Rusia y Ucrania: “ni buenos, ni malos”.

Escenario TlaxcalaDESTACADORusia y Ucrania: “ni buenos, ni malos”.
- Advertisement -

Por: Edilberto Mendieta García.

Miembro de la Sociedad de Historia, Educación y Cultura de Tlaxcala y de la Sociedad de Geografía, Historia, Estadística y Literatura de Tlaxcala.

Twitter: @EdilbertoMendi5

Facebook: www.facebook.com/edilberto.mendietagarcia

Correo electrónico: edilbertomendieta@gmail.com

Con motivo de la invasión rusa a Ucrania, iniciada desde el 24 de febrero de este año, y que el conflicto va siendo relatado por diversos medios de comunicación, me propuse hacer algunas reflexiones. Esta guerra no es “reciente”, de ninguna manera, sus orígenes tampoco se remontan a la anexión de la península de Crimea a Rusia acaecida en 2014, donde los “ucranianos” pro-rusos “proclamaron su independencia” y de súbito “anunciaron su anexión” a Rusia. Esta historia comienza mucho más atrás, sin caer en historicismos baratos.

Por donde quiera que se vea, la actual relación de odio entre Moscú y Kiev, surgió primero como una estrecha de unidad. Es más, los orígenes de la actual Rusia no se podrían entender sin el Rus de Kiev, una entidad política surgida desde el siglo IX, donde confluyeron ¡Descendientes de vikingos! Llamados “Varegos”, que se mezclaron con eslavos y tártaros, y tuvieron una primera capital en Nóvgorod. El Rus se convirtió un estado poderoso que alcanzó –a lo largos de los años- su máxima extensión desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro. Con el tiempo la capital se trasladó a Kiev. Tuvo fuertes lazos comerciales con el Imperio Bizantino, y de éste abrazaron el cristianismo ortodoxo. La caída de Constantinopla por los cruzados en 1204, las invasiones mongolas del siglo XIII y una nobleza que siempre vio más por sus intereses particulares, provocaron la ruina del Rus de Kiev, dando paso a diversos principados como los de Galitzia-Volinia o de Vladímir-Súzdal. Sobre el primero habrá que decir que tuvo un desarrollo cultural y lingüístico vinculado a Polonia y Lituania. Sobre el segundo, de este nació posteriormente el Principado de Moscú en el siglo XIV, el cual heredó toda la tradición cultural, política y religiosa del Rus de Kiev, hasta la llegada de Iván el Terrible, quien implantó el Imperio Ruso y se proclamó Zar en el siglo XVI.

La Rusia imperial supo sostener rancias aristocracias que de manera feudal gobernaron un impresionante territorio desde Kaliningrado hasta Vladivostok. Tales aristocracias, todas monolíticas, en muchos casos autoritarias y abusivas, fueron –en parte- causa de atraso y sufrimiento de las clases más pobres. A esto habrá que sumarle el sometimiento de cientos de pueblos bajo la égida rusa: tártaros, georgianos, armenios, chechenos, ucranianos, estonios, uzbecos o kazajos; su nacionalidad y su cultura no importaba, la voz cantante era rusa y la política se dictaba en Moscú o en San Petersburgo. Si un pueblo se oponía a este expansionismo, los zares con un golpe enérgico lo aplacaban. Como ejemplos estarían: la derrota al movimiento separatista checheno del jeque Al-Mansur Ushuma de 1784-1791; o la rusificación de Ucrania, proyecto zarista para abolir la lengua y la cultura ucraniana entre los siglos XVIII y XIX, el cual promovió la llegada al oriente de Ucrania de pobladores rusos (Donbáss), la fundación de escuelas que impulsaron la lengua en Járkov o en Kiev. En aras del estado-nación, los gobiernos rusos hicieron de todo, y en Ucrania fue mucho más notorio. Regiones de Ucrania, fueron nombradas como Malorossia “Pequeña Rusia” (occidente y centro de Ucrania) y “Novorossia” (sur de Rusia, el sur de Ucrania y Crimea, Besarabia y Transnistria). Motes no siempre del agrado para los nacionalistas ucranianos. ¿Y qué le pasó a Galitzia-Volinia? Tras permanecer algunos siglos bajo tutela polaco-lituana, cayó en el siglo XVIII bajó dominio austriaco, por lo que los ucranianos occidentales asentaron su nacionalismo ante la bota asfixiante de los Habsburgo.

