Tlaxcala, Tlax. El congreso del Estado de Tlaxcala propuso a través de una iniciativa castigar hasta con 60 años a las personas que se le compruebe culpables de feminicidios en el Estado, además de incrementar las multas, así como ampliar las causales para la tipificación del delito.

Para lograr dicho objetivo sería necesario modificar el código penal para el Estado de Tlaxcala, lo cual según la legisladora Michaellle Brito Vázquez se tendría que modificar la imposición de multas, penas y causalidades.

De aprobarse dicha iniciativa las multas serian 2 mil a 5 mil días de salario mínimo, además de penas de 40 a 60 años de prisión.

Además de las penas y multas impuestas también se pretende incrementar los castigos cuando las víctimas sean menores de edad, se encuentren embarazadas, sean personas discapacitadas, o de la tercera edad.

Entre otras cosas a resaltar es que también se pretende imponer castigos más severos a los casos cuando el victimario sea un servidor público y que el delito hay sido valiéndose de esta condición.
Mientras que los servidores públicos que retarden, entorpezcan maliciosamente o por negligencia o administración de justicia, tendrán una pena de prisión de tres a ocho años, así como una multa de 500 a mil 500 días de salario mínimo vigente en el Estado de Tlaxcala.

Es importante resaltar que de acuerdo a lo propuesto, se menciona la importancia de actualizar las causales para la tipificación de este delito, extendiendo las razones para considerar los homicidios por género.

Entre las circunstancias que se consideraron extenderse se encuentran: cuando un sujeto activo cometa un homicidio por cuestiones de odio o aversión, cuando haya existido una relación sentimental, de parentesco, afectiva, de confianza o de subordinación.

Cuando se compruebe que antes del homicidio el imputado haya mostrado celos excesivos con su pareja, cuando la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo, cuando se presenten lesiones, mutilaciones infamantes, tormentos, tratos crueles e inhumanos previo o posterior a su muerte.