Xicohténcatl Axayacatzin, el gran desconocido

Xicohténcatl-Axayacatzin-Tlaxcala-Guerrero-México-Cultura-Prehispánico

Cada 12 de mayo, Tlaxcala recuerda a su más emblemático personaje, se realizaron desfiles, se conmemoraban efemérides con sus hazañas y se ejercía un respetuoso homenaje. Cuando estudiaba la primaria, un elemento que brindaba identidad como tlaxcalteca, sin duda fue el Himno a Tlaxcala, para mí la frase que me llamaba poderosamente la atención fue la siguiente:

Y el arrojo del joven Xicohténcatl
y la fuerza indomable en Tlahuicole
¡son la herencia que alienta en nuestra raza
nuestro heroico afán de libertad!

¿Por qué sólo se mencionaban a estas dos figuras del pasado indígena tlaxcalteca? ¿Por qué sólo a Tlahuicole y a Xicohténcatl el joven se les permitía aparecer en el himno? Esas dudas no las subsané por largo tiempo. Sin embargo, un texto de Betty Ann Brown “Ochpaniztli in Historical Perspective”, mostró alguna luz, señalaba resumidamente que el reconocimiento de algunas celebraciones antiguas tuvieron su origen en un hecho histórico. Entonces el arrojo del joven Xicohténcatl, tan mentado en el Himno a Tlaxcala bien podría ser analizado como lo propuso Brown. Habría pues que voltear a la historia. Quien escribe estas líneas trabajó sobre la biografía este noble indígena en 2016, y presenté algunos resultados en una ponencia durante la XXV Semana del Historiador que organiza la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Tlaxcala. He aquí algunas consideraciones para poder mencionar que Xicohténcatl es el gran desconocido. Tlahuicole tendrá que esperar.

Se repite hasta la saciedad el accionar del guerrero tlaxcalteca durante los años de la conquista de Tenochtitlan, su negativa a aliarse con los españoles, la batalla campal de Tecoactzinco y luego el sitio en Tzompantzinco. Las crónicas a veces son duras al describir a este personaje, tildándolo de pendenciero y necio, pero bueno, los triunfadores de la época y todos aquellos que vieron con buenos ojos en el periodo colonial terminaron escribiendo la historia. Ya en el siglo XIX se volvió un emblema de la resistencia y los tlaxcaltecas lo erigieron símbolo de nuestra matria. Algunos trabajos historiográficos como los de Cesáreo Teroba o Ross Hassig se remiten los hechos del noble tlaxcalteca durante la conquista, pero salvo esos cruentos momentos ¿Qué se sabe de Xicohténcatl antes de 1519? Prácticamente muy poco, y retomando la ponencia presentada, expondré una hipótesis de cómo pudo ser la vida de este noble tlaxcalteca.

Si bien los señoríos de Tlaxcallan habían sobrevivido al empuje vigoroso de la Triple Alianza en el siglo XV y quedaron cercados ante tan fuerte amenaza, en la política internacional mesoamericana lograron establecer un respeto ante los demás pueblos. En la política interna, entre los señoríos tlaxcaltecas existió una vigorosa rivalidad: Tizatlan, que era el brazo armado, y Ocotelulco, que era el poder comercial, mantuvieron roces y su punto álgido se presentó en la llegada de Cortés.

La historia estándar, como dice Ross Hassig, de Xicohténcatl, se puede resumir grosso modo así. En primera lugar, la historia del caudillo indígena debe ser construida con cuidado, retomando las casi nulas referencias que las fuentes describen antes del contacto con los españoles, se puede decir que: 

Fue contemporáneo de figuras de la talla de Ahuizotl, Motecuzoma II, Nezahualpilli o Cazunci. Notables gobernantes en el mundo prehispánico.

La única referencia que se puede tener como “documentada”, es la que aparece en el manuscrito Cantares Mexicanos, en el cual se recoge un poema muy bello atribuido a Xicohténcatl el Viejo, y menciona a su hijo de la siguiente manera:

¡Nicahhue!

Titlacatécatl, ticuitlachíhuitl

Hueltoltecatic, teocuitlatica in tlacuilolli

Ye ahuicoltzin conicuiloa, Axayacatl teuctli

Tocenmantazque,

Ye ic tonaci ye chalchiuh atica.

Ontzetzelihui, pipixahui,

Onneapanaltzin ye itech.

¡Mi hijo pequeño!

Tú, comandante de hombres, tú hechura preciosa,

Pintura a la manera tolteca, con oro y plata,

Pinta el cántaro precioso, señor Axayácatl

Nosotros juntos vamos a tomar,

Nos acercamos a las aguas preciosas.

Van cayendo, llueven gotas

Allá junto a los pequeños canales.

El poema nos puede dar una idea del cariño que su padre le tenía, hace referencia a su cargo militar que más adelante explicaré. Por la edad calculada por Bernal Díaz del Castillo: “Era este Xicotenga alto de cuerpo y de grande espalda y bien hecho y la cara tenía larga e como oyosa y rebusta; y era de hasta treinta y cinco años, y en el parecer mostraba en su persona gravedad”, implica que nació alrededor de 1484.

