• Piden intervención de CNDH, CEDH y ONU para remover “muro” impuesto por alcalde.

Apizaco, Tlax. Fue una decisión unilateral la impostación de una malla que prohíbe a migrantes acceder al albergue “La Sagrada Familia”, lo que evidencia una acción discriminatoria por parte de las autoridades de Apizaco, dirigidas por Julio César Hernández Mejía, quien, so pretexto de erradicar supuestos abusos cometidos por indocumentados, mandó a colocar un “muro”.

Al respecto Sergio Luna Cuatlapantzi, director del mencionado refugio, llamó a la autoridad municipal a ser cuidadosos con los señalamientos en contra de los migrantes pues estas reacciones solo estigmatizan, criminalizan y promueven la discriminación contra migrantes.

Por igual, indicó que esta acción solo es en sentido de “maquillar” las acciones en el combate a la inseguridad, por lo que solicitó que, dentro del marco legal, las autoridades municipales informen sobre cuántas personas que han sido puestas a disposición, en lo que va del año, son migrantes.

“Nos preocupa que la forma en que el ayuntamiento informa con relación a la malla es una predisposición de la sociedad hacia los migrantes y la gente que labora en el albergue, nosotros no somos contrarios”.

Lo anterior con la finalidad de ayudar a definir y generar acciones creativas y profesionales para atender con mayor eficacia las situaciones de seguridad ya que, externó que el albergue también está dispuesto a contribuir a mejorar las condiciones de vida de los apizaquences.

“Colocar una malla no resuelve el asunto de seguridad, refleja una falta de compromiso al respeto de los derechos humanos, solicitamos que el ayuntamiento se rija en el marco de la ley”.

En lo correspondiente, declaró que el albergue está tomando acciones en el ámbito jurídico, por lo que se acudió ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), recibiendo esta tarde al quinto visitador en materia migratoria, Edgar Corzo Sosa; asimismo se solicitó la intervención del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quienes han manifestado su interés por la continuidad de las labores del refugio.

Por igual se ha acudido ante la quinta visitaduría de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), ante la cual también se solicitó apertura al diálogo ya que las autoridades no involucraron al refugio en las mesas de diálogo y acuerdos para la colocación de dicha malla.

Señala que, pese a existir una llave que controla el acceso de la malla, por parte del albergue no se cuenta con copia de la misma por lo que de 7 de la mañana a 7 de la noche, el acceso se encuentra restringido.

“Invitaría a todo aquel cuando seamos testigos de un hecho delictivo sea migrante o no, se denuncie que autoridades municipales informen cuántas personas que han sido puestas a disposición en lo que va del año son migrantes, ayudaría a no estigmatizar o criminalizar en ese sentido generar acciones de lo contrario solo prevalece la animadversión”.