¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Política

#Opinión La inseguridad pública en Tlaxcala: una realidad

De unos meses para acá, la inseguridad se ha hecho presente en el territorio tlaxcalteca. De hecho, más allá de las cifras o los datos que pueda haber al respecto, los hechos me permiten afirmar que las cosas no andan muy bien que digamos en esta materia, y es que mire usted, los asaltos a modestas tiendas de la esquina en las comunidades, a transeúntes, a casas habitación, vaya, a las mismas escuelas –públicas y particulares –, están a la orden del día sin que los organismos de procurar justicia y orden hagan mucho al respecto, pero ¿por qué ocurre esto?, ¿cuál es la causa de tan lamentables hechos?

Por principio de cuentas tengo que decir, que el nuevo sistema de justicia penal ha otorgado las facilidades habidas y por haber a los delincuentes para que a estos no se les finque algún delito; tan es así, que varios amigos que laboran en alguna de las corporaciones policiacas de la entidad, aseguran que hoy día, los ladrones tienen más derechos que los propios afectados. ¿Habrase visto semejante barbaridad? Pues sí, como bien se dice y afirma, en México todo puede suceder, y es cierto.

En este sentido, considero que urge una profunda revisión a las leyes que hace unos años fueron aprobadas por la Cámara de Diputados y Senadores de nuestro país, y los Congresos Locales. Esas leyes, esas normativas o esos reglamentos, lo único que han generado es la propagación de la impunidad, disparando los niveles de delincuencia en varias entidades de mí querida República Mexicana.

Tlaxcala, aunque no sufre de tan drástico incremento delictivo, no escapa de ello. Y eso lo  sabemos porque a diario lo observamos, lo leemos o lo conocemos – ya sea por familiares, por amigos o por compañeros de trabajo –, dada la comunicación que tenemos en un estado tan pequeño como el nuestro.

En este sentido cabe señalar, que un asunto que abona a la propagación de la delincuencia, es la falta de capacitación y/o profesionalización de los cuerpos de seguridad pública. Un rubro que no puede dejarse de lado si en verdad se quiere gozar de una efectiva seguridad de los tlaxcaltecas. Ciertamente en esta materia, el Gobierno del Estado ha realizado algunas acciones; pero estas, hasta donde mis conocimientos llegan, han sido pocas y nada sustanciosas, ¿conoce usted si en materia de seguridad pública existe algún programa para los efectivos policiacos dada su salud física y de sobrepeso que es muy evidente en varios de ellos?

Reza el dicho que el buen juez por su casa empieza, y también es cierto. Si se desea contar con una policía que atienda los grandes problemas de inseguridad que comienzan a manifestarse en el estado, es prioritario que se profesionalice – en todos los sentidos – a sus integrantes, comenzando con su comandante hasta el último de sus subordinados.

Ahora bien, un tema que resulta fundamental en este asunto, es el concerniente a las policías municipales. ¿Sabe usted sobre la existencia de un programa de seguridad pública municipal en alguno de los 60 ayuntamientos que integran la entidad?, ¿cuáles son sus esquemas de actuación y protocolos de atención ante los problemas/emergencias?, ¿qué dicen sus bandos de policía y buen gobierno?

Interesantes cuestionamientos que me llevan a reafirmar que los hechos de violencia e inseguridad que se han observado en los últimos meses en mi querido estado de Tlaxcala, tienen un origen. Ciertamente es un problema multifactorial; sin embargo, considero que para ello existen las instituciones públicas, las cuales tienen la obligación de salvaguardar la vida de los ciudadanos.

¿Ha visto el incremento de feminicidios en el país?, ¿piensa usted que en nuestra entidad no ocurrirá lo que sucede en otras? Vaya, no con estas preguntas pretendo alamar a alguien pero, como también reza el dicho, más vale prevenir que lamentar y, desde mi perspectiva, es momento de hacerlo. Es momento de exigir las condiciones de seguridad para todos. De exigir que las instituciones – y sus representantes –, hagan su trabajo. De exigir esquemas y/o programas de atención y prevención de los delitos. De exigir cuerpos policiacos profesionales y con un alto compromiso ético para con la ciudadanía. De exigir que el Congreso Local legisle a favor de los ciudadanos y no a favor de sus intereses. Vaya, de exigir una seguridad pública en el más amplio sentido de la palabra.

Retazos:

Se rumora que en próximas fechas se darán algunos cambios en el gabinete del actual gobernador del estado; el que suena más fuerte, está ligado a la Secretaría de Educación Pública de la entidad, dada la contienda electoral que se aproxima. Ojalá y dichos rumores sean eso, rumores, porque desde mi perspectiva, considero prioritario atender el tema de la educación en el estado y no cambiar esta por una senaduría, por ejemplo. En fin, tiempo al tiempo.

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.

Written By

Click para comentar

Quizá te pueda interesar: