Adoptar cambió la vida de estos tlaxcaltecas y sus mascotas

A una gran mayoría de la gente nos gusta los animales y adoptar como mascotas a perros y gatos, o en casos más exóticos una iguana, tortugas o peces, según el gusto de cada quien. 

Pero ¿Qué implica tener una mascota?. El hecho de acoger una mascota es un compromiso muy fuerte, es un miembro más de la familia, requiere atención, cariño, comida, tiempo y esto por al menos 12 a 14 años que es el promedio de vida de un animal de compañía. 

Platicamos con dos veterinarios acerca de la tenencia responsable de mascotas, pues un animal conlleva muchos compromisos.

Los dueños ignoran los comentarios al adoptar

La doctora Anayeli Nava Pérez Ced. Prof. 9663828, con seis años de experiencia, comentó que para ella como médico veterinario, le resulta desalentador cuando los dueños no analizan todo lo que se necesita para adoptar una mascota.

“Profesionalmente es frustrante, como médicos ponemos mucho empeño a la medicina preventiva. Desde la primer consulta hacemos hincapié sobre el compromiso que implica acoger una mascota, así como los cuidados que va a requerir, desde cubrir un calendario de vacunas hasta cumplir con los requerimientos nutricionales”. 

Sin embargo, la doctora nos cuenta que, los dueños muchas veces ignoran los comentarios y cuando pasa el tiempo y descubren el temperamento o tamaño de la mascota que adquirieron, se decepcionan y los abandonan, pese a que es información que conocían desde el primer día.

El abandono es más común de lo que piensan

Muchas veces y sin importar si son de raza o no, la gente abandona a su suerte a los animales, como fue el caso de Max, un perro schnauzer que dejaron en el consultorio de Anayeli.

“A Max lo llevaron para un servicio de estética y cuando nos comunicamos con los propietarios nos dijeron que ellos no tenían mascota, insistimos pero tuvimos la misma respuesta así que se quedó abandonado en el consultorio. Afortunadamente una familia muy amorosa lo pudo adoptar y lo seguimos viendo. Es un perrito sumamente cariñoso amigable y muy tranquilo. Desconocemos la razón del por que habrán decidido abandonarlo”.

También la doctora acotó que es importante conocer las necesidades de la mascota que van a llevar a casa, estar conscientes de si pueden cubrir todo, desde el espacio, alimentación, cuidados de higiene, equipo de mantenimiento, cuidados médicos y la economía para solventar todo lo anterior.

Adoptar cambia tu vida y la de tu adoptable

Una de las principales razones por la que adoptar de manera responsable debe promoverse es la gran cantidad de animales sin hogar, que están en la mejor disposición de ser recibidos por alguna familia.

No es necesario continuar con las modas de adquirir un perro de raza. Afuera existen muchos otros animales, con características diferentes y únicas que pueden adaptarse a las distintas tareas y necesidades muy a pesar de que no cuenten con alguna línea sanguínea.

En ellos persisten las mismas actitudes, juguetones, amorosos, cariñosos y fieles igual que cualquier otra mascota.

No es solo el abandono, los animales lo pierden todo

El médico Bernabé Franco Chávez Ced. Prof. 12054491, expresó que en sus más de 40 años de experiencia como veterinario, para él es terrible que exista quien abandone a los animales y no hay motivo suficiente para hacer algo así.

“No se trata del abandono solamente, ellos están acostumbrados a un cierto nivel y estilo de vida, pierden todo en un momento, su casa, su familia, su seguridad y hasta se ve en riesgo su integridad”. 

Una perrita llamada Street

Siempre es posible hacer la diferencia con pequeñas acciones. El médico Bernabé Franco, nos contó la historia de Street, una perrita que adopto de la calle.

“Era una cruza de maltés, blanca, le di de comer muchos días, siempre la encontraba en la puerta de la casa, hasta que un día ya se quedo conmigo. Estuvo viviendo con nosotros como 5 años, hasta que se la regale a mi hermana Carmen, y es muy feliz con ella”.

Entre todos podemos hacer la diferencia 

Así como los médicos veterinarios hay personas que intentan hacer la diferencia desde pequeñas acciones, como es el caso de Antonio Hernández que en la medida de sus posibilidades y por iniciativa propia, ayuda animales en situación de calle.

“Es frustrante saber que no podemos ayudar a todas las mascotas que viven en la calle por culpa de dueños irresponsables”. 

Antonio dice que primero su pareja lo indujo a ayudar y buscar apoyo para perros y gatos abandonados, y después por su propia iniciativa y amor que siente por los gatos lo sigue haciendo cada que puede.

“Tener una mascota requiere mucho compromiso, responsabilidad y seriedad en sus decisiones, sólo infórmense bien de los cuidados que requieren y no los dejen salir de casa, esto ahorra muchos dolores de cabeza, dinero y esfuerzo”.

Antonio considera que adoptar un animal cambia la vida de las personas para bien, además de que es una gran satisfacción saber que las personas podemos ser parte de la solución, en la medida de nuestras posibilidades. 

“Algunos animalitos que he rescatado los he podido adoptar, otros los he dado en adopción y algunos otros les dejo comida cada que los veo. Creo que si cada ciudadano consciente, le diera de comer a un par de animales en situación de calle y se encargara de su esterilización lograríamos un gran avance, a corto plazo se controlaría la natalidad y a mediano plazo se reduciría la población”.

Diego el mejor perro guardián

Fernando Jiménez, nos contó la historia de Diego, un perrito de cruza que adoptaron su hija Milena y él.

“Diego llegó un día que fuimos a Petco y vimos perritos en adopción, salieron, Diego se acercó a Mile con un poco de miedo pero cariñoso, quedaron prendados inmediatamente, así que decidimos adoptarlo”.

Fernando nos explicó que Diego tiene poco mas de 2 años viviendo con ellos y debe tener unos 5 o 6 años de edad, aunque a ciencia cierta no lo saben.

“Su vida transcurre con mucha tranquilidad en casa, tiene juguetes y se divierte persiguiendo a los pájaros que tratan de comer sus croquetas, casi siempre está dentro de casa y le gusta ir por la pelota”.

Para Fernando, Diego es un gran aliado y guardián, con quien siente mucho amor y agradecimiento por todo lo que aporta a su vida familiar.

“Me ayudó a cuidar a Mile cuando tenia que dejarla sola en el departamento y yo tenía que trabajar. Es muy celoso de su deber de guardián, yo estoy muy agradecido por ello”, finalizó.


 Te puede interesar: Caballero quedó mal con personas con discapacidad 5 veces en 3 minutos

spot_img

Lo más reciente

Quizá te interese