Tlaxcala, Tlax. El gobierno federal ha considerado a los municipios de Apizaco, Tlaxcala y Zacatelco como una de las 266 regiones clasificadas de mayor violencia y alta incidencia delictiva. 

De acuerdo al Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, en estas regiones habrá coordinaciones estatales de seguridad y serán los puntos donde se destinarán destacamentos de la Guardia Nacional para la prevención, investigación, detención y presentación de detenidos ante el Ministerio Público y aportación de las pruebas exigidas por la ley. 

El documento señala que “la designación del número de elementos, personal especializado y recursos de investigación e inteligencia, se realizará en función del número de habitantes y considerando la incidencia delictiva y las proyecciones de criminalidad.” 

Por otro lado, de acuerdo a la organización civil México SOS, el actual gobierno federal propuso tres regiones de las cuatro que la estrategia de Enrique Peña Nieto impulsó para los municipios de Tlaxcala, Apizaco, Chiautempan y Huamantla a los que destinó recursos del Fortaseg durante 2018. 

En este caso, la estrategia de AMLO conservó dos municipios con altos índices delictivos: Tlaxcala y Apizaco, descartó Humantla y Chiautempan, y añadió el municipio de Zacatelco para reforzar la seguridad por los altos índices de inseguridad. 

En cada una de las regiones, la coordinación general recaerá en la autoridad civil de más alto rango y estarán conformadas por un representante del gobierno federal y uno de la fiscalía general, el mando militar regional, autoridades locales y municipales, un ministerio público y personal acreditado de la Fiscalía de Derechos Humanos, así como miembros voluntarios de la sociedad civil y autoridades locales y municipales. 

Por otro lado, la Guardia Nacional estará a cargo de oficiales del ejercito mexicano que, de acuerdo a los lineamientos de operación el Plan de Paz y Seguridad, buscarán prevenir los delitos, recuperar los espacios públicos y reafirmar el combate a los delitos que mas afectan a la sociedad como la extorsión, el robo, el secuestro, el homicidio, el feminicidio y el tráfico de personas.

Por último, el informe sobre las “Coordinaciones para la seguridad. Antecedentes de las 266 Coordinacionesterritoriales para atender la inseguridad anunciadas por el Ejecutivo Federal”, refiere que es alentador continuar con una política de seguridad, según las coincidencias en los planes de Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador. 

Sin embargo, señala que existen vacíos de información sobre tres aspectos importantes como los criterios que se utilizaron para determinar las 266 coordinaciones territoriales en particular, la calificación por nivel de violencia, a fin de identificar y trazar metas a cumplir en el corto y mediano plazo, y sobre el sistema de seguimiento para consolidar los avances logrados e impedir la dispersión de la criminalidad a otras regiones.