Medios y transparencia: aquí las fuentes de ingreso de Escenario Tlx

Una de las insistencias de este portal informativo es la transparencia como herramienta y mecanismo de fiscalización. Creemos que el ejercicio de poner al escrutinio público la cartera de clientes públicos y convenios con funcionarios no debe ser exclusivo para entes obligados a través de las leyes en la materia. Otros sujetos que deben pasar por ese filtro somos los medios de comunicación, un ejercicio que contribuye al derecho a la información de la ciudadanía.

Antes de seguir, si ya te urge escudriñar a través de la cartera de clientes y líneas de financiamiento que tiene Escenario Tlaxcala, puedes saltar a la última parte de este texto. Si sigues de al siguiente párrafo, te vamos a contar de manera general porqué hacemos públicos estos datos e iremos describiendo el contexto local para que dimensiones la importancia de este ejercicio en las salas de redacción tlaxcaltecas.

Primero te preguntamos, ¿te has puesto a pensar en quién paga por una nota, por un artículo o por un reportaje? La respuesta rápida que seguro te vino a la mente es el gobierno, y no vamos a discutirlo. Pero ahora imagina tres gráficas de pastel de tres sitios de noticias diferentes, cada una con una configuración diferente de sus fuentes de ingreso.

Pastel 1. El tradicional

El lugar común de los medios de la vieja escuela. Se trata de contratos – cuando se firman – por los que el medio acuerda la promoción y difusión de instituciones. Lo que se traduce en la cobertura de eventos, así como en la publicación de boletines. Textos que llegan al correo electrónico de la redacción o al canal habilitado por el área de comunicación de la dependencia. Con esa información, el medio puede armar la nota respectiva.

En Tlaxcala, la mayoría de medios no le hacen nada a los boletines. Los medios hacen copy paste. Reciben dinero por copiar y pegar.

Este tipo de configuración con una sola fuente de ingreso es cerrada; poco dispuesta a la innovación en formatos para contenidos periodísticos, así como a la exploración de temas, historias y coberturas de mayor complejidad o cercanía con las diferentes realidades de la audiencia.

Lamentablemente en Tlaxcala este es el tipo de pastel favorito de la prensa.

De manera utópica, los convenios no deberían transgredir la libertad de expresión o limitar el derecho a la información, pero como dice el dicho “el que paga, manda”.

Al usar dinero público, el dinero de tus impuestos, los medios con este modelo de negocio tienen la obligación ética de informar de quiénes, cuánto recurso y durante cuánto tiempo.

Pastel 2. El chocovainilla

Estos medios han logrado traspasar un gran umbral, que es depender al cien por ciento económicamente del convenio oficial. Pero mayoritariamente sobreviven de ellos. Sin embargo, han incorporado dentro de la ecuación para su sostenibilidad servicios para el sector privado; como anuncios en formato de banner al interior de sus sitios o entrevistas en formato escrito o audiovisual.

No obstante, aunque ya no dependen completamente del convenio, en el caso de Tlaxcala la prensa no modifica su discurso manteniéndolo al servicio de su cliente principal, el gobierno. Además, ocupan recurso humano, económico y tecnológico para responder a las demandas de sus clientes. Recurso que no se va para hacer periodismo.

Al entrarle a este modelo de publicidad directa, los medios se ponen al servicio del sector privado. Sin embargo, en Tlaxcala solo el 3% de las marcas consideran un presupuesto para publicidad. Y pasan 2 fenómenos:

  1. Como es un mercado muy pequeño, muy competido y por ende poco redituable, el tiempo y trabajo invertido no es proporcional al tiempo que sobra para hacer piezas periodísticas.
  2. El estado no cuenta con un tabulador ni los medios con capacitación en publicidad digital para asegurar un costo-beneficio claro para las marcas respecto a banners y otro tipo de anuncios. Entonces, los precios son diametralmente diferentes y se suele estafar a los negocios.

IMPORTANTE: Si eres una marca y estás pensando anunciarte en medios, analiza bien las propuestas y evita una mala experiencia. Con gusto, te ayudamos

Bueno, ¿Entonces qué queda?

La tarta número tres.

Pastel 3. Tutti Frutti

En este tipo de modelo de negocio, las opciones se expanden y son tan variadas que entonces no existe una conformación única; si no una mezcla en la que cada medio de comunicación decide como conformará las rebanadas.

Sembramedia, una organización que acompaña a medios de 20 países en Latinoamérica que aspiran a no depender de los convenios oficiales, ha logrado documentar 19 fuentes de ingreso que los sitios de noticias están explorando para lograr independencia económica y editorial. En ese camino está Escenario Tlaxcala; y de allí que nos afirmemos como un proyecto de periodismo independiente.

En 2019, lanzamos nuestros esquemas de suscripción como una apuesta por conseguir ingresos por lectores y lectoras, para que sean elles a quienes el medio tenga que rendirles cuentas. Conoce las tres maneras diferentes en las que puedes suscribirte – tenemos una especial para negocios -.

Ahora sí…

Antes de decirte cómo se conforma nuestro pastel y de que puedas encontrar las facturas que hemos recibido de funcionarios públicos, algunos antecedentes:

NOTA: En donde no te colocamos una liga para revisar facturas, es porque se trató de pagos en donde no se requirió factura.

  • En 2016, Juan Carlos Sánchez García (SAGA) nos pagó $16,000 en efectivo para la elaboración de la segunda versión de la que fuera la revista impresa de Escenario Tlaxcala. Un ejemplar que contenía insertos publicitarios del entonces aspirante a diputado local.
  • En 2017, tuvimos ingresos del municipio de Zacatelco.
  • Ese año y el siguiente, recibimos de la entonces diputada local Sandra Corona Padilla $1,000 cada año en el mes de agosto para cubrir los trabajos del Parlamento Juvenil en el marco del Día de la Juventud.
  • Durante 2018, subimos a Escenario Tlaxcala como centro de trabajo a la plataforma de Jóvenes Construyendo el Futuro. En diciembre de ese año, dejamos este programa federal.
  • También en 2018 tuvimos ingresos del Congreso del Estado de Tlaxcala.
  • En 2019, también recibimos $4,500 para dar cobertura a los trabajos del Parlamento Juvenil. En esta ocasión, de la diputada María Félix Pluma, quien presidía para ese entonces la Comisión de Juventud y Deporte.

Así se ha movido nuestra distribución de ingresos en 2019, 2020 y 2021.

Consulta aquí las facturas con el único ente público del que tuvimos ingresos ese año:

Este año fuimos uno de los medios seleccionados de una subvención para recibir recurso económico, el Fondo de Ayuda Emergencia para el Periodismo.

Este año ganamos dos becas:

Además, recibimos recurso para colaborar en un proyecto nacional de verificación electoral de Verificado Mx, Con Verdad.

Consulta aquí la única factura de este año por publicidad oficial

Llegados a este punto, ya notaste que de servicios de publicidad es de donde generamos más ingresos después de las becas. Y para no depender de becas, porque para los expertos es arriesgado y poco sostenible en el tiempo, hemos trabajado para fortalecer nuestra agencia de publicidad, Ingenius.

Pero entonces, nuestros esfuerzos por seguir haciendo periodismo independiente se triplican y del 100% de recursos que ocupamos, la mitad no son para hacer Escenario Tlaxcala.

Queremos continuar dando voz en el estado a quienes tienen poca presencia en los medios locales. Las y los colaboradores que hacemos posible este medio necesitamos en este momento de un ejército 500 guerreras y guerreros tlaxcaltecas en contra de la desinformación.

Suscríbete aquí

 

spot_img

Lo más reciente

Quizá te interese