¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Fray

Sistema patriarcal y neoliberal invisibiliza al agente vulnerante en la explotación sexual

La trata con fines sexuales es una de las expresiones de la violencia extrema que viven mujeres y niñas desde hace varios siglos y se ha perpetuado hasta la actualidad. Está problemática ha sido reconocida por la sociedad y los gobiernos a través de sus discursos y leyes, pero como afirma Rita Segato: “No es por decreto, infelizmente, que se puede deponer el universo de las fantasías culturalmente promovidas que conducen, al final, al resultado perverso de la violencia, ni es por decreto que podemos transformar las formas de desear y alcanzar satisfacción constitutivos de un determinado orden socio-cultural”.

El 30 de julio, en el marco del Día mundial contra la trata de personas, las Organizaciones de la Iniciativa Popular y el Centro Fray Julián Garcés, dimos inicio a las actividades programadas en la V Jornada de prevención de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual en Tlaxcala, la cual tiene como objetivo: reflexionar con diversos actores las posibilidades de avanzar en la prevención de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, visibilizando especialmente la responsabilidad de los hombres. La primera actividad que llevamos a cabo fue el conversatorio “Las escuelas como espacio potencial para contribuir a la prevención de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual”. En el conversatorio, se mostraron reflexiones importantes sobre la participación de los hombres como explotadores, pero con mayor énfasis en los hombres en su rol de consumidores- prostituyentes.

Cada vez más se reconoce que la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual opera bajo una lógica de mercado, por lo cual, al desactivar la demanda, se corta la cadena de la trata de mujeres. Es necesario analizar la relación de la construcción socio cultural de la masculinidad con el consumo -prostituyente, reconocer cómo son las relaciones entre las mujeres en prostitución y los hombres que las compran y usan e identificar los intereses económicos que se benefician con la prostitución y la trata de mujeres y niñas.

Alejandra Méndez, en el conversatorio nos mostró, tomando como base el artículo de Emilio Maus El papel de la demanda en la trata de personas, que el “64% de las mujeres en situación de prostitución han sido amenazadas con un arma, 73% han sido atacadas físicamente y 57% han sido víctima de una violación”. Es decir, las mujeres prostituidas no son “mujeres de la vida fácil”, son mujeres violentadas por los hombres con el permiso simbólico del dinero y de una falta de cuestionamiento a su supuesto derecho a pagar por usar y violentar a una mujer en situación de explotación sexual. Los hombres que utilizan los cuerpos de las mujeres, comúnmente conocidos como consumidores, son violentadores y son violadores, Ixchel Yglesias afirmó que “el lenguaje es muy importante, porque usamos un lenguaje comercial, esto despolitiza, precisamente nos lleva a este mundo neoliberal a normalizar que, así como compras ropa, compras calzones, puedes comprar mujeres y que las mujeres lo están haciendo por gusto, placer, empoderamiento. De esta forma, no ponemos el foco en cuáles son los elementos de una masculinidad explotadora”.

Ixchel Yglesias, también afirmaba queentre regular la prostitución y convertirla en un trabajo sexual y sancionar la trata como delito de delincuencia organizada, hay un proceso productivo- de este proceso legislativo y  judicial- se producen mercancías, se invierte en capital constante, que serian centros de explotación: bares, hoteles, table, burdeles, la esquina, tienen capital variable- las mujeres prostituidas- y se acumula capital obtenido ilegalmente, pero regulado, gracias a la legalización de la prostitución. Si partimos de esto, es necesario mirar todos los intereses que están detrás que son los que nos llevan a no cuestionar los privilegios de los varones dentro del sistema de esclavitud…”

Con esto podemos observar como el sistema neoliberal y patriarcal están en complicidad para hacer posible que la trata de mujeres y niñas, así como todas las violencias que se ejercen en ellas, sean considerados como algo normal, algo aceptado en beneficio de los hombres. También favorecen otras violencias que están normalizadas hacia las mujeres que no son víctimas de trata, como tocar el cuerpo de una mujer sin su permiso, chiflarles, decirles cosas sobre su cuerpo, compartir y/o vender imágenes intimas de las mujeres, manipularlas para tener relaciones sexuales, ser infieles, consumir pornografía, entre otros ejemplos.

Lograr la erradicación de una masculinidad violenta y explotadora, implica que los hombres se cuestionen a si mismos sus privilegios y los privilegios de otros hombres ¿Por qué son capaces de mantener hacia las mujeres y niñas relaciones de subordinación, sometimiento, violencia o explotación? Es necesario que los hombres asuman su responsabilidad en el ejercicio de la violencia hacia las mujeres y transformen sus conductas machistas, violentas y explotadoras, por el bien vivir de las mujeres y los hombres.

También es necesario que existan políticas públicas donde los niños y jóvenes aprendan una masculinidad no violenta, explotadora y prostituyente, y que la sociedad rechace toda masculinidad machista. Para ello, es urgente que el gobierno del estado de Tlaxcala, a través de la Secretaria de Educación Pública, inicie la implementación de un Programa educativo en los niveles preescolar, primaria, secundaria y preparatoria, donde se incluyan mecanismos claros para la construcción de una masculinidad no violenta, involucrando a toda la comunidad educadora, y que se aplique de manera permanente y con indicadores claros que demuestren sus cambios de conocimientos y conductuales.

Marisol Flores Garcia

Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C.

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.
Click para comentar

Quizá te pueda interesar: