¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Derechos Humanos

Juana regresó a Tlaxcala luego de trece años | Historia migrante

migrante-Tlaxcala-migración de retorno-Cafami

Juana Aztatzi tiene 33 años y es originaria del municipio de San Francisco Tetlanohcan. A los 15 años se fue sola a alcanzar a su hermana a Estados Unidos. Quería experimentar una vida diferente y con mejores oportunidades.

Con la ayuda de un “coyote” logró cruzar la frontera a pie. Mientras caminaba sentía mucho miedo pero su sueño de cambio la mantuvo muy fuerte a pesar de su corta edad.  “Era una de las primeras de la fila, procuré nunca quedarme atrás. Me fui sola, iba gente de mi pueblo pero yo era muy chica y no los conocía. Afortunadamente nunca nadie me faltó al respeto”.

Tres días después de su arribo comenzó a trabajar en una empacadora de carnes. Al principio sintió “muy mala vibra”, pero con el paso del tiempo aprendió a ser independiente y a entender el inglés.

“Había muchos paisanos y conocidos del municipio que dificultaban el comienzo de tu trabajo. No te apoyaban, no te enseñaban, fueron muy envidiosos. Ya cuando aprendes a hacer tus cosas y a entender el idioma te vales solo, las cosas cambian”.

Juana conoció a su esposo en Estados Unidos. Es originario del mismo municipio que ella. Tuvieron tres hijos; cada vez fue más difícil para ella trabajar y ser madre. Por lo que trece años después de irse decidió regresar a Tlaxcala.

Quería seguir trabajando pero tienes que pagar a una niñera para que te cuide a tus hijos durante la jornada laboral. Al tercer hijo todo se complicaba, era trabajar o cuidar a mis hijos. Prácticamente le daba más de la mitad de mi sueldo a la niñera. Entonces tomamos la decisión mi esposo y yo de que me regresara porque yo ya no estaba generando ingresos sino gastos”.

Cuando regresó a Tlaxcala señala que sintió mucha emoción. Pero poco tiempo después de establecerse recordó lo complicado que era todo. “Desde lo económico hasta la educación de mis hijos fue complicada. El entorno, todo fue muy difícil. Mi hija tenía 6 años y sabía leer solamente en inglés. Se le dificultó mucho la escuela, no conocía a los niños, tod3o fue muy difícil para ella”.

Su esposo regresó unos años después a Tlaxcala. A él le ha costado mucho encontrar un trabajo estable y ella perdió su empleo debido a la pandemia por el Covid-19. Por lo que emprendió un negocio de repostería. Juana no descarta la posibilidad de regresar a trabajar a Estados Unidos.

Comentó que su aprendizaje más grande como migrante es no depender de nadie. “Tienes que buscar las cosas por tus propios medios. Por más que la vida te ponga obstáculos, siempre debes tener la mentalidad de salir adelante”.

*Esta historia fue publicada originalmente por el Colectivo por una migración sin fronteras.


Te puede interesar: Marvin, Ernesto Y Julio Son Migrantes; Así Los Asaltan Policías De Tlaxcala

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.
Written By

Escribir y comer son su pasión.

Quizá te pueda interesar:

DESTACADO

Xaloztoc, Tlax. Vecinos del municipio de Xaloztoc continúan inconformes por el proyecto de construcción de una cancha de fútbol rápido y un gimnasio al...

Derechos Humanos

Totolac, Tlax. La síndica María Elena Conde Pérez señaló que tras suspender su pago a finales de agosto, el cabildo de Totolac le debe...

DESTACADO

Xaltocan, Tlax. Anahy Ramos es una educadora de preescolar y lleva 7 años siéndolo. Sus alumnos tienen la edad de  3, 4, 5 y...

DESTACADO

Tlaxcala, Tlax. La sección de trasparencia el Ayuntamiento de Chiautempan declaró gastos mensuales de entre 5 y 7 millones de pesos por servicios municipales....