Ciudad de México. “Es un pretexto decir que el desabasto de medicamentos en hospitales públicos del país se debe al combate a la corrupción” dijo el diputado federal por Tlaxcala Carlos Carreón Mejía, tras afirmar que el gobierno encabezado por el presidente López Obrador carece de planeación para ejecutar las distintas medidas enfocadas al combate a la corrupción. 

Carreón Mejía señaló que el combate a la corrupción no debe ser el justificante para dejar sin materiales médicos a los hospitales públicos del país, poniendo en riesgo la salud de los ciudadanos que acuden a los nosocomios de toda la república. En este sentido pidió que el gobierno de López Obrador no detenga el suministro de materiales para evitar poner en riesgo a la población. 

“Sé que la justificación del gobierno para que no haya medicamentos es que habría encontrado malos manejos en las compras de las medicinas. Estoy a favor de que se combata la corrupción, pero para hacerlo no podemos generar otros problemas que perjudiquen a los mexicanos. Si el gobierno detectó malos manejos en la adquisición de medicinas, pudo haber previsto una compra extraordinaria con otra empresa, mientras consolida la compra de medicamentos con un nuevo proveedor”. dijo Carlos Carreón. 

Asimismo el diputado federal refirió que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha caracterizado por la improvisación y la falta de planeación en la ejecución de sus acciones, por eso urgió al gobierno mexicano a dotar de los insumos necesarios a los hospitales públicos, ya que de continuar esta situación podrían ponerse en riesgo las vidas de los mexicanos. 

“La salud no puede esperar, el gobierno debe normalizar cuanto antes esta situación y brindar las atenciones necesarias a los pacientes. Ningún pretexto del gobierno debe dañar a los mexicanos”. aseveró Carlos Carreón. 

Por último el legislador tlaxcalteca lamentó que la improvisación del gobierno federal haya metido al país en severas crisis como resultado de las ocurrencias del presidente, como la crisis de desabasto de gasolina, la crisis ambiental, desabasto de energía eléctrica en el sur del país y ahora desabasto de medicinas en todo México. 

“Este gobierno no debe seguir improvisando, de lo contrario el resultado será catastrófico para todos” concluyó Carreón Mejía.