¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Derechos Humanos

Alimentación, erradicación de la pobreza y ciencia para la paz.

Para los meses de octubre y noviembre la Organización de las Naciones Unidas, como portavoz de los Estados miembros, ha establecido tres días que siempre deberían conmemorarse de manera integral, a saber: día internacional de la Alimentación (16 de octubre); el día internacional de la Erradicación de la Pobreza (día 17), y el día mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo (10 de noviembre).

Así pues, los Estados (el mexicano por supuesto) deberían considerar que la Ciencia orientada verdaderamente hacia la búsqueda del bien común debería servir para la creación de condiciones por las que todas las personas habitantes de sus países no vivieran en condiciones de pobreza y mucho menos con hambre.

Desde el punto de vista científico, de acuerdo a las investigaciones de Facundo Manes, neurocientífico fundador del Instituto de Neurología Cognitiva en Argentina, para que una persona pueda mantenerse de manera saludable debe cumplir con seis condiciones principales: Una, tener una vida social activa, vinculada y en relación siempre con otras personas.

Esto es reconocido desde hace mucho como un factor de protección cerebral. Dos, hacer ejercicio físico que, además de tener un impacto positivo en el sistema cardiovascular, ayuda a desarrollar nuevas conexiones cerebrales, mejora el ánimo y refuerza el pensamiento creativo. Tres, mantener la mente activa, sobre todo aprendiendo cosas nuevas, diferentes a lo que hacemos diariamente. Cuatro, tener una alimentación sana, completa, con una dieta integral y saludable rica en verduras, fruta, pescado y otros componentes, pero todo muy bien balanceado. Cinco, manejar el estrés, de manera que trabajemos por cambiar lo que se puede, pero aceptando y adaptándonos a lo que no podemos cambiar o, si está en nuestras posibilidades planeando de la manera eficaz cómo lograr los cambios que necesitamos. Y seis, dormir bien, por lo menos ocho horas por día.

El sueño es salud, dicen los científicos: interviene favorablemente la función hormonal, fortalece el sistema inmunológico y ayuda en la consolidación de la memoria. Aquí tenemos, dice Facundo Manes, “todas las cosas gratis” que le hacen bien al cerebro, al cuerpo y, por lo mismo a la persona entera.

Todo esto suena muy bien, y seguramente no habrá quien se oponga a que todas las personas cumplan con estas condiciones para estar saludables y tener las condiciones físicas suficientes hasta para ser felices. Al contrario, más que opositoras, hay quienes afirman que todas las personas deberíamos ser obligadas a cumplir con estos seis puntos y que, quienes no lo hagan, sabiendo que por ellas se llega al bienestar propio y de sus familias, deberían ser castigadas. Y esto suena bien, claro, cuando las personas sólo se preguntan sobre “¿Qué padre o madre, ‘en su sano juicio’, no buscaría siempre hacer todo por el bienestar de sus hijas e hijos y el suyo propio, siendo las condiciones aparentemente tan simples y sencillas de cumplir?” Pero ahí es donde justamente está el problema, y esos seis escenarios no resultan tan fáciles de cumplir, al menos a cabalidad.

Veamos, por ejemplo, las condiciones que tenemos en Tlaxcala para su cumplimiento. La primera se puede cumplir sin problema en las comunidades del estado; en todas ellas se puede encontrar muy fácilmente una serie de mecanismos organizativos, sociales y culturales (cargos, fiestas, ritos, grupos…) por los que las personas se relacionan cotidianamente y no sólo eso, sino que también funcionan como estructuras de identidad muy fuertes y profundas. El asunto del ejercicio físico, como segunda condición, tampoco representa una complicación en este territorio, ya que la gran mayoría de las personas de todas las edades caminan todos los días en sus barrios y comunidades, se trasladan de un lugar a otro en transporte público (lo que ya de por sí implica un esfuerzo físico y muchas veces hasta un riesgo para la vida) y muchas personas jóvenes practican algún deporte de manera formal, al menos algunas horas a la semana. Pero las cosas se complican y dejan de ser “gratuitas” para la mayoría de la población en Tlaxcala cuando empezamos a considerar las otras cuatro condiciones: aprender cosas nuevas, comer de manera saludable y balanceada, manejar el estrés y dormir bien.

¿Cómo puede lograrse todo eso cuando la mayoría de la población del estado necesita dos o tres empleos para acercarse un poco a cubrir el costo de la canasta básica que se tiene en el mercado (que no está cerca de ofrecer siquiera la posibilidad de una alimentación balanceada)? ¿Cómo se logra si la gran mayoría de los empleos que se ofrecen son sólo para llevar a cabo actividades maquileras de producción y servicios lineales y monótonas, por ocho horas seguidas, y sin la seguridad de que el trabajo se pueda mantener en el
mediano plazo aunque sea en esas condiciones? ¿Cómo se puede dormir bien si para ir y venir todos los días al trabajo las personas tienen que salir de su casa a las 4 y media de la mañana y se pueden acostar sólo hasta ya bien entrada la noche, cuando ya han terminado con su segundo empleo y con todo lo que tienen que hacer en su casa para que la vida pueda continuar?

Así, el Tlaxcala y en todo México, necesitamos una ciencia que no sólo se quede en decir lo que sería bueno que todas y todos hiciéramos para tener una vida buena y saludable, sino que se comprometa con la población para ir más allá y buscar, junto con la población y los gobiernos, las maneras en que deberían organizarse las políticas, las leyes y las acciones para que verdaderamente se pueda avanzar como sociedad hacia la erradicación de la pobreza, hacia la buena alimentación y las condiciones laborales y de descanso que tanto se recomiendan.

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.

Quizá te pueda interesar:

DESTACADO

Tlaxcala, Tlax. Te sorprenderá mucho saber que por las noches pasan murciélagos por los techos de nuestras casas. Al equipo de Escenario nos sorprendió...

Derechos Humanos

Tlaxcala, Tlax. El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) publicó los resultados del Censo 2020. Se observa el crecimiento de la población en...

Derechos Humanos

Tlaxcala, Tlax. Mientras el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) señala un incremento en la pobreza del Estado, el...

Derechos Humanos

Tlaxcala, Tlax. Uno de los sectores vulnerables en Tlaxcala son los niños y niñas pues muchos de ellos se encuentran en condiciones de pobreza,...