La devastación socioambiental en Tlaxcala: de la desatención y la omisión local a la preocupación y la acción nacional

Por: Federico Luis Pöhls Fuentevilla

En los últimos días se han publicado muchas notas sobre el estado socioambiental en Tlaxcala que van desde una visión clara sobre las inconsistencias entre el tono triunfal del informe del gobernador Mena y la desastrosa realidad socioambiental que se vive en las comunidades de la Cuenca, hasta el estado de shock en que se fueron las personas que visitaron el estado con la Caravana Toxitour México el viernes 6 y la mañana del sábado 7 de este mes de diciembre, luego de ver, oler y escuchar la situación en la que viven las y los habitantes de las comunidades cercanas a los ríos.

Como ya lo hemos comentado, todas las personas que visitaron Tlaxcala en la Caravana captaron sin dificultad cómo las empresas de sus países, principalmente europeas y estadounidenses, así como las de sus proveedores, tienen permitido instalarse y producir aquí sin importar la devastación socioambiental que puedan provocar, como nunca se les permitiría hacerlo justamente en sus países de origen. Y entendieron con mucha claridad también que lo pueden hacer gracias a las normas, reglamentos y condiciones inmorales con las que en México y particularmente en Tlaxcala se les premia con tal de que se instalen aquí y no en otro estado. No en balde, como lo dejó muy claro el gobernador Mena en su informe, y las inconsistencias mostradas en varias notas lo confirman, en Tlaxcala se antepone la visión del crecimiento económico a la vida de la población de manera que no les apura nada someterse al mandato de las mismas industrias, y se presume y festeja su sometimiento: ocupamos el segundo lugar en captación de inversión extranjera en el país. ¿Que si los recursos naturales se agotan o se contaminan de manera irreversible… que si las personas se enferman o se mueren a causa del agravamiento en las condiciones de polución en el aire, el agua y el suelo? Perdón, pero eso es secundario o realmente no importa.

Ante la actuación y permisividad descaradas tanto de industrias como de autoridades y dependencias de gobierno, las eurodiputadas y las demás personas de otros países que nos visitaron como observadores se fueron convencidas de que deberán denunciar en sus embajadas en México y en sus respectivos parlamentos nacionales y supranacionales, la complicidad que tienen esas industrias depredadoras y los gobiernos, claramente incluido el de Tlaxcala, en la devastación socioambiental en que vivimos. Y esto se reforzó conforme la Caravana siguió avanzando: de Tlaxcala se fueron a Puebla, y de ahí hasta la región norte del Istmo de Tehuantepec, en donde la situación es tanto o más grave en lo referente a la actuación de las industrias como al contubernio con los gobiernos.

Además, haciendo efectivo el compromiso y actuando de manera corresponsable, las y los integrantes de la Caravana junto con habitantes e integrantes de organizaciones de las seis regiones visitadas en los estados de Jalisco, Guanajuato, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla y en el norte del Istmo, sostuvimos una reunión amplia con Víctor Toledo, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el día 11 de diciembre.

En esa reunión, personas de las seis regiones, en el orden en que fueron visitadas, hicieron una presentación rápida de las consecuencias socioambiental de la situación de infierno ambiental que se vive en cada lugar (retomando las mismas palabras del secretario), las demandas que cada una tiene en particular y luego dos peticiones de acciones en favor del conjunto. Igualmente, las y los visitantes que participaron en la Caravana compartieron sus impresiones y conclusiones con el secretario, y también su disposición para colaborar, cada quien desde su ámbito de acción, en la solución de los problemas.

Las peticiones generales compartidas con Toledo fueron, una, la declaración de cada región como zona de emergencia ambiental, dada la gravedad de cada una de las situaciones, y la otra, que se trabaje en relación directa con la Secretaría de Salud para que también se declaren zonas de emergencia sanitaria. Además, también se solicitó, y se acordó con el secretario, que la SEMARNAT trabajara de forma conjunta con las seis regiones de manera que la atención no se disperse y se pueda establecer un programa integral de atención y saneamiento.

