempeñar sus labores es distinta a la mexicana.

Es importante señalar que quedan tres meses para poder proyectar el impacto real de la eliminación del DACA y su impacto en México, sin embargo es una realidad que al menos 21 dreamers viven en riesgo de deportación, por lo que es necesario generar estrategias reales que incluyan la integración de este sector a la dinámica social del país.

 

Share this article

Login to post comments