• José Arellano Pérez presentará su libro “De insomnios y razones” el próximo viernes 6 de agosto a las 19:00 horas en el café Suave Diablo.

Tlaxcala, Tlax. En entrevista con el escritor José Arellano Pérez, platicó para Escenario Tlaxcala que De insomnios y razones  es el primer de poesía que realiza, una serie de poemas que se divide en dos: los primeros, como su nombre lo dice son de “insomnios”, nacidos cuando te levantas y tienes una pluma en la mano, una hoja y escribes sin que intervenga mucho la razón; brotan en un momento.

Por otro lado están los textos inpirados en las “razones” que son aquellos que surgen de una mayor reflexión y necesidad de decir algo en cuanto a temática, como la esperanza, el coraje, la rabia.

Para José Arellano el silencio es un estimulante que lo hace escribir; hacer una pausa para ver el entorno y salir de la cotidianidad; “ahí hay una rendija para ver las cosas maravillosas de la vida que a veces no se atienden”.

La creatividad para el autor es también un contacto con algo que está afuera y al mismo tiempo dentro de alguien, el proceso creativo es algo aleatorio, su lógica no es estricta; tiene que ver con el flujo de quien escribe. “A veces estás sentado y escribes, despiertas de momento y escribes como si fueras canalizado prácticamente por algo que no eres tú,  otras veces se trata de algo que quieres decir, desarrollas una idea que pueda tomar alguien y servirle de algo”, compartió.

Con esta obra José Arellano confiesa que se siente un poco vulnerable ya que sólo había publicado ensayo y es su primera experiencia con la poesía. Se trata una lectura relacionada con los adentros; cosa que él ha descubierto releyendo sus poemas con mayor conciencia, reconociéndose en otro espacio y tiempo, por lo que espera que con este libro pueda entrar en las personas; moverlas y hacerlas sentir, ya que la poesía va más hacia el instinto que hacia la razón.

Te invitamos a asistir a la presentación de su libro y a leer este poema de regalo exclusivo que podrás encontrar en el poemario:

MISERIA

Esta miseria ronroneante y taciturna,

no sé si puedan estos palos de ciego

enceguecerla y molerla a palos.

Si las castas soledades de las eternas

nieves puedan entorpecer su avance.

Si las grandes avenidas puedan ser

cerradas para contenerla.

Quizá el camino de la salvación no se tan

exclusivo

Y deje pasar algunos salmos.

Quizá las locas miradas de mis entrañas

se presten a jugar un poco con lo oculto.

Quizá no tengan empacho en decir

lo que necesitan saber los castos oídos.

Aquí estoy, sin embargo,

aquí aguanto lo que viene de otra parte,

de otro piso.

Aquí, donde las luces encuentran un lugar

para la sombra que torpe se escondía.

Aquí, donde las idas y venidas de las cosas

inertes

encuentran una salida a la vida.

Aquí, donde las desgarradas calles de la

muerte tienen un oasis placentero.