Tlaxcala, Tlax. El área compuesta por la ciudad capital, Teolocholco, Huamantla, Tlaxco, Xalostoc, presentó en el año pasado las cifras más altas de sanciones por incumplir las medidas de sanidad  en alimentos, farmacias y laboratorios. Además, en esta zona no se llevó a cabo una sola revisión a restaurantes o bares que verificara la puesta en marcha de programas de prevención del consumo de alcohol en menores.

En la zona conformada por los 5 municipios y llamada por la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIST) como Gerencia Tlaxcala, fue donde más sanciones se impusieron por no cumplir las regulaciones sanitarias, sin embargo, ninguna de ellas rebasó los mil pesos, por ejemplo, a una marisquería sólo se le castigó con 365.20 pesos.

En lo que respecta a servicios de salud, la misma zona también volvió a sobresalir, puesto que se presentaron 6 suspensiones a farmacias y 5 farmacias con consultorio fueron obligadas a detener sus actividades, asimismo, se aseguraron un equipo médico, medicamentos caducos, entre otros productos.

Asimismo, la COEPRIST no llevó a cabo verificaciones en establecimientos donde el alcohol se oferta como envase abierto en la Gerencia de Tlaxcala, lo cual significa revisiones a restaurantes o bares, pero la institución sí realizó 14 verificaciones a establecimientos que comercializan envases cerrados como lo son las tiendas de conveniencia.

Derivado de 52 visitas, la Comisión dio a conocer que ni en la zona de Tlaxcala ni en el estado, ningún establecimiento de los revisados contaba con medidas de seguridad aplicadas para prevenir el consumo de alcohol en menores de edad.

De acuerdo con el documento elaborado por la COEPRIST, destacan tres eventos en el plano estatal, el primero de ellos hace referencia a la alerta de falsificación de kits de detección de VIH, además de talcos.

Una segunda alerta hizo referencia al consumo de moluscos y arroz chino, mientras que el tercer aspecto del cual no se debe quitar la vista está relacionado con la gerencia de Huamantla, que en 2017 se convirtió en  el lugar donde más sanciones se impusieron a farmacias, sin embargo, el costo de la multa no ascendía de los 682.80 pesos.

En la Gerencia de Apizaco destaca que los prestadores de servicios de agua y alimentos son los que más violaron la ley, pues 2 purificadoras de agua, el mismo número de carniceras, una pizzería, una tienda de abarrotes y un centro botanero, no cumplieron con las regulaciones de salubridad.

Del informe que cubre el período de enero a septiembre, la COEPRIST llevó a cabo 42 análisis de bebederos escolares y concluyó que ninguno tuvo una muestra fuera de la norma. Sin embargo, la mala noticia es que para ese período, el organismo sólo había cubierto el 33 por ciento de la meta de realizar 60 operativos de saneamiento en zonas con alto riesgo de enfermedades provocadas por fuentes hídricas.