“A los 14 decidí ser Valeria”: Mujer trans de Zacalteco que en su familia encontró apoyo

Zacatelco-Transgénero-Mujeres-Mujer-LGBTTTIQ-Trans-Tlaxcala

Zacaltelco, Tlax A los 14 años Valeria dejó de ocultar lo que sentía y comenzó con lo que ella denomina una “maravillosa etapa en su vida”. Valeria se define a sí misma como “una persona común que tiene metas y sueños en la vida”, además agrega: “soy una persona sencilla y humilde”.  

Si bien es cierto que mucho se ha avanzado en cuanto al reconocimiento de la diversidad sexual en México y Tlaxcala, la violencia contra las personas con otras identidades sexo-genéricas no ha cesado y se sigue considerando un “acto de valentía” el salir del clóset o hablar de preferencias e identidades sexuales que no concuerdan con la heteronorma.

Valeria define su proceso de transformación como “algo muy difícil”, principalmente porque la primera reacción de sus padres fue de rechazo. -Me corrieron de mi casa, no supe qué hacer. El apoyo a la autonomía y decisiones de los hijos e hijas que pertenecen a la comunidad LGBTTIQ, es importante porque ayuda a evitar la exclusión, odio y discriminación. En el caso de Valeria se puede corroborar lo anterior, cuando muy agradecida y con una sonrisa menciona: –mis papás tomaron una terapia, fueron con psicólogos, buscaron ayuda

Cabe destacar que el caso de Valeria fue un caso excepcional ya que en la sociedad mexicana ser transexual sigue siendo un riesgo. De acuerdo al Observatorio de Personas Trans Asesinadas de la organización internacional Transgender Europe, México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en tasa de homicidios a personas transgénero, debido a factores como el odio, la violencia, la discriminación y la criminalización. En nuestro país siguen siendo  los padres y madres los primeros en rechazar, castigar, discriminar y reprimir a los hijos e hijas, cuando estos perciben comportamientos diferentes a la heteronormatividad. Valeria sostiene que “la homofobia viene desde los padres”, pero que también “se debe a la falta de información para poder evitarla”.

Además del apoyo familiar, es necesario el reconocimiento, promoción y protección de los de derechos de la diversidad sexual, situación que en Tlaxcala aún no es una realidad ya que se carece de un marco legal que permita reconocer los derechos de la comunidad LGBTTIQ, a pesar de que al menos el 10% del total de la población pertenece a dicha comunidad. Cabe recordar que en octubre del año pasado se aprobó el cambio de identidad de las personas transgénero. Valeria logró su cambio de identidad hasta los 25 años, para ello tuvo que acudir a la Ciudad de México y llevar a cabo un proceso legal bastante complejo ya que manifiesta: – tuve que llevar testigos, a mis padres y entramos en un juicio donde la juez determinó mediante un parámetro que Valeria Lorety y tal persona seguían siendo la misma persona.

A pesar del avance legislativo en materia de identidad de género, los actos de violencia en contra de la diversidad sexual no han cesado. En Tlaxcala, de acuerdo a la organización “Letra S” de 2013 a 2018, se han documentado cinco crímenes de odio contra la comunidad LGBTTTIQ, esta misma organización destacó que las personas más vulnerables a algún tipo de discriminación, estigma, maltrato o violencia son las mujeres trans, precisamente por la expresión femenina. Valeria es una mujer que cuida mucho su apariencia física y recuerda la pregunta de su madre cuando ella decidió comenzar su transformación: –¿de verdad quieres ser una mujer? si quieres ser una mujer tienes que ser una mujer que “se gane” el respeto, admiración y el valor. La sociedad tlaxcalteca está permeada por el machismo y la misoginia, es por ello que la feminización de los cuerpos de personas trans no sólo las expone a la discriminación sino también a la violencia de género.

Además, en Tlaxcala se suma la violencia institucional al no procesar denuncias de violencia por razón de identidad y expresión de género. En el código penal local, el tipo penal de transfeminicidio no se encuentra tipificado, Valeria lamenta que “las muertes de las demás chicas trans, queden en el olvido” pues sostiene que “hay demasiada gente homofóbica en el mundo que lo único que quiere es acabar con las personas trans, gays y bisexuales”.

También es necesario fortalecer en México el derecho a la Educación Sexual Integral (ESI) ya que se carece de contenidos más integrales y métodos de enseñanza que promuevan la consolidación de conocimientos, actitudes y habilidades para el ejercicio integral de la sexualidad y de relaciones interpersonales saludables. Finalmente, consideramos importante abordar la transexualidad desde una visión totalizadora, ya que se trata de una realidad en la que permean una múltiple gama de factores, tanto físicos, psíquicos, sociales, religiosos, morales, científicos, y desde luego jurídico-constitucionales. Hace apenas tres décadas que la homosexualidad dejó de ser considerada un “trastorno sexual”. Sin embargo, erradicar la homofobia, lesbofobia, bifofobia y transfobia no ha sido posible. Por lo que es preciso reconocer que más que una fobia, es un sentimiento de hostilidad a la diversidad sexual. La historia de Valeria no es la misma que la de otras mujeres trans que viven presas de la violencia machista y patriarcal. No obstante, la historia de “Valeria Lorety”, es un referente de la importancia del amor y apoyo familiar, que rompe con la constante del rechazo, estigma y discriminación respecto a la identidad y orientación sexual en los hogares.

cultura.critica.2@gmail.com

Related Posts

Comments (1)

[…] “A los 14 decidí ser Valeria”: Mujer trans de Zacalteco que en su familia encontró apo… […]

Leave a comment

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial