¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Cultura

12 de octubre, ¿Cómo reconciliar nuestro pasado?

12 de Octubre-Indígenas-Tlaxcala-Pueblos originarios
Foto: Canal 22

Si uno lee la Brevísima relación de la destrucción de las Indias, texto escrito por fray Bartolomé de Las Casas, publicado en 1552, sin duda quedaría uno asqueado, traumatizado y aterrorizado por la puntual narración que hizo el respetable dominico sobre la vertiginoso y funesto paso de varios españoles por el continente e islas americanas. En mi mente resuena, de dicho escrito, algunas narraciones grotescas tal cual película gore, escenas espantosas llenas de crueldad y maldad. Leer este documento llenaría de odio y coraje al lector y sin duda el 12 de octubre sería maldecido. ¿Cuál descubrimiento? ¿Cuál encuentro de dos mundos? ¡Esto fue un genocidio! Y esto último fue un hecho estrepitoso, la población de las Antillas entre 1492 y 1550 disminuyó drásticamente, por el maltrato, la esclavitud y las enfermedades que los antiguos indígenas no pudieron soportar.

Y es verdad, la lista de desgracias prosiguieron. España entró a México, a Perú, a Nueva Granada, a Venezuela y a Chile, por mencionar algunos lugares. Hubo tenaz resistencia nativa, murieron respetables líderes nativos como Cuauhtémoc, Atahualpa o Lautaro, sin embargo, el imperio español para 1800, tuvo presencia desde Alta California hasta La Araucanía, la cual costó sangre y fuego: La larguísima guerra contra los mapuches  (1536-1772),  la tardía ocupación de Tayasal (1685-1697) y las campañas contra los charrúas (1702-1752), son algunos ejemplos. Por cuestiones de espacio, se omitirán casos funestos provocados por la colonización holandesa, portuguesa, francesa o inglesa.

Sin embargo, no todo fue crueldad inaudita en la historia de la colonización española. Las órdenes mendicantes jugaron un papel crucial, los franciscanos en Nueva España o los jesuitas en Paraguay mostraron al mundo que era posible la coexistencia pacífica, pero la cual era sostenida por endebles hilos delgados que se rompieron rápidamente. Sorprendentes hombres como Toribio de Benavente, Martín de Valencia, Bernardino de Sahagún, Vasco de Quiroga, Pedro de Gante, Bartolomé de Las Casas, Jodoco Ricke, Reginaldo de Lizárraga, Antonio Ruiz de Moya o Luis Jerónimo de Oré surgieron de entre sus filas para mostrar un humanismo destacable, una piedad asombrosa y fueron pioneros de la investigación antropológica o lingüística.

Lamentablemente en nombre de la Fe Cristiana Católica también se cometieron terribles matanzas, se esclavizaron indígenas paganos y se destruyeron tradiciones ancestrales.

Ahora bien, tras el fin de las dominaciones europeas, la voz de Las Casas siguió escuchándose poderosamente. Y es verdad, la deuda que la Humanidad tiene con los nativos americanos es enorme, y al comenzar los periodos independientes de los países americanos, esta situación no mejoró. En nombre del progreso, los gobiernos consideraron a los nativos como pueblos atrasados, incapaces de entrar la modernidad, que ocupaban tierras de manera ociosa y sin provecho, o que provocaban disturbios y violencia. En Chile, el gobierno independiente aún trabó combates contra los mapuches en su “Ocupación de la Araucanía”. En casi todo el siglo XIX el gobierno uruguayo prácticamente exterminó a todos los indígenas charrúas. En México, por sólo tomar un ejemplo, se sostuvo la llamada “Guerra de Castas” en contra de los indígenas mayas. En Estados Unidos se dieron devastadoras guerras contra los nativos que provocaron la creación de reservas indias. Y en Argentina, el avance y colonización de la Patagonia provocó la terrible disminución poblacional de los pueblos originarios de esta región. ¿Cuál fue la reacción de estos pueblos? Los indígenas esgrimieron una legítima lucha por conservar sus derechos y costumbres, y con un arma en mano se rebelaron, líderes como José Venancio Pec (México), Gerónimo (Estados Unidos) o Polidoro (Uruguay) ofrendaron sus vidas por una lucha que fue de sobrevivencia; otros líderes como Manuel Quintín Lame (Colombia) o Rigoberta Menchú (Guatemala) defendieron los derechos de los pueblos originarios por medios políticos. La injusticia en momentos fue provocada por el Estado, con el ejército y la policía como principales ejecutores, perpetrando masacres como las acaecidas en Salsipuedes en Uruguay (1831), Cuarto Pueblo en Guatemala (1982), o Bagua en Perú (2009); pero no otras se desataron por individuos que actuaron por su propia iniciativa, como en Camp Grant en Estados Unidos (1871), Cypress Hill en Canadá (1873) o Acteal en México (1997). Con estos ejemplos, hay material para escribir la segunda parte de la Brevísima relación de la destrucción de las Indias.

