¡Síguenos!

¡Hola! ¿Qué quieres buscar?

Derechos Humanos

Pablo Montero olvidó en Tlaxcala que Mario Marín torturó a Lydia Cacho

Lydia Cacho-Mario Marin-Pablo Montero-Memoria-Feria de Tlaxcala

Tlaxcala, Tlax. Hablemos de la memoria que es fundamental para alimentar desde recuerdos gratos, hasta aquellos que motivan la búsqueda de justicia. Para hacerlo, regresaremos primero al 2014. Año en que se vendían boletos de $100, $200, $300 y $400 para participar del abucheo que vivió Pablo Montero. Algunos lo recordarán más bien como su concierto en la Feria de Tlaxcala.

Un año en el que el cantante conseguía dos cosas: Regresar a las telenovelas con Mi Corazón es Tuyo – porque esto se trata de recordar -, y tener en unos de sus concierto al que en ese momento ya era ex funcionario poblano; y que este año se enfrenta a la justicia, Mario Marín Torres.

Hablando de la memoria, se trata del personaje que el portal Lado B recuerdan a la distancia como el funcionario del «pinche coscorrón«. Pues hace casi 14 años se expresó así del episodio de tortura que le hizo vivir a la periodista Lydia Cacho.

“Ayer le acabé de darle un pinche coscorrón a esta vieja cabrona».

Fue detenido ayer por la Fiscalía General de la República. Justicia que llega tarde, luego de la comisión del delito en diciembre de 2005.

Lo que recuerdan los asistentes

Al continuar rascando en la memoria, consultamos a un par de asistentes de ese viernes 24 de octubre, en el que el cantante – pasado de copas, recuerdan -, se refería al ex gobernador «al pinche estilo lamehuevos», calificó Ozmar Pedroza. Lector de este portal que compartió que acudió al evento con su madre, pues fue ese su regalo de cumpleaños – porque la memoria es variopinta -.

Justo en esa variedad de recuerdos, está la anécdota de Karla García. Ella también fue al concierto de Montero con una amiga. Karla recuerda que el abucheo no fue por Carlos Marín, si no porque el cantante se quería meter muy pronto. Mientras tanto, su amiga Cynthia no recuerda abucheo alguno, «Nadie lo abucheó, cantamos como locas y después salimos felices por la parte de atrás», rememora.

Karla no se equivoca. El abucheo fue muy temprano, tan solo había cantado su primer canción, cuando Pablo Montero presentó al también conocido como gober precioso diciendo: «Gracias por la compañía del ex gobernador de Puebla» pidiendo que se le brindara un aplauso, lo que desató la ola de chiflidos, abucheos y groserías.

Al cantante se le fue de la memoria – quizá solo ese día – los delitos por lo que Mario Marín ya era señalado en ese momento.

A Lydia Cacho nunca se le irá de la memoria

Dejemos a Pablo Montero un momento para decir que la memoria histórica le responde a Lydia Cacho no por abuchear, sino por una sólida insistencia en su denuncia.

Cacho resistió acusaciones de difamación en su contra, tener que dejar el país – recibiendo disculpa pública en abril de 2019 por la administración actual -; además de ser saqueada -sustrayendo material periodístico sensible del que afortunadamente tenía copia en el extranjero – y que envenaran a sus mascotas también en ese año como parte de la sucesión de represalias en su contra. Represalias por poner al descubierto la complicidad de Marin en una red de prostitución infantil en su libro «Los demonios del Edén».

En abril de 2019 se emitieron órdenes de aprehensión contra Mario Marín, Kamel Nacif y contra el exdirector de la Policía Judicial de Puebla, Hugo Adolfo Karam Beltrán, luego de encontrarse pruebas que acreditaban su complicidad en una red de prostitución infantil.

Kamel Nacif, es también conocido como el “Rey de la mezclilla”, debido a las empresas textiles y maquiladoras que tiene en diferentes estados del país como Puebla, Chiapas, Quintana Roo y Tlaxcala, en donde habría explotado a sus empleados, algunos incluso siendo menores de edad.

¿Qué lugar tiene Kamel Nacif en la memoria histórica de Tlaxcala? Nos encontramos indagando.

Mientras tanto, regresemos con Montero

Hablamos también con otra asistente del concierto de Pablo Montero, Fernanda Domínguez. Tanto ella como su esposo recuerdan el abucheo, «pero no fue mucho», dicen. Fernanda se llevó el sombrero de Pablo Montero ese día. «Me gané el sombrero, por cierto. No pelee por él, neta me cayó», sonríe dando otro ejemplo de la pertinencia de los recuerdos para la memoria.


Te puede interesar: Lo Que Callamos Periodistas En Tlaxcala Sin Leyes Que Protejan Derecho A La Información

Escenario Tlaxcala no recibe dinero por convenios oficiales y no pretendemos hacerlo. Necesitamos de ti que eres parte de esta comunidad de lectores. Suscríbete a nuestro ejército de guerreros y luchemos juntos por más periodismo independiente y contra la desinformación.
Written By

Comunicólogo de profesión, músico por pasión, docente y periodista con convicción.

Quizá te pueda interesar:

Derechos Humanos

Tlaxcala. Derivado de la decisión del ITE sobre los 4 comunicadores que moderarán los debates a la gubernatura, periodistas de Tlaxcala se pronunciaron en...

Derechos Humanos

Escenario Tlx está en crisis y no tiene que ver con dinero, ¿Nos ayudan? Tlaxcala, Tlax. Antes de la crisis, déjanos contarte una historia....

Derechos Humanos

Tepetitla, Tlax.  Ayer circuló en redes unos videos donde una pareja de policías realizaban movimientos obscenos. Algo que fue retomado por medios de comunicación,...

DESTACADO

Tlaxcala, Tlax. Kamel Nacif es una de las piezas claves en el caso Mario Marín, detenido por acusaciones de tortura contra la periodista Lydia...