Tlaxcala, Tlax. El sábado pasado el estado fue visitado por el equipo de #MeWe Internacional Inc., una organización sin fines de lucro que funciona como red que aprovecha la comunicación estratégica para la curación, desarrollo de liderazgo  y construcción de comunidad. Escenario Tlaxcala tuvo la oportunidad de platicar con quien preside este movimiento, Mohsin Mohi Ud Din, para saber cómo es que este #MeWe llega a Tlaxcala y cuál es su percepción de la entidad y de sus pendientes en derechos humanos.

#MeWe en Tlaxcala llega gracias a la activista local Coral Avila Casco, quien para Mohsin, se trata de una mujer apasionada, una líder nata que inspirada en la ideología del movimiento decide traerla al estado para contagiar a más mujeres y sumarlas a sus objetivos.

Pero, ¿cuáles son estos objetivos? #MeWe, cuenta Mohsin, es un programa que camina desde las intencionalidades del corazón de quienes lo conforman. Se trata de una red intercontinental que está presente en varios países y que camina gracias a las intencionalidades en el corazón de quienes la hacen posible en diferentes territorios pensando, con esperanza y soñando en un mundo mejor

Justo con el propósito de acercarse a la realidad en la entidad, Mohsin junto con su equipo estuvieron este fin de semana clausurando el entrenamiento del primer grupo de mujeres #MeWe Tlaxcala, así como en la presentación del proyecto en el patio vitral del congreso del estado; espacios en donde dice, la migración y el tráfico de personas saltaron como temas importantes.

“Sigo aprendiendo de Tlaxcala, es por eso que vine. No a un entrenamiento, sino a escuchar. Qué es lo que está pasando, cuáles son sus sueños, esperanzas. Saber qué esperan del movimiento aquí”, dijo.

Recordó que el fenómeno de la migración en Tlaxcala forma parte de “su hermosa historia, pues la migración existe desde antes de que siquiera existieran los Estados Unidos”, aunque lamentó cómo es que se relaciona con la trata.

Al cuestionarle sobre cómo #MeWe puede incidir en Tlaxcala para movilizar el cambio del paradigma actual alrededor de esta problema, comentó “seguimos descubriendo como #MeWe puede ayudar aquí. Coral escogerá mujeres que puedan pasar por el entrenamiento e invitarlas a ser líderes de sus propias comunidades, #MeWe les dará recursos para hacerlo”.

Y agregó, que “más importante que los problemas vemos esta fiebre y pasión de los tlaxcaltecas, su fuerza, para no rendirse a los problemas, sino de encontrar en común soluciones”.

Pero, ¿cómo empezar?

Para Mohsin se tiene que aprender de las mujeres en las comunidades. Reconoce que como hombres toca callar y escuchar, y que “es necesario aprender de ellas porque mantienen nuestra humanidad viva. Nuestra humanidad está directamente conectada con cómo nos apoyamos unos a otros. Hay que apoyar a nuestras mujeres a encontrar formas de romper con las dinámicas actuales, para que encuentren espacios de libre expresión, innovación y creatividad”, sentenció.

Para el fundador de este movimiento, los sistemas en este mundo están rotos. “Ve todos los problemas que existen actualmente, vienen del sistema que ha existido, el estatuo quo. Tenemos que cambiar completamente nuestro pensamiento, la educación de nuestras escuelas, cómo nos preocupamos por nuestros niños y niñas”.

Sugiere dos caminos. “El primer paso es escuchar y colaborar con mujeres en las comunidades para propiamente averiguar cómo podemos hacer #MeWe para víctimas de tráfico, para poder dar respaldo a su salud mental, a su fuerza, para que no crean que no tienen valor por ser víctimas. Eso es ridículo. Mientras tu corazón lata, e incluso cuando deja de hacerlo, tienes valor, tu historia tiene valor. Creo que debemos darles soporte para que no caigan en el estigma”. Y agregó una segunda parte que consiste en la educación en la comunidad, “podemos usar la educación para lograr que las personas se protejan los unos a los otros, para que se preocupen; en lugar de estar viendo a los teléfonos todo el tiempo, levantar la cabeza y mirar a los ojos”.

Resaltó finalmente que no se puede parar el tráfico de personas si no los puedes ver, “y no puedes ver si ni siquiera nos vemos los unos a los otros, si no nos comunicamos entre nosotros por un simple contacto visual. Si tenemos miedo de vernos a los ojos, ¿cómo es que algo va a cambiar en mundo?”, concluyó.

Para #MeWe toda persona tiene una historia, pero asumen que una historia no va a cambiar el mundo; en la colaboración y conexión de historias donde se pueden cambiar sistemas.

Las mujeres líderes escogidas para una segunda generación de #MeWe Tlaxcala crearán su propia versión del movimiento, que a su vez harán lo propio para seguir esparciendo el empoderamiento de la mujer desde sus propias herramientas, conocimiento y habilidades.  Mohsin volverá en octubre para dar seguimiento a este proceso.