485 aniversario del Escudo de Armas de Tlaxcala

Tlaxcala-Historia-Escudo-Armas-Cultura-Bandera

En el año 1534 se realiza la primera embajada ante el rey español Carlos I por parte de los tlaxcaltecas, considerando que en 1528 fue solo como acompañantes de Hernán Cortés, no llevaron peticiones y en consecuencia no obtuvieron nada a su regreso en el año de 1530, Zapata y Mendoza: “Primera ida de los caciques tlaxcaltecas a España”, para este viaje. Es muy seguro que le entregarán al monarca el “Origen de la Nación Tlaxcalteca” escrito por el alumno de la escuela desde 1524 Benito Itzcacmacuextli.

La presencia de Motolinia, seguramente desde el año de 1532, impulsó de manera definitiva realizar por su cuenta este viaje, acordado con la Segunda Audiencia en Ciudad de México, a fin de obtener privilegios para Tlaxcala.

De manera preponderante se obtiene Escudo de Armas y la autorización de categoría política de Ciudad, para la incipiente población, asentada en el valle de Chalchihuapan, en donde ya se contaba con un monasterio para seis frailes y una capilla, que era nada la sede del Primer Obispado de Nueva España y el segundo de América Continental en el sitio llamado Cuitlixco, es decir, donde ahora se ubica la Plaza de Toros junto a la avenida Independencia.

Esta comisión, considerando que aún no había gobierno indígena y que la autoridad española era el Corregidor Hernando de Elgueta, fue encabezada por Diego Maxixcatzin Tlilquiyahuatzin, Sebastián Yaotequihua y Martín Xiuhtlalpiltzin; en la cédula del 22 de abril de 1535, se señala a Diego Maxixcatzin como gobernador de la ciudad de Tlaxcala, pero esto es un legalismo para sustentar la petición que no se podía recibir de una autoridad indígena (sucesor de Ocotelulco).

Tradicionalmente se considera que el escudo estuvo en la ciudad hasta el imperio de Maximiliano y fue llevado a la ciudad de México para que lo examinara la Comisión Científica  Francesa, perdiéndose su ubicación hasta que en el año de 1974 fue adquirido por el Centro de Estudios de Historia de México CARSO, donde a la fecha se conserva.

La parte que nos interesa de la Cédula Real (muy reproducida) es lo siguiente: “Por cuanto Don Diego Magiscaco (sic) por Maxixcatzin, gobernador de la ciudad e provincia de Tlaxcala, en nombre de la dicha ciudad nos suplicó que, acatando los servicios que nos ha hecho, e que hasta ahora ha estado la dicha provincia en nuestra cabeza, fuésemos servidos de señalar armas a la dicha ciudad, según de como las tienen las otras ciudades y villas de las nuestras, unas con título de lealtad, pues aquella provincia la había tenido en nuestra corona real o como la nuestra merced fuese.  E nos, acatado lo susodicho y porque somos ciertos y certificados de los servicios que los principales y pueblos de la dicha provincia nos han hecho e a más que así lo continuarán de aquí adelante, tenémoslo  por bien y por la presente hacemos merced y queremos y mandamos que ahora y de aquí adelante la dicha ciudad de Tlaxcala se llame e intitule la Leal Ciudad de Tlaxcala”.

El haber recibido estas dos distinciones por parte del propio Monarca en una audiencia, es muy especial porque implicó el reconocimiento público del favor, de la más alta autoridad, hacia Tlaxcala No solo se trata de establecer como ciudad a la población, sino de darle un rango político superior; lamentablemente, al fin, indígenas, esto y otras promesas de privilegios no fueron puestas en la práctica.

En el Archivo general de Indias está un expediente en donde se asienta que a Diego Rodríguez de Narváez se le pagaron 3 ducados de oro por realizar el dibujo.

Este Escudo de Armas se presentará a la población en junio de 1536 durante la celebración de la fiesta de Corpus Christi.

La imagen que agregamos es del año de 1689, es la portada del texto de Zapata y Mendoza llamado “Historia de la Ciudad de Tlaxcala”, destaca lo que es el cerro de Texcalticpac en la parte superior y aparentemente una garza también que no son parte del escudo autorizado.

En algún momento, no determinado, después de 1915 se comienza a utilizar como escudo del Estado.

Estudios de este escudo de armas como el de Gustavo Mauoleón permiten entender la importancia de su concesión, así como un contenido muy amplio más allá de los elementos que contiene.

adiazdelamora@yahoo.com.mx

Related Posts

Comments (1)

Un historia que todo tlaxcalteca debe recordar

Leave a comment

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial