¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Derechos Humanos

Carnalas del polluelo confrontaron a Karla. También explotaba mujeres: Karla Jacinto, parte 1


El teléfono comienza a sonar. Contesta una mujer que señala que en un momento enlazará para comenzar la entrevista. 

Creo que no está cerca del teléfono; déjame revisar. Colguemos y te marco en un momento. 

Un minutos después devuelven la llamada. 

– Ahora sí, ya está Karlita. Te la comunico. 

Karla Jacinto es una sobreviviente de trata de personas; una mujer que fue explotada sexualmente de los 12 a los 16 años, y desde 2009 que fue rescatada, ha emprendido no solo una lucha por exigir justicia, sino un camino desde el activismo para visibilizar el problema y mandar un mensaje muy claro: Todas las mujeres sobrevivientes de situaciones de violencia tienen una hoja en blanco enfrente de ellas. 

Desde el otro lado de la línea, en algún lugar seguro, escucha la primera pregunta:

¿Cómo te sientes? 

Pues emocionalmente preocupada, no puedo dar una respuesta que sea positiva de todo esto. Ya pasó más de 12 años en libertad y ya cuando todo empieza a verse para mejorar pues sale esto. 

Karla se refiere a José Inés N., alias El Polluelo; a quien desde 2014 denunció junto con Gerardo N., alias El Cepillo, y Leticia N., que actualmente están presos luego de que fueran  capturados el 7 de agosto del año pasado, por haberla tenido cautiva en esclavitud sexual por cuatro años. El mismo sujeto que hoy se encuentra libre luego de ser aprehendido por un juez que ordenó su captura y dos días después de atraparle definió en el auto de libertad “falta de elementos” para poder procesarlo. 

Llegar a su aprehensión el pasado 2 de junio en el municipio de Santa Cruz Quilehtla, en Tlaxcala, es el resultado de un proceso que para Karla ha implicado el seguimiento de carpetas de investigación y de un expediente con tres denuncias que ya cuenta con 13 tomos. Sobre la implicación del Polluelo, ¿Desde la primera denuncia lo mencionas?

Desde la primera denuncia se refiere a él. Él está en la denuncia desde la primera vez y lo que me indigna más es que digan que no hay suficientes pruebas para detenerlo. Lo preocupante no es que pase lo que sucedió, me preocupa más que ande libre porque él fue cómplice de lo que Gerardo me hizo. Eso es lo que me indigna más porque a qué persona le gustaría estar esa situación y que alguien vea pues que realmente yo no era dueña de mis propias decisiones. 

Desde 2009 a la fecha, Karla ha emprendido un viaje interminable para buscar justicia, con una madurez y fuerza que muy pocos pueden explicar luego de haber sido abusada sexualmente en promedio 30 veces al día, sin descanso. 

Pensando que recordar es volver a sufrir, pero apelando, Karla, a la madurez, entereza y fortaleza que escucho en tu voz, te pregunto; en ese proceso de esclavitud que viviste, ¿Qué pasajes tienes del Polluelo que lo involucren como parte de la red de trata de personas de la que fuiste parte?

No son tan bonitos. Bueno, la primera vez que yo conozco al Polluelo fue cuando por primera vez voy a Tlaxcala; cuando este tipo Gerardo Altamirano me empieza a decir que yo era alguien muy importante en su vida. 

Una vez nos encontramos en una autopista y el se referia a que era su primo y cuando nos encontramos, tanto Gerardo como el Polluelo empezaban a decir: ‘Él está super enamorado de ti, quiere estar contigo, quiere hacer una familiar contigo’. 

La verdad es que me impresionaba, yo pues era una niña que venía con carencias de amor, pero por falta de atención, por falta de oportunidades y todo lo que me decían pues a mí me convencía de que yo podía vivir otra realidad. 

Después de que yo ya pasé por todo eso, lo que sucedió es que una vez ya cuando estaba en el tema de la trata sucede que una chica encontró unas fotos mías desnuda. Cuando este tipo me pega por primera vez, me toma fotos desnuda, me golpea con cadenas. Todo eso pasó un tiempo ya después de que me explotó. Ya estaba yo en Puebla, primero me pasaron a Irapuato y luego en Puebla. Cuando sucede en Puebla, conozco a una chava que se dice que era de Tabasco y era una chica que se dice que era del Polluelo. 

 

No me golpearon ese día ellas, pero llega un punto en el que ya había sacado mi día y llegó a mi cuarto, en donde me quedaba allá en Puebla y resulta que Gerardo llega con la foto en la mano que tenían ellas de hace tiempo; la misma foto que te conté por primera vez que me tomaron desnuda. 

Para eso, tú no puedes reconocer a nadie. Tú no puedes decir si conoces o no conoces a nadie. Eso es como un pecado en ese tipo de situaciones. No puedes reconocer a nadie porque pues te va mal. Entonces así me empieza a poner con muchos tratantes en ese mismo lugar y me empieza a golpear casi matándome. 

Esa vez empiezo a escuchar varios voces que le dicen ‘Ya Cepillo’, porque a Gerardo le decían Cepillo, ‘La vas a matar’, pero yo ya toda golpeada, mallugada. 

Pero el punto es que el Polluelo estaba ahí. El Polluelo fue cómplice de Gerardo. Y lo que más me enoja es que precisamente sea la misma persona que está libre ahorita porque a parte también cometió un delito conmigo porque aún aunque digan que no, sí lo cometió. 

Karla empezaba a encontrar tranquilidad, pues pensaba que su paz estaba ya muy cerca. En el libro que escribe en co-autoría con la activista Rosi Orozco, Hoja en Blanco, señala que el 98% de las mujeres sobrevivientes de la trata de personas con fines de explotación sexual, encuentran tranquilidad una vez que tienen a sus padrotes en la cárcel. 

Y me duele mucho porque es indignante para mí que el tipo de personas como ellas que explotan a mujeres para su beneficio, a niñas y a niños estén libres.

 

La liberación del Polluelo no es el único paso hacia atrás que pudiesen dar las autoridades para la reparación del daño de Karla, pues el 27 de agosto, el Cepillo, tratante tlaxcalteca que la enamoró luego de que se acercara a ella en un vagón del metro Pino Suárez en la Ciudad de México, de donde es originaria, para trasladarla a otras ciudades y prostituirla, presentó un amparo en el Juzgado Primero de Distrito.

El 29 de junio a las 9:10 se hará la audiencia constitucional, audiencia que llevará el juez Ramón Jiménez Casco, Juez Penal del Dto Judicial de Guridi y Alcocer. 

El mismo que dejó libre al Polluelo. 

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.
Written By

Comunicólogo de profesión, músico por pasión, docente y periodista con convicción.

Click para comentar

Quizá te pueda interesar:

DESTACADO

Desde el Centro Fray Julián Garcés reconocemos la relevancia de la Declaratoria de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) por...

DESTACADO

Tlaxcala, Tlax. No es desconocido que Tlaxcala ocupa los primeros lugares en delitos de trata de personas. Tanto como víctimas, como victimarios. Por lo...

DESTACADO

En el Día Mundial contra la trata de personas, desde el Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local, A.C., insistimos en la...

Cultura

Tlaxcala, Tlax. Hace unos meses te presentamos a Ana Reyes, dramaturga Tlaxcalteca y su obra Bioluminiscencia. Pero esta vez te decimos a que se...