Medio de Comunicación Independiente. | Informar con veracidad, criticidad y profesionalismo

Por declaraciones de Ignacio Taibo II, senado frena Ley de Entidades Paraestatales

México. La Ley Taibo nuevamente ha dado de qué hablar debido a las declaraciones que dio el autor Ignacio Taibo II en la Feria del Libro de Guadalajara bajo un discurso con tintes misóginos y machistas. El senado de la República reaccionó deteniendo la discusión programada para este martes sobre la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, sin lo que no podría asumir la dirección de la editorial del estado debido a su lugar de nacimiento, ya que el director del Fondo de Cultura Económica (FCE) debe ser mexicano.

“Gracias a la ley Francisco Javier Mina. Sea como sea se las metimos doblada; yo sé que me paso de lepero, pero si algo conquistamos este julio pasado fue el derecho a llamar a las cosas por su nombre, a los culeros culeros y a los enmascarados enmascarados”, así lo dijo.

La Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en el Senado, Malú Micher, informó que decidieron retirar del dictamen la llamada “Ley Taibo” para discutirlo posteriormente. No obstante, la senadora Martha Lucía Micher presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en la Cámara Alta llegó a un acuerdo con la Comisión de Estudios Legislativos Segunda sobre retirar el dictamen en cuestión y en su caso aprobar el día jueves en el pleno legislativo se daría luz verde para que Taibo II llegue al Fondo.

El martes pasado durante la Feria Internacional del Libro (FIL) Taibo presentó su libro “El olor de las magnolias” momento en que comentó que si no se aprueba la Ley Federal de las entidades paraestatales, será nombrado como encargado del despacho del FCE gracias a la existencia de un edicto por parte del presidente electo Andrès Manuel Lòpez Obrador

Hoy en Twitter el miembro del Comité 68 ofreció una disculpa debido a las declaraciones que hizo en la FIL Guadalajara lamentando el haber utilizado una frase “desafortunada y vulgar” pues odiaría que se interpretara como una agresión a las causas que ha apoyado durante toda su vida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *