Powered by JS Network Solutions

Emite CNDH recomendación por violencia obstétrica en los Estados Featured

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación general 268/2017 dirigida a los gobiernos estatales y a las instituciones de salud locales, para que visibilicen y eliminen la violencia obstétrica y todas las prácticas médicas que vulneren los derechos humanos de las mujeres.

Este organismo recomienda a las instituciones de salud locales diseñar una política pública con perspectiva de género y derechos humanos, y centrar la práctica médica reconociendo a la mujer como protagonistas en la relación materno-fetal.

La CNDH reconoce que hacen falta acciones de capacitación y sensibilización continua del personal de salud en la atención gineco-obstétrica, para eliminar los prejuicios, la discriminación y la violencia de género.

Además, recomienda que los Ejecutivos locales realicen un diagnóstico sobre los recursos materiales y humanos, a fin de presupuestar los montos necesarios para llevar a cabo prácticas médicas con apego a los derechos humanos de la mujer y su difusión durante el embarazo, parto y puerperio.

La recomendación de la CNDH se derivó del número de quejas que se promovieron en las comisiones de derechos humanos locales y la nacional entre 2015-2017, y en las que se vulneraron los derechos a la protección y la salud, a una vida libre de violencia, a la información y al libre consentimiento, a la libertad y autonomía reproductiva, a la igualdad y no discriminación, a la integridad personal y a la vida de las mujeres.

Datos del Grupo de Información y Reproducción Elegida (GIRE), refieren que entre 2009 y 2012 la Secretaría de Salud del Estado de Tlaxcala recibió 162 quejas por violencia obstétrica, y se recibieron dos quejas interpuestas ante la CEDH de las que no se derivó ninguna recomendación.

Asimismo, cifras obtenidas por la Escuela de Enfermería y Obstétrica de la UNAM indican que en México el 25% de las mujeres embarazadas fue víctima de malos tratos.

La UNAM resalta que en lo local no hay registro oficial sobre la violencia obstétrica porque sigue naturalizada o porque los centros de salud ejercen presión para detener las quejas a cambio de ofrecer los servicios de ley.

Share this article

About Author

 Iván Muñoz Pérez
Login to post comments