El joven Xicohténcatl a cierta edad se casó con alguna noble, no se sabe si tuvo más de una esposa, Muñoz Camargo afirmó que su padre tuvo varias esposas. Lo cierto es que a través de las crónicas se sabe cómo eran los matrimonios de esa época, por lo que se puede pensar que era casado y con hijos. La familia noble de Tizatlan fue muy extensa, algunos de sus hermanos son nombrados en las fuentes, y hasta hay una anécdota un poco extraña, descrita por el cronista antes mencionado, sobre un hermafrodita que embarazó algunas mujeres nobles, y que estuvo vinculado a su familia. ¡Hasta en las mejores familias!

El Mozo, como parte de la nobleza, debió ser educado con mucho esmero y disciplina, tal como lo señala Diego Muñoz Camargo sobre la educación de los nobles.

Como mencioné líneas atrás, para mediados del siglo XV Tizatlan era el señorío que le correspondía dirigir el brazo armado de Tlaxcallan y esto podría corroborarse por dos hechos muy importantes: cuando Xicohténcatl padre, tuvo la comisión de negociar con la Triple Alianza las guerra floridas y en el momento que Axayacatzin fue nombrado capitán general de las tropas tlaxcaltecas ante la incursión de Cortés en 1519. Dos hechos muy notables sin lugar a dudas que muestran la preeminencia militar de Tizatlan y por ende, podrían explicar, en parte, esa tildada belicosidad mostrada por éste en las crónicas.

Fray Diego Durán señaló que durante los reinados de Ahuizotl y Motecuzoma II, los señores de Tlaxcallan fueron invitados a solemnes fiestas (la coronación del Tlatoani o la consagración del Templo Mayor) lo que permite pensar que tanto Xicohténcatl padre como el hijo, en algún momento asistieron a Tenochtitlan y pudieron ver el boato de las celebraciones mexicas. Y, el cronista dominico mencionó que alguna vez el mismísimo Motecuzoma Xocoyotzin fue a Tlaxcallan a una fiesta, encubierto.

El viejo Xicohténcatl padre, lentamente vino disminuyendo sus capacidades físicas, quedando ciego, por lo que Axayacatzin es nombrado coadjutor del señorío de Tizatlan. Es posible que en esos años 1515-1519 fuese cuando la rivalidad por el poder comenzará a tener un mayor grado de rispidez entre Maxixcatzin y Xicohténcatl, y esta disputa por la hegemonía afectaría las deliberaciones futuras.

Seguramente tuvo que enfrentar a lado de su progenitor uno de los períodos culminantes de la rivalidad con Huexotzinco, cuando este estado-nación inició incursiones en territorio tlaxcalteca, siendo una de las más terribles cuando atacó el pueblo de Xiloxochitlan, y posteriormente dio una giro algo inesperado con el sometimiento de esta población a los designios tlaxcaltecas, siendo uno de sus momentos más prominentes la famosa batalla de Atlixco (donde muere Tlacahuepan, hermano del gran Tlatoani mexica Motecuzoma II). No se puede saber si en algún momento Xicohténcatl Axayacatzin participó dirigiendo tropas, pero es factible que combatió en los encuentros bélicos. Durante el conflicto con Huexotzinco se presentó la captura de Tlahuicole. Tras este hecho, la política mexica se volvió mucho más agresiva, generando un cerco incómodo que será posterior queja de los tlaxcaltecas ante Hernán Cortés.

Hasta aquí, es una reconstrucción, hipotética, de la biografía de Xicoténcatl Axayacatzin, antes de 1519. Como se mencionó líneas atrás, los últimos años de la vida de este noble tlaxcaltecas son los más documentados.

Es importante reconocer la vida de este insigne personaje, pero a la luz de la objetividad y del análisis histórico. ¿Por qué el 12 de mayo se conmemora a este noble indígena? Porque ese día Hernán Cortés  ordenó su ejecución en Texcoco y murió ahorcado, durante los días que Tenochtitlan se consumía en fieras batallas.

Edilberto Mendieta García

Ocotlán, Tlaxcala.

Mayo 2020.

1 B. A. Brown, “Ochpaniztli in historical perspective”, pp. 196-198.

2 R. Hassig, “Xicotencatl: Rethinking an indigenous mexican hero”, pp. 30-32

3 “Canto de Xicohténcatl”, en M. León Portilla, Trece poetas del mundo azteca, pp. 218-221

4 B. Díaz del Castillo, Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, p. 162

5 D. Muñoz Camargo, Descripción, op. cit, p. 198

6 F. de Alva Ixtlilxóchitl, Historia de la Nación chichimeca, pp. 168-169; M. León Portilla, op. cit, pp. 212-213

7 D. Durán, Historia de las indias de Nueva España e islas de la Tierra Firme, tomo II, pp. 324, 345 y 412

8 D. Durán, op. cit., p. 416

9 D. Muñoz Camargo, Descripción de la ciudad y provincia de Tlaxcala, p. 171; C. Gibson, Tlaxcala en el siglo XVI, p. 38

10 R. Hassig, op. cit., pp. 36

11 D. Muñoz Camargo, Descripción, op cit., p. 184; F. Clavijero, Historia antigua de México, p. 133

12 R. Camelo, “La matanza de Cholula”, p. 59

13 D. Muñoz Camargo, Descripción, op cit., p. 190; D. Durán, op. cit., p. 456-457

Related Posts

Leave a comment

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial