Tlaxcala, Tlax. Solicitar un cambio de identidad de género en Tlaxcala parece más una tarea titánica en cuanto a trámites administrativos se refiere, pues al igual que los matrimonios igualitarios, si no es por medio de un amparo, las autoridades no ceden a hacer valer los derechos de la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travestí e Intersexual (LGBTTTI+).

De acuerdo a Paola Jiménez Aguirre, presidenta del comité Tlaxcala Diverso, informó que solamente 5 personas trans en el estado han logrado cambiar de nombre y sexo en actas de nacimiento para ser reconocidos por la Coordinación Estatal de Registro Civil (CERC), sin embargo, hay muchos casos como el de ella, que deben acudir a la Ciudad de México para realizar los trámites necesarios.

Al regresar a Tlaxcala, de nueva cuenta la CERC niega los trámites pues, según la dependencia, no existe una legislación en el Código Civil que así lo permita; sin embargo a la fecha hay por lo menos 20 reconocimientos y 50 solicitudes de cambio de nombre y género, empero, insisten que sí es posible hacer dicho resguardo de acta ya que, otros estados que tampoco cuentan con legislación, están realizando cambios a nivel administrativos.

Mismo caso en materia laboral. Los activistas ahí reunidos, indicaron que las personas trans son discriminadas para obtener un empleo o siendo relegadas a trabajos y roles limitados, así como la autoridad está obligada a investigar y sancionar casos de discriminación, sin embargo, esto no se lleva a cabo, violando el artículo primero constitucional.

En Tlaxcala, de las dependencias que más reincide en casos de discriminación es la Secretaría de Salud (SESA), que acumula al menos dos denuncias por violencia contra dos chicas trans; otro tipo de discriminación o violencia en la dependencia estatal también se ha dado a personas con distinta identidad de género o sexual que son rechazados para poder donar sangre.

Jiménez Aguirre indicó que el pasado mes de enero, Tlaxcala registró el primer transfeminicidio en Tlaxco, caso que ha quedado impune por las autoridades estatales pues los agresores no han sido localizados.

Al respecto, los asistentes Veritto Mazon de la Cruz, activista en la CDMX; Daniela Cerón Martínez, fundadora de Dhiversisdad somos todes, y Bethy Sharon Briones Padilla, coordinadora ejecutiva estatal de vinculación del Partido Nueva Alianza y demás presentes, solicitaron al Poder Legislativo, en ausencia de Leticia Hernández Pérez, presidenta de la comisión de igualdad de género y contra la trata de personas (y cuya presencia fue previamente anunciada) que se legisle a favor del matrimonio igualitario y el cambio de nombre y género para que sea incluido en el código civil del estado.

Asimismo, pidieron la homologación de los bandos de policía y gobierno de los municipios para prevenir y erradicar la discriminación y garantizar los derechos de la comunidad LGBTTTI.