Ahora bien, los indígenas muertos durante la conquista europea o por las políticas de los gobiernos americanos tristemente ya no regresarán, a ellos el más respetable de los recuerdos, y es imperante para la población de hoy conocer la historia y reflexionar sobre esto, pero NO podemos satanizar nuestro lado europeo (y mucho menos hispano), porque de esa amalgama entre lo indígena y lo europeo, más lo africano y lo asiático, es la sociedad presente de las Américas. En la actualidad el portugués, el francés, el inglés, el neerlandés y el español son los idiomas que comunican a millones de personas. Nos guste o no, muchas personas profesan el cristianismo en sus múltiples variantes. Existe una notable arquitectura que construyó maravillosos edificios civiles y religiosos en muchas poblaciones. La economía americana está entrelazada con la de otros continentes. Por tanto, no se trata de olvidar de un tajo lo que pasó, hacer como que nunca sucedió lo antes descrito, porque si bien los europeos cometieron muchas cosas atroces, lo cierto es que desde 1776 a la fecha los pueblos indígenas no la han pasado bien con los gobiernos independientes; pero si debemos conciliar nuestras raíces: lo indígena, lo europeo, lo africano, lo asiático… porque somos fruto de esa unión, somos producto de un proceso histórico que nos da ser en este momento. Conciliar el pasado, vivir sin resentimientos y superar este proceso. Hay naciones como Alemania, Japón, Ruanda o Sudáfrica que tuvieron horribles momentos llenos de violencia y dolor, y buscan sanar heridas.

Por ende ¿Qué estamos haciendo el día de hoy? Desde la trinchera de cada uno, debemos construir oportunidades para que los pueblos indígenas tomen las riendas de su destino, definan proyectos y determinen qué será de ellos en los próximos años. Ya no lloremos a los nativos del pasado (no olvidemos), mejor hagamos algo por los que ahora están con nosotros. Que los gobiernos ya no prosigan con políticas asistencialistas que sólo captan clientelas electorales y los aletargan en su desarrollo socioeconómico. Alentemos el comercio de sus productos, respetemos su lengua, admiremos sus costumbres, y reflexionemos –a través del diálogo respetuoso- con ellos de aquellos actos que violenten derechos humanos.

Tlaxcala tiene presencia de los pueblos originarios, San Isidro Buensuceso o San Juan Ixtenco (entre otras localidades) aún dialogan en náhuatl o en otomí, esos son los indígenas que nos deben importar. Ellos quizá no se rasgan tanto las vestiduras por un 12 de octubre, porque mientras hablan en su lengua, se persignarán ante su santo patrono y luego le preguntarán a su hijo por la tarea escolar del día de hoy.

Edilberto Mendieta García

Octubre 2020. Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.

Written By

Quizá te pueda interesar:

Cultura

Tepeyanco, Tlax. Omar Curiel es originario del municipio de Tepeyanco, tiene 39 años y es productor de flor de cempasúchil. Sus abuelos, sus padres...

Cultura

Tlaxcala, Tlax. Para ponerte en contexto: el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) twitteó que Beatriz Gutiérrez Müller a Austria, «con la misma intención...

Voces

Tlaxcala fue erigido en Estado Libre y Soberano el 5 de febrero de 1857 al promulgarse la Constitución Política de México. En los transitorios...

Género

Por: Fernando Martínez Mexa Oriunda de San Antonio Cuaxomulco, es un símbolo de la región, pero también del Estado de Tlaxcala y del País.  Su...