Para el día siguiente muy temprano, el titular de SEMARNAT dio cuenta en La Mañanera de la reunión sostenida el día anterior con las y los habitantes de las seis regiones, y los compromisos adquiridos. Anunció el acuerdo de crear un programa de trabajo integral con las seis regiones de manera que la atención no se disperse, favoreciendo la participación, además de la Secretaría del Medio Ambiente, la de Salud, el CONACYT, las autoridades estatales y las municipales, y representantes de las industrias asentadas en esas regiones.

Hay que decir, claro, que en la reunión del miércoles 11, se fijó la fecha para la próxima reunión, que será ya una reunión de trabajo, en el mes de enero. Como ya lo habíamos notado y comentado en otro momento luego de la Caravana, es claro que en estos días se mostró nuevamente que hay una diferencia muy clara entre la corresponsabilidad de quien se sabe persona y considera personas a todas las demás, y la negligencia y la inmoralidad de quienes pareciera que se preocupan sólo por mejorar su imagen y la de su partido, por apoyarse en quienes de facto los puedan ayudar a mantenerse en el poder, a como dé lugar y a costa de quien sea.

En Tlaxcala las empresas nacionales y extranjeras se escudan en una normatividad ambiental obsoleta y en las facilidades legales, laborales y fiscales que les permiten instalarse en condiciones que afectan el ambiente, nuestra salud y nuestro desarrollo comunitario de manera irreversible. Como se mencionó ante las y los integrantes de la Caravana, sabemos que hemos sido objeto de un proceso de violencia socioambiental lenta y devastadora, que nos ha despojado de la posibilidad de desarrollarnos integralmente como personas y como comunidades, privándonos de los derechos fundamentales: a un medio ambiente sano, a disfrutar de la biodiversidad, a la salud, a un trabajo, salario e ingreso dignos, al agua en calidad y cantidad, a organizarnos y producir libremente de acuerdo a nuestra cultura. Se nos ha despojado hasta de nuestro derecho a morir tranquila y dignamente, y dejar una situación segura y suficiente para las generaciones que vienen.

Así, en esta oportunidad que se abre, no cejaremos en nuestros intentos de hacer que las autoridades y las dependencias de gobierno cumplan con su deber socioambiental y hagan lo que debieron hacer desde hace más de 20 años. Atender la necesidad de dejar de contaminar la Cuenca Atoyac – Zahuapan y llevar a cabo un proceso integral de saneamiento que contemple:

  1. El saneamiento de la cuenca, que incluye los ríos, arroyos, canales y zanjas.
  2. La restauración de los suelos en el lecho de los ríos y arroyos, en la ribera y los terrenos aledaños a la zona federal.
  3. La prevención, monitoreo y control de la contaminación futura de la Cuenca.
  4. El diseño y aplicación de un plan emergente de salud, para quienes hoy están enfermos debido a la contaminación de la Cuenca.
  5. Contar con recursos económicos suficientes para llevar a cabo todas las acciones necesarias en todas sus etapas.
  6. La aplicación de medidas para la reparación del daño ocasionado a las personas, las familias y las comunidades en su salud, economía, cultura y dignidad.

Seguiremos luchando todo el tiempo que sea necesario para reconstruir nuestra vida en nuestras comunidades y en toda la Cuenca. Quizá por esta vía se logre, por fin, que el gobierno de Tlaxcala ponga atención a la vida de las y los ciudadanos del estado y, al menos por una vez y de aquí hacia adelante, se decida a hacer bien su trabajo en materia ambiental y en materia de salud.

Comments (1)

JOSE ANTONIO ORTIZ ZAMORA

Mientras alabas al Santa y presumes hacer mucho con poco, se te ovida la problematica de Guadalupe y Santa Maria Texcalac en Apizaco

Leave a comment

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial