Tlaxcala, Tlax. Feligreses y comerciantes del municipio de Zacatelco demandaron esta tarde en la Diócesis de Tlaxcala la remoción del fiscal José Luis País, de la parroquia de Santa Inés, a quien acusan de llegar a la fiscalía sin respetar el proceso de designación mediante usos y costumbres. 

Una treintena de inconformes acusaron al fiscal de encabezar la propuesta de llevar la feria ubicada en el primer cuadro del municipio al Centro Turístico Ejidal de Chatlal, lo que significa reubicar a los comerciantes y vendedores ambulantes para liberar la explanda de la parroquia y las principales calles del municipio.  

Acusaron al párroco Elpidio Pérez Portilla de autorizar el nombramiento y al presidente municipal, Tomás Orea Albarrán, de respaldar la propuesta, a fin de que sea removido el ambulantaje sin que se convocara a asamblea para la designación de los fiscales como establece los usos y costumbres.  

Reunidos afuera de la Diócesis, los feligreses solicitaron al obispo, Julio César Salcedo Aquino, reponer el procesos de selección del fiscal celebrado el pasado 9 de diciembre y remover al sacerdote Elpidio Pérez Portilla.  

El conflicto, con trasfondo religioso y ahora político, inició el 19 de diciembre cuando feligreses pidieron al obispo la destitución del sacerdote Elpidio por imponer al fiscal de la parroquia de Santa Inés, como por ejercer violencia religiosa contra los feligreses inconformes.

“Como ciudadanos mexicanos queremos exigir el respeto a nuestros uso y costumbres consagrados en la Constitución, en el artículo segundo, así como el principio de la separación iglesia-estado en el que no tengan que intervenir las autoridades municipales en la toma de decisión de los representantes de la comunidad religiosa católica”, señalaron esta tarde.