Powered by JS Network Solutions

Internacional

La intención de convocar a comicios electorales el día jueves 8 de Junio fue situar a Theresa May en una posición de fortaleza para llegar con el apoyo popular y político a Bruselas para la negociación del Brexit del próximo 19 de Junio. Fue una apuesta peligrosa: El todo o nada en ella. El Consejo Europeo ha sido claro, ¨La comunidad de los veintisiete se mantendrá determinada y unida en las negociaciones futuras. Nuestro objetivo está claro: Reducir al mínimo el coste para los ciudadanos, las empresas y los Estados miembros de la Unión Europea¨, notificó oficialmente el 29 de marzo de 2017. Theresa May está debilitada y los británicos divididos a causa de una ola de atentados terroristas que ha dejado en duda el liderazgo y fortaleza de la primer ministro. El terrorismo ha ocupado el lugar del Brexit en la agenda; los laboristas, el de los conservadores en la Cámara de Representantes.

¿Qué se elige?

  • Por tercera vez en 3 años el Reino Unido convocó a sus electores para elegir a sus representantes en el Parlamento.
  • En 2015 se dieron las elecciones generales, después el referéndum sobre el Brexit y ahora, en unas elecciones anticipadas; se escogió a quién llevará las riendas del país y liderará las negociaciones para la salida de la Unión Europea.

¿Los actores principales?

  • La conservadora y actual primer ministro Theresa May y el Laborista Jeremy Corbyn.

¿Qué estaba en juego?

  • Para May, que llegó al poder no por una elección popular sino por la renuncia del entonces Primer Ministro David Cameron, ganar le permitía tener una legitimidad de fuerza frente a 27 países miembros de la Unión Europea y así poder sentarse a negociar la salida de Reino Unido con un apoyo popular que la respalde.

¿Cómo se llegó a las elecciones?

  • ¨Fuerte y estable¨ fue la premisa que escogió Theresa May para su campaña.
  • Poco congruente con lo que ha sucedido en estas últimas semanas opacando el principal motivo del adelanto de las elecciones: El Brexit.
  • La oleada de atentados terroristas que han sacudido Reino Unido en estas fechas ha sacado del debate principal lo que Theresa May ha considerado importante para la agenda política: La salida de la UE. Los discursos han sido contundentes y blindados de esperanza para lo que los electorados les preocupa más en estos momentos: la seguridad tras los atentados terroristas en Manchester y Londres es. El Laborista Jeremy Cormey ha expuesto su visión de que las agencias de seguridad deben estar preparadas para nuevos ataques extremistas, pero también, expone la idea de que habrá que curar desde la raíz este mal que afecta a su país argumentando que su origen viene desde la incursión de Gran Bretaña en conflictos internacionales innecesarios como lo es Libia, Siria e Irak. Por su parte, Theresa May ha extremado sus opiniones al declarar que si es necesario, cambiará la legislación de derechos humanos para combatir el terrorismo. ¨Si nuestras leyes de derechos humanos nos lo impiden, cambiaremos las leyes para poder hacerlo¨ expresó.
  • En su lugar, la lucha contra el terrorismo ha enmarcado las opciones para que el electorado Británico escoja a sus representantes.

¿Los resultados?

  • Conservadores (318)
  • Laboristas (261)
  • Partido Nacional Escocés (35)
  • Partido Liberal (12)
  • Partido Liberal Demócrata (10)

¿La estrategia?

  • Theresa May gana las elecciones pero pierde la mayoría absoluta ¿Qué quiere decir? Que tendrá que recurrir a la negociación con otros partidos para sacar la fortaleza necesaria para llegar a Bruselas el 19 de Junio para negociar la salida de la Unión Europea.
  • Según los resultados, los conservadores tienen una ventaja de 318 escaños en la cámara de los comunes. La mayoría parlamentaria está fijada en 326 lugares. Una alianza con el partido liberal demócrata es necesaria para la formación de un nuevo gobierno.

¿Los ganadores?

  • Los ganadores, sin duda, son los laboristas que podrán condicionar por su cantidad en la cámara de los comunes un Brexit más suave que el planeado por Theresa May meses atrás.

Implicaciones:

  • La apuesta de May por adelantar las elecciones para tener un apoyo más sólido en la cámara de los comunes ha fallado. Ahora queda claro que no hay apoyo político para su apuesta de alto riesgo: llegar con el apoyo popular y de los representantes a las negociaciones cruciales para defender los intereses de Gran Bretaña con la Unión Europea y defenderla de la amenaza terrorista.
  • Un segundo referendum es posible si los negociadores del Brexit regresan de Bruselas sin un acuerdo sólido y que permita a Gran Bretaña iniciar su camino a solas.
  • Si las negociaciones con la Unión Europea no salen bien el próximo 19 de Junio, Reino Unido corre el riesgo de que su capital, Londres, pierda el estatuto de capital financiera internacional y así provocar una salida de capitales lo que dejaría a muchos puestos de trabajo a la deriva.