Con la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa de 1917 y el establecimiento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), Rusia y Ucrania se fusionaron en una “nueva nación”, aunque una parte de Galitzia quedó a manos de Polonia. El intento de convertirse en un paraíso de derechos y de oportunidades para la clase trabajadora, se fue al traste. La vieja y cancerígena aristocracia heredó sus malas prácticas a los miembros del Partido Comunista, y la figura absolutista del zar recayó en personajes todopoderosos como Lenin, Stalin o Kruschev. Bajo el régimen de “hielo” emanado desde Moscú, Ucrania no tuvo donde moverse, aunque no del todo aceptó la brutal dirección soviética, y varios colaboraron con la Alemania Nazi para liberarse del inclemente Stalin. Stepan Bandera, líder de los colaboracionistas ucranianos con los nazis, suele ser un héroe vigoroso o un villano atroz. Después de 1946, se dio un importante proceso de “ucranianización”, ya que la URSS permitió a sus repúblicas el uso de las lenguas nacionales, pero no fue esto miel sobre hojuelas, si bien no fue “oficial”, la rusificación en Malorossia y en Novorossia prosiguió, y se hizo oficial la enseñanza del ruso en las escuelas superiores. Quizá, y tomando esto “con alfileres”, se podría decir que hubo un delicado equilibrio entre lo ruso y lo ucraniano.

- Advertisement -

A la caída de la URSS, y con la independencia de Ucrania y de Rusia, la herencia maldita se hizo presente. Los viejos vicios de antaño de la aristocracia, abusos y corrupción de los altos jerarcas, presidentes y miembros de sus gabinetes adueñándose de hectáreas completas de tierra fértil, empresas paraestatales que solo enriquecieron a sus dirigentes, mandatarios todopoderosos. ¡El cáncer nunca se fue! Y un problema más que no tardó en aparecer: los “nacionalismos rusos” en Ucrania alentados desde el vecino de levante.

A esto habría que sumar el acuerdo ruso-ucraniano –legado puntilloso de la URSS- que permitió el arrendamiento del puerto de Sebastopol donde se resguardó parte de armada rusa en el Mar Negro. Y la posterior construcción del ducto que atraviesa tierras ucranianas, y que abastece a Europa de gas, el cual genera espinosas ganancias. A esto se debe agregar la a veces cambiante postura de los presidentes ucranianos, en momentos rusófilos y recientemente proeuropeos (anhelando un pacto con la Organización del Tratado del Atlántico Norte y la Unión Europea), que ha dividido aún más a los ucranianos occidentales de los ucranianos rusificados ¡Járkov, Donetsk, Sebastopol, Lugansk, Dnipropetrovsk, Odesa, declararon el ruso su lengua oficial! Los habitantes de esas regiones respetan a Rusia, para ellos existe cierta familiaridad con aquella nación. La bomba de tiempo no tardaría en explotar.

También te puede interesar

Para 2023, comerciantes de Tlaxcala piden disminuir precio de licencias de funcionamiento

Tlaxcala, Tlax. Este día comerciantes del centro de Tlaxcala acudieron al Ayuntamiento de Tlaxcala para exigir a las autoridades que sus peticiones sobre la...

Seguramente voy a sonar sumamente “proOTAN” y “prooccidental”, pero, espero el amable lector no me encasille de tal manera. En esta guerra no solo de balas y misiles, existe otro campo de batalla, la guerra de la imagen pública. Mientras Volodimir Zelenski se ha convertido en el paladín de una resistencia heroica frente al poderío militar del gran oso de Moscú, enalteciendo su imagen ante la opinión pública mundial, con una visión política que mira hacia Europa, denotándose como un líder elegido democráticamente por el pueblo y quien declaró lucha sin cuartel contra la corrupción de la vieja aristocracia. Por el otro lado está una Vladimir Putin quien encarna perfectamente la imagen de los vetustos zares imperiales o los temibles secretarios del Partido Comunista Soviético, permaneciendo longevamente en el poder, enemigo declarado de la OTAN y defensor del área de influencia rusa entre sus vecinos. Pareciera que esto es un cuadro maniqueo perfecto, una lucha entre el bien y el mal que revive de cierta forma la Guerra Fría del siglo XX. ¡Pero esto NO debe visualizarse así! En esta geopolítica tan caótica, hay que considerar los antecedentes brevemente descritos líneas atrás, para analizar varios puntos cruciales que ahora son más visibles:

1.- Lo “ruso” de Ucrania. Como sea, los rusos de Crimea o de Donbáss ya llevaban un tiempo ahí, hayan llegado en el siglo XVIII, hayan llegado antes de la disolución de la URSS, Ucrania ya los tenía. Valdría la pena estudiar las fronteras históricas y actuales ucranianas, pero de una u otra forma, dentro de éstas también hay otros grupos étnicos y lingüísticos, y eso de los nacionalismos, puede ser un caldo de cultivo peligroso. ¿Ucrania los debió “ucranianizar”? ¿Debió buscar políticas sociales, económicas y culturales más incluyentes? Algo ahí pasó.

2.- Sin duda Putin, de esto último se aprovechó. Pero también es un “nostálgico” del nacionalismo decimonónico, del cual embebió Adolf Hitler en la primera mitad del siglo XX. El último soñaba con un pangermanismo, con Percival y Wagner como símbolos, construyendo el Anschluss alemán. Para el primero, la gran presencia de rusoparlantes –muchos de ellos simpatizantes de éste- en Donbáss, Járkov y Crimea y donde la “historia le justifica” su “pródiga” intervención y protección, le “orilló” no solo a reconocer los anhelos separatistas de Donetsk y Lugansk, sino que ahora pretende ocupar Ucrania “para liberarla de su gobierno nazi”. Pero subyace el sueño de reunificar Rusia y Ucrania, para reconstruir la antigua Rus de Kiev. Está el anhelo de reincorporar Malorossia y Novorossia. ¿Putin soñará con reestablecer el Imperio Ruso?

3.- Una vieja herida abierta. Los miembros del gobierno ruso no olvidan el colaboracionismo ucraniano con la Alemania Nazi, y se reavivó este amargo recuerdo, y en parte Putin ha esgrimido el calificativo “nazi” sobre el gobierno ucraniano, en especial el encabezado por Zelenski por ser un “colaboracionista” con Europa y Estados Unidos ¡Alta traición! ¡Ucrania olvida a la madre Rusia! Para el Kremlin, ha habido un genocidio “a la manera nazi” en Donbáss, cientos de rusoparlantes que lucharon por su separación de Ucrania han sido brutalmente masacrados. Varios periódicos prooccidentales señalan que tales acusaciones sobre “nazificación en Ucrania” son falsas y particularmente me inclino por la misma idea. Sin embargo, en toda guerra separatista siempre hay muertos, véase los casos de Texas (1836) o Katanga (1960-1964), por tanto, hay portales de internet que hablan de 14,000 fallecidos en ocho años (El Financiero, 2022) ¿Hay una campaña para limpiar la imagen del ejército ucraniano? ¿Qué tanta es la responsabilidad de Zelenski (y sus antecesores) sobre las acciones militares ante los separatistas? Algo ahí no es claro.

4.- La Central Intelligence Agency (CIA). Circula en algunos portales (SANA: 2022; Hispantv: 2002; Mente Alternativa: 2022) el supuesto apoyo de la CIA para trasladar combatientes tildados de “terroristas” para combatir en favor de Ucrania, surgiendo el nombre de un tal Nariman Narketovich Bilálov alias “Isa Akáyev”, de quien no he podido localizar mayor información (si es que este personaje en verdad existe) pero da la impresión de que es un tipo peligroso. La información es muy borrascosa y demasiado tendenciosa, digna de Rusia Today (portal hoy cancelado en YouTube). No obstante, es indudable que a Ucrania entran armas desde el extranjero, DW español no notificó el 13 de marzo ¿Qué no haya extranjeros ahí combatiendo a los rusos? Los hay. Pero ¿Acaso no es un secreto a voces que la CIA se infiltra en zonas de conflictos con efectivos militares y políticos? La CIA participó con efectivos en el golpe de estado contra Salvador Allende en Chile (1973) y en el entrenamiento de guerrilleros musulmanes durante la invasión soviética a Afganistán (1979-1988). Probablemente esto esté pasando, muy encubiertamente en Ucrania.

5.- Y suponiendo que no existen infiltraciones de la CIA estadounidense. ¡Ucrania se ha quedado sola! Mientras la maquinaria rusa bombardea inmisericordemente pueblos y ciudades, la OTAN no ha movido un dedo ¿Sospechoso? ¡Demasiado! ¿Ucrania no es parte de la OTAN? ¡Cierto! ¿Tanto temor por provocar al gran oso ruso? ¿Se avecina una Tercera Guerra Mundial y la prudencia pide esperar? ¿Alcanza solo con las sanciones económicas y políticas para detener a Putin? ¿O hay un pacto secreto entre la OTAN y Rusia? El lector seguramente recordará el Pacto Ribbentrop-Molotov de 1939, que, pese a ser público (la parte de no agresión entre ambos países), contaba con un protocolo secreto (Finlandia, Estonia, Letonia, un sector de Lituania y Besarabia quedarían bajo control soviético, un sector de Lituania bajo control alemán, y la repartición de Polonia entre ambas potencias). Y en verdad espero equivocarme estimado lector con esto. Estados Unidos hace poco se ofreció a sacar a Zelenski de Ucrania ¿Por qué retirar al mayor símbolo de la resistencia? ¿Eso no facilitaría las cosas al Kremlin?

También te puede interesar

Let’s go tours comete fraude a alrededor de 200 tlaxcaltecas y poblanos; se han organizado para que cierre

Apizaco, Tlax. Este fin de semana, alrededor de 200 personas residentes de Puebla y Tlaxcala,  fueron víctimas de fraude por parte de la agencia...

6.- ¿La presencia de la OTAN como amenaza para Rusia? Según Robert Burns del portal LATimes (2022), Ucrania no logró integrarse a esta organización debido a la corrupción que aún impera en sus dirigentes, deficiencias en su estructura militar y falta de control de sus fronteras. Rusia esgrimió que el tener bases de la OTAN en territorio ucraniano era sinónimo de provocación. Pero ya hay efectivos militares de ésta en las repúblicas bálticas, por lo que no creo que la presencia de la OTAN haya sido el detonante de la actual guerra, fue en todo caso un pretexto ¿La postura de Zelenski hacia Occidente fue la gota que derramó el vaso para Putin? ¿O para Putin era intolerable la existencia de gobierno ucraniano prooccidental? Mientras Viktor Yanukovich (presidente ucraniano rusófilo) estuvo en el poder, las pretensiones de Moscú sobre Crimea no fueron tan evidentes, una vez derrocado éste mandatario en 2013, Rusia ocupó Crimea y Sebastopol. La suma de lo antes mencionado me permite pensar que antes de que la OTAN llegase a un acuerdo con Ucrania (cosa que se ve lejano), para Putin era crucial controlar ese país y no dudó en iniciar una guerra, exigiendo el 8 de marzo al gobierno de Kiev: la anexión de Crimea, el reconocimiento de la independencia de Donetsk y Lugansk, que Ucrania sea neutral y que modifique su constitución para evitar un ingreso a la OTAN (RTVE Noticias, 2022). ¿Más claro, ni el agua?


Lee aquí todas nuestras columnas de opinión


7.- Recursos naturales y posición estratégica. Aunque no es uno de los países más desarrollados, Ucrania es una nación rica en recursos y tierras fértiles (fue el granero de la URSS). Por su territorio cruza el gran ducto que suministra a Europa de gas. Los litorales del Mar Negro ofrecen el acceso a recursos marinos, turísticos y comerciales. Sin olvidar a Sebastopol como base de la flota naval rusa. Para Putin, controlar Ucrania es tener a la mano una pieza importante para el ajedrez político internacional.

8.- Estados Unidos critica hoy lo que hizo en el pasado. Estados Unidos, tras su independencia, lentamente fue recibiendo migrantes desde Europa, muchos de ellos empobrecidos, anhelando tierra, y el llegar a América surgía la esperanza de un futuro mejor. Hábilmente, el gobierno desde Washington, no opuso resistencia al ingreso de sus ciudadanos a territorios de España, que ésta no podía defender. Así fue como en 1810, varios estadounidenses se introdujeron a Florida Occidental, realizaron una “convención” y declararon la independencia de la Republic of West Florida, los partidarios del nuevo país no quisieron la anexión a Estados Unidos pero el presidente James Madison ordenó la ocupación de esta región. Otro ingreso de estadounidenses, aunque con permiso de las autoridades españolas y mexicanas sucedió en Texas (también entraron muchos ilegales), desatando la separación del territorio en 1836 de México y declarando la frontera el río Bravo, cuando históricamente era el río Nueces ¿Dónde hemos visto algo parecido? ¿Dónde? ¡Ah sí! En Crimea (2014) y Donbáss (2022). Rusohablantes armaron “convenciones o plebiscitos” y declaran su independencia y luego se anexaron a Rusia y Estados Unidos condenó este hecho (BBC News, 2014) (Fernández Molina, 2022). Para el gobierno de la Unión Americana olvidar es políticamente correcto y necesario, y el que se le recuerde sus “pecadillos” sencillamente fingir demencia es la estrategia ¡Pero después ajusta cuentas!

