¿Qué es el turismo regenerativo y cómo podría ser aplicable en Tlaxcala?

Turismo-Regenerativo-Tlaxcala-Turistas-Ocupación-Alternativa

Tlaxcala, Tlax. El turismo regenerativo es un tipo de turismo que busca darle a la tierra más de lo que se toma de ella, es decir, abrazar la idea de la sustentabilidad para generar equilibrio entre lo ecológico, lo económico y lo social, donde los recursos se puedan utilizar por próximas generaciones; Tlaxcala, al ser un estado pequeño, representa una oportunidad para reforzar la identidad biocultural de los habitantes si se llegara a aplicar.

Este tipo de turismo, transforma al turista en un viajero consciente y busca desprenderse del viejo turismo que despoja a la comunidades, que no implementa el manejo de residuos o plantas de tratamiento de agua, tampoco usa energías alternativas ni materiales sostenibles para construcción, además contamina la tierra y privatiza las playas, “En su mayoría son empresas del extranjero, justo el turismo regenerativo es volver a dar vida a esos lugares, donde ahora hay hoteles y cortaron los manglares y ya no llegan tortugas o delfines, ver la manera de bioconstruir o buscar alternativas para poder hacer que vuelvan estas especies”, señaló Armando Vázquez, administrador de empresas turísticas, con especialidad en turismo cultural, quien además formó parte del workshop en turismo regenerativo impartido por los chilenos, Martín Araneda y Carlos Briseño de Camina Sostenible.

Mencionó que una ventaja de este tipo de turismo es que generaría soberanía alimentaria porque produciríamos nuestros alimentos, no habría uso de pesticidas ni plaguicidas, “tendríamos dieta local, accesibilidad, distribución disponible y estable, sería el principio de generar prácticas de soberanía alimentaria, por lo tanto hay conservación y regeneración del medioambiente”.

Asimismo, el turismo regenerativo nace de tres relaciones: qué pasa con uno mismo, qué pasa con el otro y qué pasa con la biodiversidad; el primero se refiere a un plano personal y emocional, a lo que la gente come diariamente y la propia conexión con la naturaleza; el segundo, abarca, cómo ayudamos al otro para hacer que también conecte con este tipo de entendimiento sustentable; el último se refiere al compromiso con el entorno, al consumo de nuestra ropa, ver etiquetas en alimentos, básicamente, nuestra retribución con el medioambiente.

El turismo regenerativo también beneficia a las comunidades conservando formas de vida tradicionales, “Llega una textilera de mezclilla que desplaza telares tradicionales y contamina el rio, qué se prefiere, algo que vino de un proceso industrial, que mató un pez, contaminó ríos y desplazó una comunidad nahua de sus oficios, beneficiando solo a ciertas personas, o un textil que es de un elemento natural, con una pintura orgánica en un telar de madera, en una comunidad nahua que beneficia a su familia”.

En el Santuario de la Luciérnaga, donde a pesar de ser un espacio supuestamente respetado bajo lineamientos ecológicos, no aplica turismo sostenible ni regenerativo, todo lo contrario, pues no hay capacidad de carga turística en todos los avistamientos ni límites aceptables de cambio, no cuentan el distintivo S de turismo sostenible en México, ni certificaciones internacionales como The Rainforest Alliance, ni la del Consejo Global de Turismo Sostenible, entre otros sellos, verificaciones y metodologías para ser un destino con prácticas de turismo sustentable; anualmente su ecosistema está siendo perturbado, ya que disminuyen la cantidad de luciérnagas, a veces se suscitan incendios y existe un turismo masivo, además de que utilizan infraestructura que daña, materiales no amigables con el medioambiente, como el mismo caño, que va otra vez a las fuentes de agua natural.

“Si nosotros tenemos energías alternativas como compostaje, baños secos, paneles solares, captaciones de agua pluvial; todo lo que sea alternativo para nuestra subsistencia es el beneficio y ya de ahí es una economía circular y solidaria con beneficios locales,  además de la recuperación de nuestra cultura; un ejemplo muy claro sería que si yo construyo una casa de madera donde ocupe diez árboles, voy a plantar cien”.

Señaló que en Tlaxcala se deben hacer diagnósticos participativos por regiones para detectar problemáticas y tratar de resolver con un turismo regenerativo, incluyendo a instituciones educativas, iniciativa privada y gobierno, “Por ejemplo, La Malinche, ha perdido más del 50% de su biodiversidad y con un turismo regenerativo puede propiciarse la conservación de la montaña a través del aprovechamiento del territorio y llevar turismo para generar ingresos complementarios”.

Por último enfatizó en la importancia de que este año se respete la cancelación del avistamiento de luciérnagas por la pandemia por el Covid-19 y también porque representa un descanso significativo para la especie y su entorno.

Related Posts

Leave a comment

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial