Tlaxcala, Tlax. De acuerdo con la Comisión Nacional de Agua (Conagua) del 100% de las plantas tratadoras en el Estado, solo están en funcionamiento el 25%, estando la mayoría de las plantas abandonadas a cargo de los ayuntamientos, a pesar de ello para este año Conagua podría destinar 165 millones más para la construcción de otra, cuando con esa cantidad podría rehabilitar de 3 a 4 de las ya existentes.

Después que en 2017 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitiera una recomendación al Estado de Tlaxcala y Puebla, por la contaminación de la cuenca Atoyac-Zahuapan y que esta no fuera contestada por cerca de 2 años, el municipio de Ixtacuixtla busca ejecutar un proyecto para la construcción de una planta tratadora con una inversión de 195 millones de pesos.

A pesar de que el municipio no cuenta con el presupuesto suficiente para la construcción de una obra de ese tipo, el resto del capital que en promedio es de 165 millones correrían a cargo de Conagua, además de que se buscaría el apoyo del Congreso local para la construcción de la mima.

Por su parte para la puesta en marcha de las plantas tratadoras abandonadas se necesitarían en promedio 50 millones de pesos por planta, lo cual de dividir los 195 millones que costaría en su totalidad la construcción de una nueva, se podrían poner en funcionamiento de 3 a 4 plantas ya existentes.

Además que esto no afectaría la contestación de la recomendación de la CNDH, ya que con el colector de aguas negras, que de acuerdo al presidente municipal de Ixtacuixtla estará terminado este año, ya se podría dar contestacion la recomendación emitida.

Si bien si es necesaria la construcción de una planta tratadora por los altos índices de contaminación, el mantenimiento de una planta es demasiado costoso, siendo la falta de presupuesto por parte de los municipio el detonante de que la mayoría terminen abandonadas.

Si bien en la recomendación emitida por la CNDH se menciona la gravedad en los niveles de contaminación en el rio Atoyac-Zahuapan, también emite recomendaciones para solucionar el problema, rescatando como una importante el control en las descargas de empresas, sin embargo, desde la emisión de la recomendación a la fecha, los índices de contaminación siguen en los más altos.

De acuerdo a información de la dirección de Conagua, algunos municipios si han solicitado apoyo a la comisión, principalmente para reingeniería y otras más para la construcción de nuevas plantas, pero estas han sido rechazadas por no estar bien definidas sus planeaciones.