Apizaco, Tlax. Este miércoles se dio a conocer sobre la recuperación de una unidad vehicular en la colonia Ferrocarrilera en la ciudad de Apizaco, y aunque una primera versión apuntaba que se trataba de un vehículo operado por un conductor de la empresa Pronto Mobile Technologies, versiones oficiales apuntan lo contrario.

Aunque a menos 4 medios locales, con información casi idéntica y con las mismas dos fotografías como imagen principal, involucraron a taxistas en la persecución donde se logró la recuperación de un auto Toyota, tipo Yaris color blanco, con placas del estado; no obstante, en los registros de Pronto, no existe un conductor suyo que sea dueño de un automóvil de estas características.

Además, el boletín oficial indica que la persecución se realizó por parte de la policía municipal de Apizaco contra dos sujetos armados. En ningún momento involucra la participación de taxistas.

El boletín también descarta la versión de que el auto hurtado perteneciera a alguna plataforma o empresa de transporte privado y señala que el operativo solo fue realizado por policías municipales.

Además de la nota, un video también fue publicado, replicado en la página de Facebook de la aplicación de servicio de transporte, Yabü, publicación en la que colocó:

Colega taxista!
Juntos nos apoyamos para la seguridad de Tlaxcala!
#Yabü te cuida

Se deriva que al colocarse la medalla, falsa, del rescate de la unidad de su competencia directa, estarían ejecutando una estrategia publicitaria al volver se una bomba mediática a costa de la construcción de una #FicciónInformativa

Los hechos ocurrieron alrededor de las 22:30 horas; participaron dos sujetos; la victima solicitó ayuda de otro automovilista en la zona y fue reportado el suceso a la Dirección de Seguridad Pública; la detención se realizó en el sitio conocido como La Laguna de Apizaquito, según detalles del boletín.

La pifia: el boletín detalla de manera innecesaria que el afectado aplaudió al munícipe Julio César Hernández Mejía y “el compromiso que tiene con la Policía a fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos”.

Mientras que las notas contrarias al boletín no dan detalles de la hora exacta en que ocurrió; indica que participaron taxistas en la persecución, sin precisar el sitio o cuántas personas apoyaron al conductor; incluso se afirma que el vehículo es: “propiedad de un concesionario de taxi”, pese a que la empresa Pronto, no está concesionada.