¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

DESTACADO

Urge participación de los hombres para erradicar violencia hacia mujeres y niñas

hombres-Violencia contra la mujer-Centro Fray Julián Garcés-Derechos Humanos-Desarrollo Local

La violencia hacia las mujeres en nuestro estado no ha cedido, por tanto, la denuncia de ello y nuestra acción propositiva no cederá hasta que la realidad cambie. Algunos de los datos que confirman está situación son los siguientes: De enero a agosto de 2021, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad reportó 1,028 llamadas de emergencia relacionadas con incidencia de violencia de pareja y 1,919 llamadas de emergencia relacionadas con incidencia de violencia familiar. En medios de comunicación se ha difundido que Inegi identificó mil 438 embarazos entre madres de 10 a 14 años de edad.

Por muchos años se ha querido desestructurar la violencia hacia las mujeres trabajando solo con las mujeres para que aprendamos a identificar la violencia, no permitirla y denunciarla. Bajo esta lógica, la responsabilidad de eliminar la violencia se carga únicamente a las mujeres, somos nosotras quienes tenemos que decir basta a una pareja cuando nos violenta y denunciar sus actos violentos, pero con el paso del tiempo, nos hemos dando cuenta que para que las mujeres dejemos de vivir violencia, los hombres, dado que son la fuente de esa violencia, deben tener un papel activo para erradicarla.

El cuestionamiento al orden patriarcal masculino ha implicado exigir a los hombres que generen procesos donde revisen sus construcciones machistas y violentas, que confronten y denuncien sus actos violentos y que las autoridades asuman la implementación de políticas públicas que promuevan masculinidades no violentas. Lo anterior no ha sido fácil, pues, cuestionar la masculinidad hegemónica, es cuestionar los intereses económicos, la naturalización de la violencia, los privilegios masculinos y que las instituciones gubernamentales se despatriarcalicen, cumpliendo así su función de prevenir la reproducción de una masculinidad machista, dar protección a las mujeres violentadas y sancionar a quienes las violentan.

Te puede interesar: AVGM: Fray Julián Lista Obligaciones De Quienes Entran Ante La Trata De Personas

En el mes de agosto, hombres integrantes de las Organizaciones de la Iniciativa Popular contra la trata de mujeres y niñas participaron en el Conversatorio “Retos de la masculinidad ante la violencia y la trata de mujeres y niñas”,  este conversatorio fue un llamado para que los hombres de Tlaxcala reconozcan que son parte de la pedagogía de la indolencia y del poder, que existen prácticas violentas que se animan socialmente para que se siga ejerciendo una masculinidad machista y violenta, que en lugar de sancionar socialmente una actitud machista y una sexualidad masculina violenta e irresponsable, se avala, se justifica y se anima a seguirla practicando.

Respecto a la trata de mujeres se señaló que “lo extraño sería que la trata no existiera, lo normal es que la trata exista, debido a las condiciones sociales de las relaciones sociales de nuestro género patriarcal”, lo anterior quiere decir que para erradicar la trata con fines sexuales, así como otras formas de violencia, se necesita transformar las relaciones de poder entre hombres y mujeres.

Un aspecto importante a resaltar por los hombres que participaron en el conversatorio, fue cuidarse de no caer en una serie de trampas que generan la continuidad de la violencia hacia las mujeres, entre ellas las siguientes:

  • Responsabilizar a las mujeres u otras situaciones de la violencia que ejercen.
  • Cuestionar teóricamente la masculinidad machista, pero no integrar a su vida cambios de actitud.
  • Pensar que lo personal es suficiente, pues se necesita animar que otros hombres cambien para generar un verdadero cambio cultural.
  • Pensar que solo son violentos los hombres que ejercen violencias consideradas extremas como lo son la trata, el feminicidio o la violación, pues en general los hombres cometen algún tipo de violencia.
  • Considerar que al haber participado en proceso de revisión de su masculinidad es suficiente para erradicar su ejercicio de la violencia, es necesario reconocerse como un macho en rehabilitación.
  • Emitir discursos convenientes para no perder privilegios.

La lista de trampas puede seguir, lo importante es resaltar la necesidad de que los hombres vayan generando procesos personales, colectivos y de incidencia que permitan la desestructuración de sus violencias y, en consecuencia, que las mujeres por fin podamos ejercer el derecho a vivir libres de violencia. Para acelerar estos cambios culturales, las autoridades gubernamentales deben implementar acciones dirigidas a la transformación de la masculinidad machista, de otro modo, se avanzará poco o casi nada.

Marisol Flores Garcia

Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local A. C.

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.

Quizá te pueda interesar:

DESTACADO

Tlaxcala, Tlax. Hoy se llevó a cabo por medio del Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C. el conversatorio Retos de...

DESTACADO

Tlaxcala, Tlax. Desde hace 9 años, Héctor Merino empezó un proceso de reconocimiento de su masculinidad; también, de las violencias hegemónicas permitidas de manera...