¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Voces

Puentes (ANTI) Peatonales: Obstáculizan acceso y perjudician en Tlaxcala

En los últimos años, ha quedado más que comprobado que los puentes peatonales no son la solución para resolver cuestiones de accesibilidad y seguridad urbana para peatones[1]. Sobre todo, para los más vulnerables al cruzar las calles, como son mujeres embarazadas, adultos mayores, niñas, niños, personas con discapacidad y personas con cargas adicionales.

El problema con los puentes peatonales es que, en realidad, son totalmente antipeatonales, no garantizan ni seguridad ni inclusividad ni accesibilidad. Recientemente, por ejemplo, la Dirección General de Obra Pública de León anunció la construcción de un puente antipeatonal como “solución” a un cruce conflictivo.

Con el discurso de que dicha construcción será una “estructura segura y funcional que garantice el cruce de los ciudadanos de una manera eficiente […], dando accesibilidad a peatones, ciclistas y hasta motociclistas […]”. Esta obra, con un costo de 16 millones de pesos, es un gran ejemplo de lo que no se debe hacer.

Un cruce seguro a nivel de calle bien gestionado tendría un costo no mayor a un millón 500 mil pesos[2]. Es decir, la construcción del puente antipeatonal de León tendrá un costo 30 veces mayor que un cruce seguro y no resolverá los problemas de accesibilidad de la zona.

puentes-Tlaxcala-peatonales-movilidad-Sulus-Política pública

Tlaxcala ya cometió este error y podría hacerlo de nuevo

En este tema, Tlaxcala ya ha cometido graves errores. Un ejemplo es la reconstrucción del puente antipeatonal de la Unidad Habitacional Santa Cruz, en Chiautempan, con una mala inversión de 7 millones de pesos. Actualmente, se ha comprobado que un cruce seguro a nivel de calle hubiera sido, por mucho, la mejor opción, ya que con la reconstrucción de dicho puente, el verdadero beneficiario ha sido el automóvil y no los peatones.

¿Acaso Tlaxcala está en riesgo de cometer nuevamente el error de reconstruir puentes antipeatonales? Sí. Con infraestructuras obsoletas, como los puentes antipeatonales de Zacatelco o los puentes ubicados en Santa María Acuitlapilco, sobre la Carretera Federal Puebla – Tlaxcala.

Estos puentes antipeatonales ya son infraestructuras obsoletas, y se está en tiempo de que sean sustituidos. Pero hay que tener en cuenta el no caer en el mismo error, como lo hizo Chiautempan al reconstruir el puente de la Unidad Santa Cruz.

puentes-Tlaxcala-peatonales-movilidad-Sulus-Política pública

Se deben saber aprovechar las oportunidades cuando se presentan, demostrar que las cosas se pueden hacer bien, y mejor. Los puentes antipeatonales tanto de Zacatelco como de Acuitlapilco pueden ser la puerta para demostrar que se puede crear infraestructura civilizada, a favor de los peatones y usuarios más vulnerables.

Es tiempo de pensar y hacer obras, por ejemplo, los cruces seguros a nivel de calle, que realmente sí tienen un beneficio para la comunidad. Romper el paradigma de que los puentes peatonales son solución a los problemas de accesibilidad, pues hay que entender que nunca lo han sido.

[1] Andrade-Ochoa, Sergio & Gutiérrez, Miguel (2018). La seguridad vial y los puentes (anti) peatonales en México y América Latina.

[2] ITDP. Documento sobre las ventajas de cruces a nivel sobre los puentes peatonales. Recuperado en:

http://mexico.itdp.org/noticias/itdp-presenta-documento-sobre-las-ventajas-de-cruces-a-nivel-sobre-puentes-peatonales/

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.

Quizá te pueda interesar: