El conocimiento del idioma inglés en una sociedad sumergida en información es imprescindible; si queremos buscar un video en YouTube, si queremos ligar con extranjeros, si queremos entender referencias de películas; queramos o no, converger con él resulta casi imposible, por lo que nos preguntamos cómo es que los tlaxcaltecas llegamos al punto de querer dominarlo y entrevistamos a un maestro de inglés; Miguel Escamilla Ricalday, que tiene 16  años de docente. Durante su paso por la universidad, comenzó a dar clases de inglés en una secundaria técnica, nos contó que como en toda profesión tiene sus puntos buenos y sus puntos malos, pero la parte positiva es mayor ya que siempre quiso ser maestro, por lo que actualmente continúa haciendo eso que más le gusta; “No llegué aquí por casualidad, aunque no sabía de qué iba a dar clases sabía que quería dedícame a esto. Actualmente soy profesor de inglés y áreas relacionadas con el aprendizaje de idiomas”.

Una de las experiencias más gratificantes para él es poder ver que sus alumnos van creciendo y se realizan tanto personal como profesionalmente, como el caso específico de cuando impartía clases en quinto grado de primaria: tenía un alumno que posteriormente también lo fue en la universidad y más tarde trabajaron juntos en un centro de idiomas; “Fue muy gratificante ver cómo le di clases a esa persona cuando era un niño, ver su proceso de crecimiento y luego tenerlo como colega”.

A Miguel le apasiona la docencia, y son pocas las experiencias negativas pero cree que actualmente la figura del maestro ya no resulta tan importante ante la sociedad como antes. Recuerda además cómo en sus primeros años laborando fue complicado impartir clases a grupos de alrededor de 50 alumnos;  ser asesor, organizar los homenajes, los convivios, así como aprender a equilibrar la relación con los alumnos al principio es difícil. Pero enseñar también tiene un lado divertido; “Una vez en un rally unos jóvenes me hicieron bolita; me tiraron, se me fueron todos encima y me lastimaron; comenzó a dolerme mucho, fui al médico y me dijo que tenía lastimada la costilla”.

En cuanto al interés que existe en Tlaxcala por el aprendizaje del inglés, Miguel señala que mucho tiene que ver con la necesidad y la superación de cada persona, el dominio de éste, actualmente es básico para generar mayores oportunidades laborales, para efectos informativos, tecnológicos, educativos y científicos; “Si vas a buscar un artículo, muchos están en inglés, no puedes acceder a ese conocimiento si no sabes el idioma, es la lengua universal porque ahí está todo, si no lo sabes te vas aquedar en tu mundo”, pero él también entiende que no todas las personas tienen la facilidad de aprender un segundo idioma; “Ir a una escuela particular a aprender no es tan sencillo, yo que he trabajado en centros de lenguas, me he dado cuenta que las personas que acuden a esos institutos tienen un cierto nivel socioeconómico, no todos lo pueden costear, por lo que debería ser más accesible para cualquiera”, pero también se ha encontrado con personas que de manera autodidacta lo practican, mucho gracias a la televisión, las redes sociales y Netflix, lo que ayuda a que inconscientemente aprendan el idioma, pero también hay a quienes no les gusta; generaciones de gente que se le facilita y otras que no tienen interés o no les gusta; “muchas veces se trata de una moneda al aire y no sabes qué tipo de alumnos encontrarás”.

La edad en que las personas acuden a tomar clases de inglés es la adolescencia -muchos de ellos son enviados por sus padres-, posteriormente son los universitarios quienes acuden, y en menor medida los niños y adultos mayores; “En la universidad regularmente es cuando te das cuenta de que necesitas aprender inglés, tienes otra visión y vas más motivado porque es algo que quieres hacer para tu futuro trabajo o porque lo solicitan en la escuela para graduarte, o quieres ir al extranjero con una beca”.

En cuanto al porcentaje de estos alumnos que estudian inglés, considera que solo el 50% concluyen sus estudios del idioma y obtienen un certificado con validez, esto por circunstancias como creer que el dominio será rápido, pero realmente no es así, se trata de un proceso complejo que implica entrenamiento y práctica para adquirir la habilidad; “Si no practicas no aprendes, es como tocar un instrumento, aprender a bailar, o a manejar. Muchos van con la idea de que será fácil, entonces cuando se dan cuenta que realmente es algo a lo que se le invierte tiempo y dedicación, no están dispuestos a hacerlo”.

Las excusas que más escucha de las personas que le huyen al inglés es que no les gusta, por lo que le es importante conocer siempre la experiencia que tienen sus alumnos con el idioma para entender y atacar la problemática. Destaca además que algo particular de Tlaxcala es que hay muchos estudiantes que les cuesta la pronunciación, incluso en español; “hay dificultades con fonemas y letras. Tienen problemas de pronunciación, y esto es particular o corresponde a ciertas regiones del estado de Tlaxcala”.

En cuanto a la motivación que pueden dar los docentes para facilitar el gusto por el idioma; desde su trinchera como maestro, les cuenta a sus alumnos que el aprendizaje les abrirá las puertas de muchos ámbito pero sobre todo mejores condiciones laborales; “Si eres una empresa que tiene dos aspirantes, y uno tiene el dominio del idioma pues obviamente será a quien contraten. Ahora mismo algunos alumnos míos que tienen dominio del idioma están cursando un diplomado en línea totalmente en inglés y esto es algo importante para su curriculum. Siempre les hablo de las oportunidades que ellos pueden tener, el hecho de que puedan tener una beca para ir al extranjero gracias a programas y convenios es algo de fácil acceso, pero luego esos lugares se pierden porque el joven no tiene el nivel de inglés necesario y aquellos que lo tienen sí se van”.  Por último, nos comentó que siempre recomienda ver películas en inglés, sin subtítulos, lo que permite tener otro contacto con el mundo porque no es lo mismo el doblaje a su idioma original ya que cambia el sentido de las oraciones; “Recomendarles esto o hacer comentarios sobre cosas a las que pueden aspirar es como abrirles la visión, si tu sólo hablas un idioma tienes una sola visión del mundo, si hablas dos o tres tienes más visiones y puedes hacer más cosas”.