Tlaxcala, Tlax.  Este martes se aprobó la distribución de los recursos excedentes del el tercer trimestre del presupuesto aprobado para el 2019 con un monto que asciende a más de 84 millones de pesos, los cuales serán repartidos entre el poder ejecutivo, legislativo y judicial, incluido los 60 municipios.
Cada año los diferentes gobiernos municipales, el ejecutivo estatal, el congreso local, así como el poder judicial gastan sistemáticamente más o menos de lo aprobado por el poder legislativo federal,  realizando ajustes en los recursos liberados, provocando que se ejerza de manera diferente el presupuesto originalmente aprobado.
Por lo tanto cada año existe una cantidad libre de dinero, el cual fundamentado por el artículo 299 del Código Financiero para el Estado de Tlaxcala y sus municipios, donde se establece lo siguiente:
“Cuando el Estado perciba mayores recursos en el transcurso del año por eficiencia en la recaudación derivada de fuentes locales o por mayores participaciones e incentivos económicos, una vez descontada la participación a los Municipios, el Ejecutivo Estatal solicitará al Congreso del Estado la autorización correspondiente para la aplicación de los recursos excedentes, mismos que se distribuirán a los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial”
Bajo este fundamento y con la justificación de un incremento del 2.19% en los ingresos provenientes de participaciones fedérales e incentivos económicos trasferidos al Estado, así como, el crecimiento del 19.3% ambos respecto de las cifras autorizadas por el congreso para el ejercicio fiscal del 2019 del último trimestre.
El poder ejecutivo efectúo la distribución del recurso, misma que fue aprobada por el congreso local, quedando de la siguiente manera:
• Gobiernos municipales: 6 millones 205 mil 359 pesos
• Poder legislativo: 3 millones 801 mil 487 pesos
• Poder judicial: 3 millones 646 mil 331 pesos
• Poder ejecutivo: 76 millones 7011 mil 537 pesos
En el caso de los municipios el recurso recibido deberá ser presentado detallando su utilización en su cuentas públicas, mientras que el poder ejecutivo y legislativo también deberán trasparentar la utilizacion de este recurso, el cual a la fecha se desconoce el fin último de este recurso en cada poder del Estado.