En suma, apenas estos puntos esbozan un panorama sobre los orígenes y los alcances de la guerra entre Rusia y Ucrania. No se agota aquí el tema. Pero evita conceptos maniqueos que algunos medios de comunicación difunden ¡No hay buenos ni malos! Solo hay poderosos intereses políticos y económicos, delirios de grandeza y poder. Mientras el suelo ucraniano se convierte en el frío lecho de los cuerpos inertes de cientos civiles y militares muertos.

P.D. Soy responsable de lo escrito aquí, y aceptaré comentarios argumentados donde haya cometido algún error fáctico o de interpretación.

Referencias

BBC News (18 marzo 2014). EE.UU. condena a Rusia por anexión de Crimea. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/ultimas_noticias/2014/03/140318_ultnot_eeuu_reaccion_anexion_crimea_aa

Burns, Robert (5 febrero 2022). Ucrania no entra a la OTAN, ¿qué preocupa a Putin? 3 datos clave. Disponible en: https://www.latimes.com/espanol/internacional/articulo/2022-02-05/ap-explica-ucrania-no-entra-a-otan-que-preocupa-a-putin

DW español (13 marzo 2022). Rusia bombardea una base militar en el oeste de Ucrania. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=eM8XgvoQf5U

El Financiero (21 febrero 2022). Esta es la historia detrás de Donetsk y Lugansk, las regiones separatistas en Ucrania. Disponible en: https://www.elfinanciero.com.mx/mundo/2022/02/21/esta-es-la-historia-detras-de-la-regiones-separatistas-de-ucrania/

Fernández Molina, Miguel (21 febrero 2022). Putin reconoce la independencia de Donetsk y Lugansk y envía al Ejército «para mantener la paz» pese a la amenaza de sanciones internacionales. Disponible en: https://www.huffingtonpost.es/entry/putin-evaluara-el-reconocimiento-de-la-soberania-de-las-regiones-separatistas-de-donetsk-y-lugansk_es_6213b851e4b060c5c1eff8bc

Hispantv (4 marzo 2022). Reporte: Ucrania da asilo a terroristas para hacer frente a Rusia. Disponible en: https://www.hispantv.com/noticias/ucrania/538584/terroristas-conflicto-rusia

Mente Alternativa (4 marzo 2022). Reporte: Ucrania Da Asilo A Terroristas Preparados Por Estados Unidos Para Hacer Frente A Rusia. Disponible en: https://www.mentealternativa.com/reporte-ucrania-da-asilo-a-terroristas-preparados-por-estados-unidos-para-hacer-frente-a-rusia/

RTVE Noticias (8 marzo 2022). Rusia le exige a Ucrania la independencia de Donetsk y Lugansk, y a Crimea como Rusia. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=OawnbvwfFC8

SANA (3 marzo 2022). Reporte: Ucrania da asilo a terroristas internacionales, incluidos los que lucharon en Siria. Disponible en: https://sana.sy/es/?p=221159

- Advertisement -

Únete a la comunidad

spot_img

Lo más reciente

Lo más popular

1

Cultura Federal respalda y reconoce éxito de iniciativa de donación de libros en Zacatelco

Fueron 240 ejemplares los que se recaudaron para la Biblioteca Nicanor SerranoZacatelco, Tlax. Concluyó con gran éxito la campaña de donación de libros en...

2

Saca en línea la cita en SECTE para tu licencia de conducir, aquí

A partir del miércoles 19 de agosto se abre atención en estos módulos con citas en línea para tramitar tu licencia.Tlaxcala, Tlax. A partir...

3

7 datos interesantes de Cacomixtle “el mamífero mitad gato” que habita en Tlaxcala

Tlaxcala es un estado rico en cultura, tradiciones, historia, flora, fauna y buena comida, por lo que en esta ocasión te traemos 7 datos...

Quizá te interese