¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Fray

¡Basta la violencia hacia las mujeres!

El Estudio Mundial sobre homicidios 2019 realizado por la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (ONUDD) estima que el 81% de las víctimas de homicidios registradas en 2017 fueron hombres y los sospechosos del asesinato en el 90% de los casos también fueron hombres, es decir que, si bien es cierto que el mayor número de personas asesinadas en el mundo son hombres, los asesinos también son hombres, este dato es importante pues suele sistemáticamente señalarse que a los hombres también los matan, lo que no se reconoce es que quien los asesina no somos las mujeres sino otros hombres. Desde la perspectiva de género, una de las cifras que llama la atención es que,  si bien las mujeres son víctimas en sólo el 19% de todos los asesinatos cometidos a nivel global, cuando se consideran los homicidios cometidos por las parejas, en el 80% las víctimas son las mujeres, lo que quiere decir que los principales asesinos de las mujeres son hombres.

México desde hace varios años tiene leyes, instrumentos y tratados que buscan prevenir, y erradicar la violencia hacia las mujeres, un ejemplo es la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Belém do Pará), firmado en 1995 y ratificado en 1998 la cual especifica que la violencia contra las mujeres “constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades”.

La violencia es una ofensa a la dignidad y al respeto de las mujeres, es resultado de las relaciones de poder y control que los hombres ejercen hacia nosotras. Esta situación que hemos venido soportando, callando, tolerando y viviendo durante años, ahora ha despertado en nosotras un espíritu de búsqueda de justicia, ha hecho que nos encontremos, solidaricemos y organicemos para no callar más y gritar en todos los espacios que ya no toleraremos agresiones, que haremos lo necesario para que las autoridades nos garanticen nuestro derecho a vivir sin violencia y sin miedo para que nos sintamos libres y seguras.

Hemos dado pasos, resultado de ello son dos hechos muy recientes; a nivel nacional colectivos feministas han lanzado una convocatoria en redes sociales, llamando a las mujeres a hacer una protesta simbólica el próximo 9 de marzo, bajo el lema «¡El nueve ninguna se mueve!», en solidaridad de todas las mujeres que han sido privadas de su libertad y su vida, es una interpelación a pensar qué pasaría si un día simple y sencillamente dejáramos de llegar a nuestras casas, las escuelas y los trabajos, pues eso está sucediendo con las 10 mujeres que asesinan cada día en nuestro país.

El segundo hecho son las manifestaciones pacificas que han realizado las mujeres y en particular las tlaxcaltecas, siendo la más reciente la hecha por estudiantes de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, quienes decidieron no callar más ante las situaciones de hostigamiento que viven en sus espacios escolares por parte de sus maestros. Es importante que en todo espacio escolar -no solo en las universidades sino en toda escuela de educación obligatoria- se apliquen protocolos de atención a las víctimas de violencia, sancionen a quienes las violentan y se implementen programas educativos que prevengan toda práctica de violencia hacia las mujeres.

Estos hechos son dignos de celebrarse, pero al mismo tiempo hacen pensar en la necesidad de incorporar espacios de reflexión donde los hombres revisen sus violencias, los actos que de control y poder que ejercen hacia las mujeres, las formas de colusión que asumen con otros hombres para encubrir sus violencias y para culpabilizar a las mujeres.

Hasta que la dignidad y el respeto se haga costumbre, seguiremos luchando para que las mujeres seamos vistas como personas y no meros objetos de placer al servicio de los hombres.

Margarita Sánchez Cruz

Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C.

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.
Click para comentar

Quizá te pueda interesar: