Altzayanca, Tlax. En las rancherías de “Pocitos” y “Santa María las Cuevas” en Atlzayanca se tienen identificados casos de jóvenes que se han dedicado al narcomenudeo, dejando las actividades del campo para dedicarse a la venta y distribución de drogas, informó el líder campesino Alejandro Martínez Hernández, dirigente de la Coalición de Organizaciones Urbanas y Campesinas (Coduc) en Tlaxcala.

Al respecto, el ex dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), indicó que, tanto comandantes de la policía y autoridades de Atlzayanca saben de la presencia de narcomenudeo, empero la justificación de ser “casos aislados” o “fortuitos”, permiten que este delito sea cometido.

“Si asaltan es caso fortuito, si matan es caso fortuito, si aparecen decapitados es caso fortuito; Para el gobernador todo es fortuito, para el procurador todo es fortuito”, indicó el representante de los productores en el estado quien señaló que las cosechas no son suficientes para cubrir las necesidades de los jóvenes así como cuestionó el “maquillaje” de cifras sobre seguridad por parte de las autoridades locales

Martínez Hernández, destacó que el Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro es una buena estrategia para arraigar a las nuevas generaciones a las actividades del campo y así apoyar a sus familias, ser productivos y evitar este tipo de prácticas, de este modo señaló que se debe atender de manera urgente la lucha contra el narcomenudeo calificado como grave.

Agregó que los campesinos hacen su esfuerzo por sacar adelante sus tierras y cultivos de maíz, haba, ejote, calabazas, semillas y demás, empero insistió que es el gobierno local el que debe ser transparente con el apoyo al campo.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNP), Tlaxcala suma de enero a julio de 2019 hasta 72 casos de narcomenudeo, es decir, se cometen en promedio 10.2 casos de narcomenudeo al mes.

Durante 2018, se identificaron hasta 107 casos de narcomenudeo en la entidad de los cuales 68 corresponden de enero a julio, es decir que este año se mantienen las cifras registradas, lo cual se hace más evidente si revisamos los números de 2017 pues dentro del mismo periodo solo fueron 24 casos (48 en total).

De ser una constante los 10 crímenes por narcomenudeo al mes, 2019 podría finalizar con poco más de 120 casos.