Tlaxcala, Tlax. Defensores de los animales, acudieron al Congreso de Tlaxcala esta tarde para presenciar la lectura y posterior aprobación de la Ley de Bienestar Animal, misma que se extendió hasta pasadas las 13 horas pues generó un debate al no incluir algunos aspectos que los llamados animalistas defienden.

Con pancartas con mensajes que exigían velar por los animales y algunos perros presentes, los activistas criticaron la posición del legislador Rafael Ortega Blancas, a quien señalaron por su intento de proteger y conservar la fiesta brava y algunas de las prácticas, como el uso de objetos punzocortantes, durante su realización.

Al respecto, algunos representantes de asociaciones como Colitas Felices, o Forjando Huellas, así como rescatistas independientes, dieron su posicionamiento al respecto.

Convinieron que dicha ley es un logro luego del atraso en el análisis de la situación de los animales en el legislativo, pues la última ley hasta hoy existente data del gobierno de Alfonso Sánchez Anaya, en 2003, por lo que, señalaron, es un logro.

Sin embargo, al continuar la fiesta brava, indican que dicha tradición podría cambiar en algún momento de la historia de Tlaxcala, para evitar la violencia hacia los animales; por igual, los ahí presentes, comentaron que dicha ley garantizará mejores condiciones de vida en la crianza de toros de lidia, garantizando alimento, techo, vida digna y buen trato.

“Súper feliz, súper a favor, ha sido un trabajo muy largo, de bastante tiempo, de revisión y estamos contentos de que, poco a poco esto se está avanzando, si bien no abarca todo, pero este es un gran paso y sabemos que va a seguir avanzando”, declaró Thelma, rescatista independiente.

Thelma, rescatista independiente

De este modo coinciden que la tradición de la Fiesta Brava puede ser modificada e incluso erradicada como ya ha ocurrido en tres estados de la república como Sonora, Guerrero y Coahuila, así como algunas provincias de España donde se ha eliminado la práctica de utilizar toros como entretenimiento.

Los presentes aplaudieron la oposición de los diputados que dieron un voto negativo a dicha ley con su correspondiente modificación elaborada al momento de la sesión ordinaria.