Tasa de delitos y homicidios sí aumentó, pero no se niega la presencia de delitos de grupos organizados

La actualización del Índice de Paz en México 2018 posicionó a Tlaxcala en el segundo lugar nacional entre los estados más pacíficos solo después de Yucatán que tiene el primer puesto, a diferencia de entidades como Baja California, Guerrero y Baja California Sur, estados con mayor incidencia de delincuencia y homicidios.

Con una calificación general de 1.381 puntos, Tlaxcala mejoró con respecto a los resultados de 2017 cuando ostentó el 4to lugar nacional; sin embargo, aclara el documento que en Tlaxcala la tasa de delitos: “sí registró un incremento de 13% y su tasa de homicidio aumentó de 6.5 a 8.8 homicidios por cada 100 mil habitantes”, es decir incrementaron hasta un 36%.

Sin embargo, se mostró una mejora en el indicador de crímenes de la delincuencia organizada, alcanzando una calificación de 1.097 puntos, que no niega la presencia de estos grupos en la entidad como han referido las autoridades locales.

Lo anterior pese a que la percepción de inseguridad entre los ciudadanos se encuentra en 68.8% siendo la inseguridad uno de los principales problemas entre la población tlaxcalteca con el 66.9% según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Inseguridad Pública 2018, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La violencia en Tlaxcala también tiene un costo, según el Índice de Paz, a cada ciudadano le cuesta hasta 15 mil 774 pesos, generando un impacto económico por 25.8 mil millones de pesos, a diferencia de Colima, donde la violencia cuesta hasta 95 mil 486 pesos per cápita y 82.8 mil millones de pesos de impacto.

A nivel nacional, el costo de la violencia por cada mexicano es de 33 mil 118 pesos en promedio y 4 mil millones 722.6 millones de impacto.

Aunque la ENVIPE, muestra que en Tlaxcala, el costo de la inseguridad y el delito hasta 2017 ascendió en 1 914.7 millones de pesos, así como aclara que la cifra negra es una constante, para Tlaxcala pues solo se denunciaron hasta 2017 el 12.7% de los delitos siendo la cifra negra de 87.3%