• Falta matrimonio igualitario, temas que diputado pesista calificó de complejos

Tlaxcala, Tlax. Las personas en el estado de Tlaxcala podrán elegir tanto cambio de nombre y sexo en sus actas de nacimiento luego de la aprobación al código civil esto luego de la aprobación con 20 votos a favor y dos en contra en sesión ordinaria del congreso local.

Sin embargo, el estigma contra la comunidad Lesbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero y Travestí (LGBTTTI), es un yugo que continúa entre la población tlaxcalteca, como así lo resaltó el legislador y opositor a la aprobación a la reforma José Luis Garrido Cruz.

El representante del Partido Encuentro Social (PES), quien ha sido criticado por la aparente manipulación del Instituto político que representa para continuar al frente del mismo señaló que Tlaxcala no está preparada para dicha modificación, medios administrativos y sociales, así como no se cuenta con infraestructura y “muchas otras cosas”.

Insistió que en Tlaxcala no está en condiciones para legislar en el tema y recordó que si bien hubo un exhorto emitido hace unos meses para ser analizado el tema del cambio de género este no fue para que los votos fueran a favor.

“El concepto sobre identidad de género que establece el proyecto demuestra la sencillez con que se ha intentado legislar en materias complejas y podría generar mucho daño a las familias; define la convicción personal de ser hombre y muje la cual a veces no corresponde al acta de nacimiento, esta definición es incompleta y errada nuestro actos generan consecuencias no sólo sobre quienes lo realizan sino a terceros”, declaró el diputado pesista.

Por igual dirigiéndose a las legisladoras féminas, reconoció el hecho de que la actual legislatura esté compuesto en su mayoría por mujeres, empero afirmó: “con esta ley de cambio de género para los próximos procesos electorales, si su servidor llamado José Luis – lo vamos a dejar en Luis- quiero cambiarme el cambio de género porque no me convencen los temas electorales y ahora quiero ser Luisa ahora voy a luchar para un tema de proceso electoral y estaré compitiendo en el tema contra las mujeres lo cual ustedes mujeres han luchado mucho por sus derechos tanto esto como muchos otros temas son complejos”, calificó.

El legislador apuntó que es necesario esperar a que el Congreso de la Unión emita los códigos civil y familiar que contemplen el contenido a la reforma propuesta.

En respuesta a ello, Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, ex representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo estar convencido de que es momento de hablar de lo que pocos se atreven a hablar.

Respaldado por la diputada Laura Yamili Flores Lozano, quien afirmó que es necesario abrir la mente a los derechos humanos no sólo de las mayorías así como tampoco presuponer que el sentido de un dictamen será utilizado con fines electorales: “Es momento que votemos a favor de los derechos humanos de las minorías”, declaró en tribuna al legisladora perredista

En defensa a sus argumentos Garrido Cruz insistió en esperar la determinación del Congreso de la Unión y pidió reservar las reformas a los artículos 640 quáter A y 640 quáter B 6 Así el código civil no tuviera modificación alguna.

Pese a ello, las bancadas de los partidos Acción Nacional (PAN), Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), Revolucionario Institucional (PRI) y Partido del Trabajo (PT), se opusieron a la propuesta del legislador y de este modo, en lo general y lo particular con 20 votos fue aprobada la modificación.