¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Otros

La Fiscalía de Puebla tarda meses e incluso años en actuar frente a delitos

Mario Galeana / Manatí Mx

Puebla, Pue. Denunciar un delito en Puebla puede ser igual a esperar meses o años enteros para que la Fiscalía General del Estado (FGE) actúe.

Y no es una metáfora. La atención por los delitos de violencia sexual, feminicidio, homicidio o violencia familiar puede ser de entre cientos y miles de días, según el Diagnóstico de Boletines de la FGE Puebla, elaborado por el Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (Ovigem), del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia (CCSJP).

Por ejemplo, el promedio de atención por el delito de violación calificada en el estado —el que más tiempo ha requerido, según el diagnóstico— es de 2 mil 457 días. Es decir, más de seis años y medio a la espera de la justicia.

Esta tabla analiza el lapso transcurrido entre la comisión de un delito y las acciones reportadas por las autoridades para atender a las víctimas y sancionar los actos delictivos. Se elaboró con base en los boletines enviados por la Fiscalía en la segunda mitad de 2020.

El tiempo que le toma a la Fiscalía de Puebla actuar frente a cada delito fue calculado por el Ovigem con base en los reportes de prensa emitidos por este órgano de justicia durante la segundad mitad de 2020.

Este plazo incluye las acciones de reparación del daño para las víctimas, los días que toma la detención del responsable, vincularlo a proceso para su juicio y la larga espera hasta que un juez dicta sentencia en su contra.

Por ejemplo, en 2020 se registraron de manera oficial 52 feminicidios en el estado, pero se vinculó a juicio sólo a nueve presuntos responsables, y eso ocurrió 191 días después del crimen que cometieron.

Ese año también se dictaron tres sentencias condenatorias, pero por feminicidios que se cometieron tres años antes. Ni una por los 52 registrados en 2020.

Por el delito de violencia familiar —el segundo más denunciado el año pasado— el proceso puede ser, en promedio, de 260 días desde que ocurrió el hecho hasta una acción de la fiscalía.

En 2020 se detuvo sólo a un responsable cinco días después de que cometiera el delito, pero su sentencia condenatoria tomó cinco meses y seis días más.

La vinculación a proceso de otros 66 casos de violencia tardó 243 días y, en cinco de estos casos, el acuerdo reparatorio entre el agresor y las víctimas tardó más de año y medio.

El promedio de tiempo que tarda la Fiscalía de Puebla en actuar frente a cada delito puede ser consultado en este enlace.

Esta tabla compila algunas de las acciones que toman más tiempo a la Fiscalía General del Estado (FGE) ejecutar después de la comisión de un delito. Como se observa,sentenciar a alguien puede tomar casi cuatro años.

La cifra negra y el tardío camino de la justicia

Ésta es la principal razón por la que sólo se denuncia uno de cada 10 delitos cometidos en el estado, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2021.

Después de su denuncia, la Fiscalía de Puebla sólo inició una carpeta de investigación en la mitad de esos casos. Y en la mitad de estas investigaciones, sencillamente no ocurrió nada: no se detuvo a nadie, no se llegó a ningún acuerdo reparatorio ni se resarció el daño a la víctima.

La cifra negra de delitos que ni siquiera son denunciados —un montón de hechos con víctimas que nunca son atendidas y de las que las autoridades ni siquiera tienen conocimiento— tiene como principales responsables a las autoridades.

Nueve de cada 10 delitos en Puebla no se denuncian. Pero en la mitad de aquellos que se denuncian prácticamente no ocurre nada. Fuente: Envipe 2021.

El 63.8% de las personas que decidieron no denunciar un delito fue por miedo a extorsión, pérdida de tiempo, trámites largos y farragosos, la actitud hostil de las autoridades o la desconfianza plena en ellas. El resto decidió no hacerlo por miedo al agresor, por no tener pruebas o por ser un delito de “poca importancia”.

La falta de resultados de las autoridades impacta directamente en la vida de las personas a través de la percepción de inseguridad.

El 66% de las personas prefiere no dejar que sus hijos menores salgan a la calle, la mitad no usa joyas o prefiere no salir de noche ni llevar dinero en efectivo, y una tercera parte no va al teatro o al cine, ni sale a caminar, según la Envipe.

Esta nota fue originalmente publicada por Manatí Mx

Te puede interesar también: En 100 días, la nueva CEDH supera resultados de cuatro años de oscurantismo.

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.
Written By

Quizá te pueda interesar: