Tlaxcala, Tlax. Según lo establecido en el Plan Estatal de Desarrollo (PED) 2017-2021, presentado por el gobierno de Marco Mena, señala como uno de sus planes la instalación de botones de pánico, GPS y chips REPUVE en el trasnporte público con el propósito de brindar mayor seguridad a la población, así como a los trasportistas; planes y propósitos aún olvidados por su administración.

El objetivo 3.2 del PED versa “Desarrollo de un sistema de trasporte público masivo eficiente y seguro que permita la interconexión regional”, estableciendo como estrategia 3.2.1.3 “ la colocación de dispositivos tales como GPS, chips REPUVE y botones de pánico para fomentar una mayor seguridad en las unidades de transporte público”.

Ya con más de la mitad de su sexenio, el trasporte del Estado sigue en las mismas condiciones, pues según lo informado por la Comisión Ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública (CESESP) a la fecha, no se ha colocado ningún dispositivo GPS, Chips REPUVE ni botones de pánico, esto acorde a la solicitud de información con el número de folio 221919 y dirigida a Sectur y a Secretaria de Seguridad Pública.

El principal objetivo de estas herramientas según lo establecido por la CESEP, no es solo alertar a los elementos policiacos o de Seguridad Publica sobre algún delito, sino también informar o dar aviso sobre alguna emergencia de cualquier índole.

Cabe resaltar que los botones de pánico solo han sido entregados en la capital del Estado, olvidando los demás municipios y el trasporte público, convirtiéndose en una promesa aun sin cumplir.

Durante la entrega de botones de pánico por el ayuntamiento de Tlaxcala a ciudadanos y empresarios a inicios de año, el director de la Unidad de Análisis e Informática, Francisco Carreto, indicó que “las alarmas sirven para usarse en cualquier tipo de incidente, como por ejemplo la denuncia de robos, asaltos, accidentes, cualquier tipo de situación que ponga en riesgo una vida, desastres naturales, auxilios médicos y así como el fallo de servicios públicos”.